La gestora aeroportuaria BAA de Ferrovial es multada mientras varios de sus directivos han abandonado la empresa

La gestora de aeropuertos BAA, propiedad del grupo español Ferrovial, ha anunciado la designación de dos nuevos altos ejecutivos en su consejo de administración, dos figuras británicas de prestigio, después de que algunos altos cargos de la compañía hayan dimitido en las últimas semanas. Paralelamente se divulgó la información de que la filial de la constructora española ha sido multada por retrasos registrados en julio en los aeropuertos de Heathrow y Gatwick.

El presidente adjunto del banco Barclays, Nigel Rudd, de 61 años, será el nuevo presidente no ejecutivo de BAA en sustitución del máximo responsable de Ferrovial, Rafael del Pino, que ocupaba el cargo de forma provisional desde diciembre del 2006. Rudd, al que BAA califica como uno de los empresarios "más respetados" del Reino Unido, es también consejero de otras empresas como el grupo de defensa BAE Systems y fue anteriormente presidente del grupo británico Boots, del sector de farmacia, perfumería y cosméticos. Para Rudd, se trata de uno de los "mayores desafíos" de su carrera. John Stevens, de 64 años, asesor del primer ministro británico, será consejero no ejecutivo en sustitución del consejero delegado de Ferrovial, Joaquín Ayuso. Stevens, piloto de avión cualificado, es actualmente asesor de Gordon Brown en temas de seguridad internacional, y entre los años 2000 y 2005 fue comisario de la Policía Metropolitana de Londres. Este refuerzo del Consejo de Administración de BAA llega al tiempo que se conoce la tercera dimisión de un alto cargo de la compañía en las últimas semanas: la del director de seguridad y servicios, Donal Dowds. Asimismo han dejado últimamente la compañía Tony Douglas, director general del aeropuerto londinense de Heathrow, el de mayor tráfico de Europa; y el director de asuntos corporativos de ésta, Duncan Bonfield, quien acusó a Ferrovial de intromisión diaria en su trabajo y de "inepta" labor de comunicación, según medios británicos. BAA tuvo que salir al paso de las informaciones difundidas en el sector acerca de que preparaba una fuerte reducción de personal. La compañía admitió ayer que recortará la plantilla sin precisar en qué proporción, pero negó enérgicamente que vayan a verse afectadas hasta 2.000 personas. Asimismo, The Daily Telegraph ha difundido ayer que la filial de la constructora española ha sido multada con 146.000 libras (unos 200.000 euros) por la Autoridad de la Aviación Civil (CAA, en sus siglas en inglés) por los retrasos registrados el pasado mes de julio en los aeropuertos de Heathrow y Gatwick. 
BAA dentro.jpgBAA dentro.jpg

BAA dentro.jpgBAA dentro.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.