Para Evo Morales el turismo sí es importante

El turismo avanza posiciones dentro de la economía boliviana, al constituir una de las principales fuentes de ingreso de divisas para el país, con más de 300 millones de dólares anuales.

Un informe emitido por el viceministro de ese sector, Ricardo Cox, indica que el pasado año se registró un crecimiento del 6,7 por ciento en comparación con 2006. Esa estadística se traduce en más de un millón de turistas nacionales y 559.000 extranjeros, lo cual significó el mayor aumento en ese rubro en los últimos cinco años. Como prueba del sostenido incremento, de enero a agosto de este año ya se superó el millón de visitantes bolivianos a diversas zonas de esta nación andina. Según el funcionario, generalmente la mayor presencia de vacacionistas foráneos ocurre en junio, julio, agosto y septiembre, mientras en el caso de los nacionales se mantiene todo el año. Además, reveló que el lago Titicaca y el parque Madidi –ambos ubicados en el departamento de La Paz-, y el Salar de Uyuni (Potosí) continúan entre las grandes atracciones. Acerca del turismo interno, Cox declaró que debe convertirse en uno de los mecanismos para integrar Bolivia como país multicultural e intercultural. Bolivia, un país de gran riqueza cultural, natural y arqueológica, un país habitado desde hace más de 12.000 años que debe su nombre a su libertador, Simón Bolívar. "Si de Rómulo, Roma; de Bolívar, Bolivia". Bolivia, en cuyo territorio cayó el Che un día del octubre del 67, mira hoy, en manos del Evo Morales, hacia un futuro con menos pobres y más desarrollo social, objetivos para los que se hace imprescindible la modernización institucional, el combate al narcotráfico, una mayor cooperación externa y, vital, la inversión extranjera. Guadalupe Revuelta (latinoamerica@hosteltur.com) 
bolivia.jpgbolivia.jpg

bolivia.jpgbolivia.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.