La zona euro crecerá un 1,7% y España un 2% en 2008

Los pronósticos de entidades tanto nacionales como internacionales vuelven a hablar de decrecimiento. Mientras que el FMI es un poco más optimista con respecto a la zona euro (pero no con España), el BBVA reduce sus previsiones a un 1,7% para la misma región. El Gobierno español habla de un crecimiento del 2% para el país, y Standard & Poor's indica que el rápido crecimiento de los últimos años y el nivel de endeudamiento son las causas principales de la actual coyuntura española.

El Fondo Monetario Internacional ha moderado sus previsiones de crecimiento para la zona euro en 2008, pasando del 1,4% al 1,7%. Igualmente esta cifra está casi un punto por debajo del crecimiento registrado en 2007 e indica un decrecimiento general importante. Las mejores estimaciones para la eurozona se deben a la resistencia demostrada por sus países, durante el primer trimestre, a los vaivenes económicos internacionales. La fortaleza alemana, con un crecimiento del PIB del 1,5% en los primeros tres meses del año, es aplaudida por los expertos financieros. Por el contrario, España verá reducida su actividad. Otro informe económico, el del servicio de estudios del BBVA, pronostica un crecimiento para la zona euros del 1,7% para el 2008, que bajará hasta el 1,1% para el 2009. Las causas de esta caída, apuntadas por la institución bancaria, son la apreciación del euro, las turbulencias financieras y la inflación de materias primas. España crecerá menos de lo anunciado Por parte del Gobierno español, el ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha vuelto a bajar las previsiones del PIB, que ahora estiman en un crecimiento más cercano al 2%, mientras las últimas cifras hablaban de un 2,6% o, incluso, en el peor de los casos de un 2,3%. Solbes se refirió a la situación actual como "grave y preocupante", si bien confía en que "en un año o en un par de años" el PIB se recuperará hasta progresar, de nuevo, al 3%. Para el FMI la economía española no destacará por su buen funcionamiento, ya que su desarrollo se aproxima a la media de los países del euro. El FMI espera que el PIB español a finales de año sea del 1,9%. Hace dos meses esta previsión era del 1,8%. El peso o la carga de la construcción Según Howard Davies, director de la London School of Economics, la magnitud de los efectos de la crisis internacional en España se deberá, en gran parte, a la dependencia de su economía de los ámbitos constructor e inmobiliario. En una entrevista concedida al diario El Mundo, Davies afirma que "en España se ha construido mucho y la construcción supone un porcentaje muy grande". Por ello acusará una mayor desaceleración al descender la venta de inmuebles y al aumentar el paro en la construcción y en los servicios afines a este sector. De otra parte, la compañía que elabora estudios financieros Standard & Poor's señala que el caso español se asemeja al de los países escandinavos de hace 20 años que sufrieron una recesión después de un período de crecimiento rápido en el cual la deuda, tanto de familias como empresarial, se acumuló también de manera importante. Sin embargo S&P indica que en España la caída no será "tan espectacular" como lo fue para Suecia, Finlandia y Noruega hace dos décadas. En parte el equilibrio vendrá por el déficit fiscal, señala la compañía norteamericana, que facilita la capacidad de maniobra del sistema económico español. Carolina Sánchez Velasco (economia@hosteltur.com 
previsiones_dentro.bmpprevisiones_dentro.bmp

previsiones_dentro.bmpprevisiones_dentro.bmp

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.