Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Las aerolíneas deberán pagar por las emisiones de todos sus vuelos europeos e intercontinentales

9 julio, 2008
El Parlamento Europeo (PE) ratificó el acuerdo alcanzado entre sus representantes y los de los estados miembros de la Comisión Europea (CE) para incluir la aviación en el sistema comunitario de comercio de emisiones de CO2 a partir de 2012. Los vuelos a regiones periféricas, como Canarias, no se verán afectados.
Los eurodiputados aprobaron con una amplísima mayoría el texto -640 votos a favor, 30 en contra y 20 abstenciones- que obligará a las aerolíneas a sumarse a los esfuerzos que otros sectores están realizando para combatir el cambio climático. La medida afectará todos los vuelos que despeguen o aterricen en Europa, incluidos los intercontinentales, aunque estarán excluidos los militares, humanitarios y científicos y las aerolíneas más pequeñas con emisiones reducidas. Tampoco se verán afectadas las rutas hacia las regiones periféricas, como las Islas Canarias, pero finalmente sí entran en el régimen los vuelos de los reyes y gobernantes de los estados miembros. En 2012, las subastas A partir de 2012 se subastará el 15% del total de los permisos para emitir CO2, mientras que el 85% se asignará de forma gratuita a las compañías. Los ingresos obtenidos de las subastas serán destinados a combatir el cambio climático en la UE y en terceros países y a promover un transporte más respetuoso con la atmósfera. La medida aprobada ayer incluye además objetivos para reducir el conjunto de las emisiones del transporte aéreo, por lo que en 2012 las cuotas repartidas serán un 3% inferiores a la media de las emisiones en el periodo 2004-2006. A partir de 2013, el recorte será del 5% anual, un porcentaje que podrá ser modificado cuando se efectúe la revisión general del sistema de comercio de emisiones. Acuerdo global Según el compromiso alcanzado entre los países y la Eurocámara, la UE tendrá que buscar un acuerdo global para reducir las emisiones de efecto invernadero de la aviación, para lo que los acuerdos bilaterales con países como Estados Unidos serán considerados un primer paso. El comercio de emisiones en el que entrarán las aerolíneas es un sistema puesto en marcha en 2005 por el que los países conceden anualmente un número determinado de permisos de emisión a las instalaciones industriales y del sector energético de su territorio. Según ha asegurado el comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, las emisiones de efecto invernadero de la aviación "crecen más rápido que las de cualquier otro sector en la UE, y ese incremento podría debilitar el progreso total en la reducción de gases". Según un estudio de impacto de la Comisión Europea, si las aerolíneas repercuten íntegramente los costes de este sistema en los clientes, de aquí a 2020 un billete de avión de ida y vuelta podría aumentar entre 4,6 y 39,6 euros, dependiendo de la longitud del trayecto. El informe señala además que no cabe esperar que la competencia entre líneas aéreas se vea especialmente afectada por el nuevo régimen, ya que todas recibirán el mismo trato. Las asociaciones de aerolíneas europeas han denunciado repetidamente que el sistema les costará globalmente a la industria alrededor de 4.000 millones de euros anuales entre 2011 y 2022 y creará una importante desventaja competitiva frente a las compañías de países fuera de la UE. Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.