Un millar de hoteleros de Mallorca están convocados hoy a elegir al nuevo presidente de la FEHM

Los 924 hoteles que forman parte de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) están llamados hoy a las urnas para elegir al que será el presidente de la organización durante los próximos tres años. Dos son los candidatos a suceder a Pere Cañellas: Antoni Horrach y Juan José Bonnemaison.

A las 12:30 horas comenzará el proceso electoral, que tendrá lugar en la sala de asambleas de la FEHM, permitiéndose un voto por establecimiento. La urna se cerrará a las 18:00, momento en el que se procederá al recuento. Conocido el nombre del ganador se celebrará una Asamblea de Asociados a cuya aprobación deberá someterse la Junta Directiva del nuevo presidente. Esta es la primera vez que existen dos opciones para la presidencia de la FEHM. Hasta ahora, el presidente había sido consensuado entre las asociaciones hoteleras, presentándose una única candidatura. La propuesta de Horrach, director general de HM Hoteles, viene auspiciada por la Asociación Palmanova-Magalluf, de la que es vocal. La de Bonnemaison, consejero delegado de los hoteles Las Gaviotas y Blue Bay Club, está impulsada por la Asociación Hotelera de la Playa de Muro, en la que ocupa el cargo de vicepresidente. Cambio de usos Ambos candidatos han manifestado a lo largo de la campaña su intención de pedir al nuevo Gobierno autonómico que haga posible el cambio de usos como vía para mejorar la calidad de la planta hotelera. Entrevistado por HOSTELTUR TV, Horrach apostó por buscar fórmulas concretas para cada establecimiento necesitado de renovación, destacando que existen múltiples posibilidades. En su opinión, soluciones como las que ofrecen los condohoteles son muy válidas, ya que "a los ojos del cliente, el establecimiento sigue siendo un hotel, pero cuenta con ingresos que ayudan a acometer reformas y sanear las cuentas, manteniendo la unidad de explotación". En el mismo programa, Bonnemaison consideró que la obsolescencia es un problema que afecta sólo a algunas zonas, en las que es preciso actuar cuanto antes. "Lo que no hay que hacer es realizar simplemente una reconversión de hotel a edificio de apartamentos, por ejemplo, porque eso sería competencia no deseable para los hoteles", añadió. En este sentido, el acuerdo para la gobernabilidad de Baleares, que han suscrito PSIB-PSOE, Unió Mallorquina y las fuerzas de la izquierda ecologista y nacionalista integradas en el Bloc, especifica textualmente su objetivo de "no favorecer cambios de usos hoteleros a residenciales" sino dar prioridad a los "esponjamientos y equipamientos". Sobre el nuevo Ejecutivo balear Acerca del nuevo presidente del Govern Balear, Francesc Antich, quien ya ocupó el cargo entre 1999 y 2003, tanto Horrach como Bonnemaison se muestran optimistas. Ven positivo que haya reconocido haber aprendido de los errores cometidos en el pasado y haber mostrado su intención de que esta vez la relación con los hoteleros será diferente. Discrepancias En lo que no coinciden los dos candidatos es en la organización interna de la Federación. Bonnemaison plantea realizar modificaciones para que los asociados participen más en la actividad de la entidad y "no se limiten a asistir a las sesiones de la Asamblea, en las que se les da cuenta de las acciones realizadas". Horrach se propone crear una directiva que funcionaría con departamentos a modo de "carteras", pero "que sea siempre la Asamblea la que guíe los cambios". Araceli Guede (hoteles@hosteltur.com) 
cañellas dentro.jpgcañellas dentro.jpg

cañellas dentro.jpgcañellas dentro.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.