Sol Meliá destinará 325 M € a la adquisición de pequeñas y medianas cadenas

El nuevo Plan Director de Sol Meliá, que abarca el periodo 2008-2010, contempla que la compañía invertirá 650 millones de euros en su expansión. La mitad irá destinada a la compra de pequeñas y medianas cadenas, según afirmó su co-vicepresidente, Sebastián Escarrer, quien especificó que esas adquisiciones se realizarán "en Estados Unidos y en los principales países europeos".

Explicó que se tratará de cadenas cuyos establecimientos se puedan adecuar a los estándares de las marcas del grupo. De hecho afirmó que a la hora de realizar las próximas compras será un aspecto que se tenga muy en cuenta, por encima del RevPar. Añadió que el plan no plantea la adquisición de compañías grandes, aunque no es algo que descarten, "dada la situación de debilidad de algunas cadenas". Nuevo modelo de negocio Durante los próximos tres años, la compañía se centrará en tres líneas de negocio, "siendo más hoteleros que nunca": los hoteles, Sol Meliá Vacation Club y Leisure Real Estate. En el primer caso, además de acometer una fuerte expansión, continuarán con la renovación de la firma Meliá, iniciada el año pasado, y con el posicionamiento del resto de marcas. La corporación prevé incorporar 79 hoteles de aquí a 2010, que sumarán 19.685 habitaciones, el 42% de las cuales ya están firmadas. El objetivo es que el RevPar aumente un 6,7% y que la contribución al Ebitda del negocio hotelero sea del 80%. En cuanto a Sol Melia Vacation Club, se reforzará su posición en el Caribe. "Allí hay nichos que nuestros competidores, principalmente norteamericanos, no están cubriendo", apuntó Sebastián Escarrer. También se impulsará su presencia en Europa. No en vano se desarrollarán en total 1.000 nuevas unidades. La meta es que esta división pase de suponer el 10% del Ebitda a representar el 13%. Y respecto a Leisure Real Estate, que contribuirá al Ebitda en un 7%, se proyectarán condohoteles y se desarrollarán los cinco millones de metros cuadrados que la compañía posee en Brasil, donde hay 1,6 millones de metros cuadrados de terreno residencial para la venta. En líneas generales, la expansión se centrará principalmente en el segmento vacacional, con la puesta en marcha de condohoteles en España, el desarrollo en países de la cuenca mediterránea y del este de Europa, y proyectos mixtos en el Caribe y Latinoamérica, siendo Brasil un centro de inversión importante. Entorno incierto en 2008 Gabriel Escarrer, quien ocupa la Vicepresidencia junto a su hermano Sebastián, expuso por su parte que 2008 será un año en el que se dará un cambio en el entorno macroeconómico. Entre otras circunstancias se producirán dificultades en el sector inmobiliario. "No obstante, esto puede suponer una oportunidad para nosotros, ya que nos puede permitir comprar inmuebles a precios más razonables", apuntó. "En España, en los últimos años, promotores e inmobiliarias han entrado en la hotelería con el objetivo de diversificar sus negocios. Ahora, con el estrechamiento del crédito quieren volver a centrarse en su actividad estratégica y están llamando a nuestra puerta para ofrecernos sus activos", resaltó. Igualmente indicó que tendrá lugar una restricción de la oferta. "En los últimos años se ha producido un aumento en el número de establecimientos de entre el 7 y el 8% y se ha llegado a la sobreoferta en algunas zonas. Ese crecimiento se contraerá. De hecho, en 2007 ha sido del 1%", agregó. En este contexto, pese a que avanzan que se producirá una desaceleración de la economía y del consumo, lo que restringirá la demanda, y se darán hechos como el aumento del precio de las materias primas y de los costes energéticos, los co-vicepresidentes de Sol Meliá auguran que el grupo repetirá en 2008 los "históricos" resultados cosechados en 2007. "La demanda desciende, pero sigue siendo fuerte, y se ha producido un estancamiento de la oferta. Antes la demanda crecía pero la oferta era excesivamente alta, por lo que aumentar el RevPar era difícil", indicó Sebastián Escarrer. Además aseguró que la compañía cuenta con fortaleza para afrontar las nuevas circunstancias, gracias a su sólida situación financiera, la diversificación del negocio y su credibilidad. Consideran que en España, zonas como Baleares experimentarán un descenso en el número de turistas nacionales, que en ningún caso llegará a los dos dígitos. Sin embargo creen que se verá compensado por el mantenimiento del mercado británico, una ligera mejora del alemán y la llegada de visitantes procedentes de países emisores emergentes, como Ucrania o Rusia. "Esa desaceleración del mercado nacional no la hemos notado en el segmento urbano, donde, además de que la oferta tiende a estancarse, hay una serie de acontecimientos como la Expo de Zaragoza, la Fórmula 1 en Valencia o el desarrollo de la nueva Terminal en El Prat, que nos hacen ser optimistas. En la costa peninsular también tenemos mejores expectativas", expuso Sebastián Escarrer. El objetivo de la empresa es llegar a 2010 con unos ingresos de 1.835,8 millones de euros, lo que supone un aumento del 10,3% con respecto a 2007, y un Ebitda de 479,1 millones, un 11,1% más. Araceli Guede (hoteles@hosteltur.com) 
sol melia n de d.jpgsol melia n de d.jpg

sol melia dentro.jpgsol melia dentro.jpg

sol melia fuera.jpgsol melia fuera.jpg

sol melia dentro.jpgsol melia dentro.jpg

sol melia n de d.jpgsol melia n de d.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.