A pesar de todo, las low cost son seguras

Uno de los estereotipos que vienen arrastrando las compañías low cost desde su creación, es sin duda el de la supuesta falta de controles de seguridad y revisiones periódicas de los aviones. Sin embargo la realidad no es tan alarmante, de hecho todas las aerolíneas que operan en Europa deben cumplir unos estándares que garanticen la seguridad a sus pasajeros.

Sin embargo, y a pesar de los estándares que se exigen a las compañías aéreas, sí que es cierto que muchas han sufrido algún que otro percance de cierta envergadura, un ejemplo de ello es el caso de la norteamericana Southwest Airlines a la que el Gobierno estadounidense aplicó una multa de más de 7 millones de euros (unos 10.000 millones de dólares) por no haber inspeccionado las grietas de sus aviones y por haber permitido que volaran así durante varios meses. Según La Administración Federal de Aviación (FAA), Southwest operó aproximadamente 60 mil vuelos entre 2006 y 2007, utilizando 46 aviones que no habían sido inspeccionados. Otro ejemplo es el de Vueling. En octubre de 2006 la aerolínea española voló desde Lisboa a Madrid con la mitad de los asientos del avión precintados con esparadrapo, a causa "de un problema en la puerta delantera del aparato", según informaron fuentes de la compañía, por lo que sólo pudieron embarcar la mitad de los pasajeros. Curiosamente, una vez en Madrid, los viajeros desembarcaron por la puerta supuestamente dañada. Clickair, la hermana menor de Iberia, tampoco se salva de las críticas por falta de seguridad, ocho días después de empezar a operar, en octubre de 2006, algunos de sus aviones ya sufrieron fallos. En la ruta que une Sevilla con El Prat se produjo un fallo en uno de los motores de la aeronave, lo que provocó que el vuelo se retrasara más de cinco horas. Lo mismo pasó días después con la ruta que une Amsterdam con el aeropuerto barcelonés. A pesar de estos ejemplos los problemas de seguridad en los aviones son casos aislados, y como explican desde el sindicato de pilotos Sepla, la seguridad "no depende del modelo (low cost o convencional), si no de la política de cada compañía, es cierto que las low cost rebajan costes, pero eso no implica falta de seguridad". Según el sindicato los aviones que operan en España deben cumplir unos mínimos obligatorios, por lo que aseguran, "los aviones que vuelan aquí son seguros". De todas formas los fallos más frecuentes son, tal y como explican "de tipo eléctrico e incidentes inevitables, como el cruce de pájaros". Xisca Muñoz (transportes@hosteltur.com) 
AVION DENTRO.jpgAVION DENTRO.jpg

AVION DENTRO.jpgAVION DENTRO.jpg

AVION FUERA.jpgAVION FUERA.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.