Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Solbes pide esfuerzos a los agentes sociales para superar la crisis

29 julio, 2008
El ministro de Economía y Hacienda vaticinó un crecimiento "débil" para los próximos meses y defendió la postura del Gobierno en cuanto a la actual crisis, por ser lo "más realista posible". Resaltó que la economía española posee "muchas fortalezas", y que por ello hay que ser optimistas y responsables. La oposición criticó, tras las declaraciones del ministro, la actitud del responsable de economía.
Pedro Solbes, en su comparecencia de ayer ante la Comisión de Economía en el Congreso de los Diputados, aseguró que el ajuste por el que pasa el sector de la construcción, uno de los principales factores coyunturales de la economía española y de los que incrementan las repercusiones sobre el país de la recesión internacional, atiende a "excesos del pasado". Además, aludió a que este período de desaceleración era esperado y, en cierto modo, "conveniente" para el reequilibrio del desarrollo económico. Sin embargo, el vicepresidente económico admitió que antes que mejorar, el contexto internacional de los últimos meses ha empeorado "aún más", dada el alza en los precios del petróleo y la persistente situación del mercado financiero. Ello ha impactado, según Solbes, de forma inmediata sobre la economía española, haciendo que las previsiones de crecimiento se ajustaran al ya anunciado 1,6% del PIB, augurado por el Ejecutivo, para el 2008 y al 1% para el 2009; momento en el cual se "tocará fondo" para dar comienzo a una "gradual recuperación", en palabras del ministro. Esfuerzo empresarial Solbes admitió como probable que las cuentas del Estado cierren en los dos próximos ejercicios con un "ligero déficit", si bien aseguró que este hecho es algo "plenamente compatible" con la estabilidad presupuestaria. Al mismo tiempo, resaltó "la máxima rapidez" con la que reaccionó el Gobierno ante los datos en los últimos meses, con la aprobación de medidas como la devolución de 400 euros del IRPF para aumentar la liquidez de las familias; en contraposición a una posible "reforma fiscal" que "no hubiera comenzado a tener efectos hasta el próximo año". El ministro pidió un esfuerzo a los agentes económicos para adelantarse y superar los acontecimientos actuales. "Si intentamos posponer", señaló Solbes, "nuestra adaptación a la situación internacional, el resultado será un aumento del coste total para la economía española". Asimismo, recordó a las pymes que pueden contar con las ayudas del Instituto de Crédito Oficial (ICO), y subrayó la necesidad de tener "serenidad y confianza", destacando la importancia del diálogo social. "Estoy convencido de la capacidad de empresarios y sindicatos para alcanzar un acuerdo", indicó Solbes a este respecto. Las respuestas de la oposición Cristóbal Montoro, el portavoz del Partido Popular, acusó al Ejecutivo de no tomar medidas ante "un déficit exterior del 10%". "Esto es lo que nos hace enormemente vulnerables, porque la tensión de liquidez es lo que lleva a la quiebra a las empresas y a los estados", aseguró Montoro. Joan Herrera, de Izquierda Unida/ICV, pidió al ministro un análisis "más realista de la situación económica y una política distinta" y subrayó que los "factores externos agudizan el agotamiento de nuestro sistema". Josep Sánchez Llibre (de CiU) acusó al Gobierno de improvisar y de alejamiento de la realidad social; "han tirado por la borda 6.000 millones de euros con medidas orientadas a objetivos insuficientes". Sánchez Llibre, además, defendió la creación de un Pacto de Estado para afrontar la crisis, pues "esto es algo que no puede resolver el Gobierno en solitario". Por otra parte, Pedro Azpiazu (del PNV), opinó que no se está analizando las "causas profundas", aparte de la recesión del sector constructor. Poco optimista, el diputado vasco señaló que hay factores del ámbito económico español, como son el déficit exterior, la baja productividad de la economía española, la alta inflación y el aumento del desempleo, por lo que no creen que haya "elementos" que "vayan a mejorar la economía a partir del 2010". Joan Ridao (de ERC) señaló que "no basta" con admitir la crisis sino que lo "principal es dar confianza a la sociedad". Por su parte, Ana María Oramas (de Coalición Canaria) acusó al Gobierno de malgastar el superávit con medidas como el cheque bebé o la deducción de los 400 euros, "cuando lo que angustia a la gente es perder su trabajo". Carolina Sánchez Velasco (economia@hosteltur.com)
Avatar redactor Carlos Paquito

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.