La preocupación llegará si el paro se alarga

La huelga del transporte no afecta a hoteles y hostelería, de momento

Aunque el paro de los transportistas está generando que, a determinados puntos de la geografía española, no lleguen productos frescos a los mercados y, en consecuencia, al consumidor final, los establecimientos turísticos no están teniendo problemas, pues cuentan con stock suficiente de mercancías o sus fuentes de suministro no han parado. La huelga se ha notado de manera desigual en los destinos de costa.

Ganaderos gallegos que tiran la leche al no poder distribuirla, gasolineras catalanas que se "quedan secas" ante la falta de suministro y ante el acopio preventivo de carburantes por parte de consumidores alarmados, cadenas de supermercados con un nivel "importante" de desabastecimiento en productos perecederos... Estas y muchas más fueron las noticias que se escucharon durante el día de ayer. La huelga de los transportistas, que reclaman medidas ante la subida de los carburantes y, por tanto, ante el incremento de sus gastos y la merma de sus beneficios, comenzaba ayer, tras tres jornadas de paro, a repercutir en una parte del sector comercial, al menos en su stock. El sector hotelero y la hostelería no parecían, sin embargo, advertir consecuencias negativas de este paro. Aún era temprano ayer para ello. José Luis Guerra, adjunto de la Presidencia de la FEHR (Federación Española de Hostelería) declaraba a HOSTELTUR que "hasta ahora, la huelga no ha afectado de manera reseñable" a los restaurantes. Aunque al mismo tiempo advertía de que si la huelga se alargara, sí que podría llegar a ser "preocupante" en cuanto a los productos frescos. Dado el inicio de la temporada y el esperado aumento de visitantes, a los empresarios de la hostelería "les ha cogido con reservas" suficientes. Si bien el acopio de mercancía depende del tipo y el tamaño de los establecimientos, por ello Guerra señala que unos están más preparados que otros. Repercusión desigual La influencia de esta huelga se distribuye de manera desigual entre las comunidades autónomas. Desde la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Gran Canarias informaron de que en el archipiélago la Federación de Transportes no está secundando la huelga a nivel general –aunque sí haya cierto apoyo en cuanto a movimiento sindical-, con lo cual el sector no está sufriendo "ninguna repercusión" en la distribución intra isla, así como tampoco está afectando al comercio o a las gasolineras. Por el contrario en algunas partes de la Costa del Sol ya comienzan a notar la falta de productos frescos, como el pescado, la carne o las verduras; si bien, en cuanto a suministro de productos energéticos, como gas o gasoil, no se aprecia déficit, por el momento. Vicente Romero, presidente de la Asociación de Directores de Hoteles de Andalucía confirmaba ayer a HOSTELTUR que "dependiendo de dónde lleguen los proveedores" algunos hoteles se estaban viendo afectados, sobre todo aquéllos que reciben pescado de Galicia o Madrid, o verduras y frutas frescas. Por otro lado, aquellos hoteles que acuden a los mercados locales (Sevilla, Málaga,…) no estaban teniendo problemas de abastecimiento ayer. No hay alarma, por ahora Romero aseguró que los empresarios con los que mantuvo contacto en el día de ayer no mostraron "mucha inquietud", aunque estén alerta con lo que pueda pasar en las próximas jornadas. En este sentido, Bartolomé Servera, presidente de AFEDECO (Federación de Empresarios de Comercio de Balears) y presidente de la Asociación de Distribución de Alimentos y Bebidas de Balears, declaró a este diario que "no habrá problemas hasta el viernes", pero que entonces la situación, de extenderse el paro de los transportistas, llegaría a ser "grave" en las Islas por la falta de productos frescos. Aunque Servera también aclaró que los distribuidores, al prever la huelga, ya habían "garantizado un stock de todos los productos" que necesitan los establecimientos turísticos y los supermercados. Servera advierte de que, por otra parte, después de que se reestablezca la normalidad "pasarán al menos ocho o diez días hasta que podamos distribuir todos los productos". Para Servera hay que tener en cuenta que algunas fábricas han parado la producción, y que muchos productos frescos se están tirando o dejando pudrir en su lugar de origen a falta de un camión que los distribuya. Sí se registraron incidencias en algunas compañías de transporte marítimo, sobre todo en los enlaces entre Baleares y Barcelona y otros puertos peninsulares. La suspensión fue de más de 30 operaciones. Iscomar y Balearia, que conectan las Balears con la Península, se vieron obligadas a cancelar muchos de sus trayectos –tanto de pasajeros como de mercancías- por la falta de combustible. Acuerdos y reacciones Mientras tanto, el Ministerio de Fomento acordó el martes por la noche con la Comisión Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) un conjunto de 54 medidas para mejorar las condiciones de los trabajadores de este sector. En este paquete de medidas se recogen "muchas de las reivindicaciones" de los convocantes del paro, si bien éstos abandonaron la reunión al conocerse la muerte de un camionero en una de las protestas que hubo en Granada. Al final, en el día de ayer, consiguió llegar a un acuerdo con el 88% del sector, aunque la huelga continúa. El presidente de la Fenadismer (Federación Nacional de Asociaciones de Empresas de Transportes de Mercancías), Julio Villaescusa, afirmó que no levantaban el paro al no atenderse a la mayor reivindicación de su sector: la fijación de una tarifa mínima del gasóleo para los servicios de transporte que garanticen que cobran lo mínimo para cubrir costes. Sin embargo esta petición no fue recogida por el Gobierno en su propuesta de acuerdo. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, pidió ayer responsabilidad a las partes implicadas en la negociación y "prudencia" para los piquetes, y añadió que es "imposible" fijar tarifas "en una economía de mercado". De momento, el Ministerio ha dado por cerrada la negociación tras el acuerdo con ese 88%. El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Pedro Castro, subrayó la importancia de que se llegue a un acuerdo y se desconvoque una huelga, que, bajo su punto de vista, provoca "grandes tensiones y trastornos al ciudadano". Asimismo se mostró confiado en que huelguistas acerquen posturas con el Gobierno para que el conflicto no genere "consecuencias irreparables en la economía". Carolina Sánchez Velasco/Ángeles Vargas (economia@hosteltur.com) 
huelga_noti del dia.jpghuelga_noti del dia.jpg

huelga_dentro.jpghuelga_dentro.jpg

huelga_dentro.jpghuelga_dentro.jpg

huelga_noti del dia.jpghuelga_noti del dia.jpg

Comentarios 2

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Josejavier12/06/2008 6:06:00

La siguiente opinión está extraida de un foro y realmente es para tener en cuenta.

Interesante reflexión extraida de la web http://www.burbuja.info

"Viendo que últimamente servimos a unos cuantos medios de comunicación como referencia , me gustaría lanzar al aire una reflexión sobre la actual huelga del transporte...

(antes de empezar: llevo unos días sin entrar mucho, igual ya lo ha planteado alguien. Que por aquí se piensa mucho!!)

Estoy MUY INDIGNADO por el tratamiento que se le está dando a nivel informativo, pues en la mayor parte de los casos no se hace una crítica lógica:

1) Los que están en huelga NO SON TRABAJADORES que luchen por sus derechos laborales. SON AUT"NOMOS, ES DECIR, EMPRESARIOS UNIPERSONALES.
2) Estos EMPRESARIOS están luchando para que el gobierno INTERVENGA el mercado, argumentando la subida del carburante.
3) Estos EMPRESARIOS, al igual que otros sectores, han vivido una ÉPOCA DORADA durante la burbuja inmobiliaria, donde se ha disparado el sector. Sólo hace falta ver los datos de venta de vehículos comerciales para ver que así ha sido
4) Durante la burbuja, EL TRABAJO HA SIDO ABUNDANTE Y BIEN REMUNERADO.
5) Si ESCASEA EL TRABAJO, como EMPRESARIOS QUE SON, deben buscar soluciones: abaratamiento de costes, cambio de actividad, cierre, etc.
6) Si no ganan lo suficiente es que no les pagan lo suficiente (PEROGRULLO); y si no les pagan lo suficiente es que LA OFERTA ES DEMASIADO GRANDE. Es decir, sobra gente en el sector lo que impide que puedan subir los precios.
7) Están pidiendo que desde el gobierno regulen un sector privado formado mayoritariamente por EMPRESARIOS para obligar a pagar a OTROS EMPRESARIOS las tarifas que a ellos les convienen para mantener artificialmente un sector saturado.
Con impunidad están prohibiendo a TRANSPORTISTAS EXTRANJEROS, O PERSONAS A SUELDO (que no tienen nada que ver con ellos) EJERCER SU LIBRE ACTIVIDAD. Es más, estas personas a sueldo, en caso de que se aprueben estas tarifas PUEDE QUE PIERDAN SU TRABAJO, pues seguramente las empresas que tienen conductores a sueldo y mayor infraestructura consiguen precios más ajustados que en caso de que se aprobasen las medidas que se están pidiendo no les serviría para competir vía precios.
9) Abusando de que su herramienta de trabajo pesa 15 toneladas, están cortando carreteras fastidiando a muchos ciudadanos que nada tienen que ver con este tema, y no sólo un día, sino que planean hacerlo de forma continuada hasta que se admitan sus reclamaciones
10) No es lo mismo el daño que se produce por dejación de funciones (pongamos por ejemplo sector de la limpieza), algo lícito en una huelga, que la toma POR LA FUERZA de las carreteras de entrada a las grandes ciudades, ocasionando que la gente que vive fuera tarde aún más en llegar a trabajar.

En fin, que estoy harto de ver como en la prensa o por la TV se les da un tratamiento cercano al que se daría a una huelga de trabajadores, siendo muy muy distinto el caso y sin que nadie reflexione ni un poco sobre el tema.

Es más, estoy seguro que todos los que sois o habéis sido empresarios comprenderéis perfectamente la vergüenza que da que en un estado de derecho estas actitudes puedan triunfar".

00 Más comentarios del lector Responder

Pilar12/06/2008 18:06:00

Otro que se ha creído la criminalización del conflicto que ha hecho el Gobierno y los medios de comunicación afines (es decir, el 80% de los medios de este país)... pues que queréis que os diga, yo no apruebo los métodos violentos (quema de camiones que no la toma de carreteras) pero me siento más cercana a los transportistas que a los que les están insultando abiertamente.

El porqué es simple, para ellos el gasóleo es su herramienta de trabajo básica, para todos ha subido si, pero yo puedo optar por coger el transporte público, salir menos de fin de semana a la sierra, etc... pero ellos no tienen esta opción: pongo un ejemplo a todos los agentes de viaje ¿qué tal si las tarifas de internet o de teléfono subieran cada mes un 10%? de acuerdo que afectaría a toda la gente, pero seamos serios, ¿no tendríamos que llegar a dejar de trabajar ya que no sería rentable?; pues eso da que pensar ¿no?

De otro lado resulta muy curioso eso de que esta no es una huelga sino un cierre patronal ya que los que la convocan son autónomos y todos (a los que el Gobierno y los medios oficialistas les han comido el coco) insisten en que no pueden ir a la huelga pues las huelgas son para trabajadores por cuenta ajena. Y digo que resulta curioso ya que primero se trata de una perversión del lenguaje, como lo de no llamar a la crisis, crisis y segundo porque este país ha tenido hasta una huelga de parados (eso si medio amparados por los famosos sindicatos upuntogepuntotepunto y cepuntocepuntoopuntoopunto) y esos no estaban trabajando ni por cuenta propia ni por cuenta ajena. Aquí derecho a reivindicar tiene cualquier ciudadano, que para eso no hace tanto mucha gente lucho y fue encarcelada por ello.

Yo he sufrido la toma de la carretera por los camioneros, vivo en la A6, pero en esa misma carretera hemos tenido otros sucesos que también provocaron colapsos infernales: el día que se cayó el puente, y el día que volcó y quedó atravesado un camión cargado con combustible inflamable (y este si fue infernal pues era veranito y tuvo que ir la Cruz Roja para darnos agua).... que queréis que os diga, esto es así, vivo en Madrid y cada 2x3 cualquier colectivo va y nos corta la Castellana o la calle Alcalá para protestar; incluso hace poco vivimos episodios de kaleborroca en plena Gran Vía (¿recordáis la manifestación autorizada de fachas y los revientamanifestaciones de radicales de izquierda) Con esto quiero decir, que yo he sufrido lo que han hecho los camioneros pero lo comprendía. Para mi son mucho perores las huelgas del sector sanitario, del sector de la limpieza y de la justicia. Lo del desabastecimiento ha sido culpa nuestra, que muchos tienen comida en casa para 5 meses... ojalá de verdad que en España nunca ocurra una desgracia que nos haga pasar verdadera necesidad.

Y como este comentario me está quedando muy largo aunque me dejo muchas cosas en el tintero, sólo os diré que no soy votante del PP, pero que la manipulación a la que hemos asistido estos días me subleva.

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.