Diario 5350 15.08.2018 | 19:16
Hosteltur: Noticias de turismo

Las aerolíneas agudizan el ingenio para afrontar la crisis

7 agosto, 2008
En época de crisis económica como la actual, agudizar el ingenio para reducir costes resulta una práctica muy aconsejable, y eso es lo que han hecho las aerolíneas para paliar los efectos del aumento de los precios de los combustibles. Las propuestas para esta medida son muy variadas.
Unas han decidido fusionarse, otras cobran hasta por respirar, las de más allá reducen el número de rutas y las más perjudicadas por la crisis han tenido que cerrar sus puertas a la espera de tiempos mejores. Una de las estrategias más utilizadas es la de la fusión entre compañías aéreas, ejemplos de ello son Vueling y Click Air, que ya han firmado su acuerdo de unión. Iberia, hermana mayor de Click Air y British Airways están en las mismas y esperan la adhesión al grupo de la estadounidense American Airlines. Pero otras aerolíneas, como Spanair, han tenido que recurrir a la reducción de plantilla para sobrevivir. El próximo viernes la compañía va a dar a conocer su expediente de regulación de empleo, que afectará a unos 1.000 trabajadores de la compañía. Volar bajo es otra de las estrategias que han puesto en marcha. El objetivo evitar los pozos de aire, que provocan que se consuma más combustible. Volar más despacio también es útil y con ello se pueden ahorrar más de 30 litros de carburante. La aerolínea GOL ha decidido apagar uno de sus motores al aterrizar, con lo que pretende ahorrarse al año más de 11 millones de dólares (7 millones de euros) y LAN espera ahorrar 800.000 dólares al año (516.000 euros) incorporando tractores que desplazarán a los aviones con el motor apagado dentro del aeropuerto. Otras aerolíneas como JetBlue han decidido enfrentarse a la crisis por la que atraviesa el sector debido a los altos costes de los carburantes cobrando a su clientela siete dólares (unos cinco euros) por el almohadón y la manta que normalmente se reparten como cortesía en vuelos de más de dos horas. Aunque ofrecerá a sus pasajeros un cupón de cinco dólares a emplear como descuento en una conocida cadena de tiendas de ropa y objetos para el hogar a nivel nacional, además de subrayar que ha mejorado la calidad de esos almohadones, ya que están hechos con tejidos anti-alergénicos. Ya no será gratis ni el agua La creatividad con que algunas aerolíneas afrontan esta etapa de crisis hace que otras, como US Airways hayan anunciado que ya no darán gratis ni el agua a sus pasajeros, pues les cobrarán dos dólares (1 euro) por botella. A esa manera de hacer negocio de las aerolíneas se suman otras decisiones que ya causan malestar entre los consumidores, como las de hacer pagar por facturar una segunda maleta en los vuelos nacionales. Así Delta anunció hace una semana que desde ahora cargará una tarifa de 50 dólares, el doble de la aplicada hasta ahora, a los clientes de vuelos nacionales que deseen facturar una segunda maleta, mientras que los pasajeros de sus vuelos internacionales pueden viajar con dos maletas sin pagar nada. Northwest Airlines aplica, desde el pasado mayo, una tarifa de 25 dólares (16 euros) por facturar una segunda maleta en sus vuelos nacionales y, recientemente anunció que también cobrará 15 dólares (nueve euros) por la primera maleta a partir del próximo 28 de agosto. Sin embargo la crisis ha perjudicado a unas aerolíneas más que a otras, hasta el punto de que algunas han tomado la decisión de cerrar sus puertas a la espera de que surjan tiempos mejores. Como ejemplo citar a la británica Silverjet, que el pasado mes de junio decidió cesar sus operaciones, igual que la estadounidense Maxjet que a comienzos de año decidió subastar la compañía. Xisca Muñoz (transportes@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.