Diario 5324 17.07.2018 | 02:29
Hosteltur: Noticias de turismo

Experto reivindica "equilibrio entre lo religioso, lo cultural y lo turístico"

17 noviembre, 2007
El catedrático de la Universidad Complutense de Madrid Miguel Angel Troitiño defendió en el Simposio Internacional "La Europa de las Catedrales", "un equilibrio entre lo religioso, lo cultural y lo turístico" y ha rechazado que estos templos se conviertan en lugares de visita masiva como las playas.
Troitiño, experto en Geografía Urbana, que ha intervenido en la planificación de centros históricos de ciudades como León, Salamanca, Granada o Córdoba, afirmó que "las catedrales no deben ser lugar de visita masiva, como las playas" y apostó por desarrollar políticas para atraer "visitas cualitativas". En su opinión, hay que impulsar medidas para el "uso responsable del patrimonio" y para garantizar, en el interior de los templos, un perfecto equilibrio entre lo religioso, lo cultural y lo turístico y en su entorno un equilibrio entre lo religioso, lo cultural, lo turístico, lo comercial y lo residencial. Según los datos aportados por el catedrático, hay catedrales como la de Sevilla, visitada anualmente por 1,4 millones de personas; la Sagrada Familia de Barcelona, por 2,5 millones, o la de salamanca, por 1 millón de turistas. Esta masificación del turismo provoca que en algunas ciudades, como Barcelona o Santiago de Compostela, se empiecen a estudiar soluciones a los problemas que genera. Troitiño recordó que solo el 10% de los que acuden a las catedrales lo hacen por motivos religiosos, y el resto, como visitantes. Por ello, añadió, es "muy importante" no sólo la redacción de los planes directores de las catedrales para su recuperación, mantenimiento y gestión, sino arbitrar políticas de recuperación urbana en los centros históricos, que estén en sintonía con la protección de estos templos. Una apuesta por el turismo de calidad Javier Rivera Blanco, catedrático de Historia de la Arquitectura de la Universidad de Alcalá de Henares y coordinador del Simposio, se mostró partidario de un modelo de gestión que suponga un equilibrio entre los aspectos litúrgicos y turísticos. Asimismo, apostó por cobrar a los turistas por acceder a estos templos, para contribuir a su mantenimiento, pero siempre que estas visitas no alteren los valores culturales y religiosos de los templos. Francisco Navarro, delegado de administración y patrimonio de la Catedral de Sevilla, destacó que el mantenimiento, la conservación y la restauración es el reto más importante de la gestión de las catedrales, de ahí que adquiera una relevancia fundamental la captación y administración de recursos económicos. Francisco Javier Alonso de la Peña, arquitecto del Plan Director de la Catedral de Santiago de Compostela, explicó que en 2005 se acordó actualizar el plan director del monumento. Su necesidad, según dijo, viene exigida, entre otros factores, por la evolución de los usos de culto y culturales sobrevenidos con la revalorización del Camino de Santiago y la masiva afluencia de peregrinos y turistas en los últimos años. En este simposio, que se celebra en Burgos, organizado por la Fundación del Patrimonio Histórico Artístico de Castilla y León, se estudian las intervenciones y modelos de gestión de catedrales como Sevilla, Salamanca, Santiago de Compostela, Burgos, París, Turín, Viena, Amberes, Lisboa o Estambul, entre otras. HOSTELTUR (actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.