Menorca, a la búsqueda de un producto que la identifique y diferencie

El mercado británico ha caído en Menorca, en los último años, entre un 30 y un 34%. Sin embargo, ello no ha significado una pérdida de imagen para la isla. Se trata de una "decadencia dulce", según el director de la OET de Londres, Ignacio Vasallo, que muestra la necesidad de definir un producto turístico "que no sea caro aunque cueste más dinero" y que busque un nuevo tipo de cliente.

El sector turístico de la isla –hoteleros y oferta comercial y de ocio- se reunió anoche en el Consell de Menorca para escuchar el análisis que dos turoperadores tradicionales, un online e Ignacio Vasallo hacían sobre la relación entre esta isla y su principal mercado histórico: el británico. Hace unos años, los británicos significaban el 75% del mercado turístico menorquín, una cifra que se sitúa hoy en el 45% y que sigue cayendo, con un recorte de oferta debido a la fusión de los grandes TT OO, la dificultad de mantener una temporada de mayo a octubre y la asignatura pendiente de explorar otras formas de comercialización más allá de las tradicionales, ante un mercado –y un cliente- que están cambiando día a día y que buscan, además de un buen precio, vivir experiencias. Hay crisis, pero los británicos no renuncian a viajar Karen Fisher, directora de Compras de TUI Travel Plc.; Louise Baker, directora regional de Contratación de Thomas Cook; y Patricia Rosselló, directora de Contratación en el extranjero del turoperador online Medinland, coincidieron en valorar que la crisis afectaría al mercado británico, que se enfrenta a una fuerte depreciación de la libra frente al euro. Sin embargo, Ignacio Vasallo recordó que 30 millones de personas del Reino Unido viajan, a pesar de la crisis, aunque reconoció que la situación sería más complicada el verano que viene porque los precios de la zona euro "van a crecer entre un 15 y un 18%, más la inflación española, que pondrá los precios en España entre un 22 y un 23% más caros en 2009". Clientes con mayor renta per cápita Los ponentes coincidieron en que Menorca es conocida en el Reino Unido, pero que debe trabajar en diferenciar su producto, en darle personalidad y dirigirlo al potencial visitante que se quiere atraer. Según Vasallo, Menorca debe buscar clientes con más renta per cápita y ofrecerles productos que, aunque no sean caros "cuesten más dinero". "La situación geográfica a dos horas del Reino Unido y la seguridad jurídica, médica y ciudadana son las grandes ventajas de Menorca", aseguró, pero le falta "una propuesta de venta única que satisfaga a otro tipo de cliente y que solucione los problemas de desajuste entre calidad y precio", ya que se trata de un destino valorado como caro por los turistas británicos, según las representantes de TUI y Thomas Cook, turoperadores que se reparten el 68% de los viajes a Menorca desde el Reino Unido. El problema aéreo Patricia Rosselló apuntó el importante papel que las agencias y turoperadores online están teniendo para romper la dependencia tradicional de los grandes turoperadores. Sin embargo, expuso el problema concreto de encontrar plazas de avión "a precios razonables" a la hora de preparar paquetes dinámicos para sus clientes hacia Menorca. A este respecto, TUI y Thomas Cook aseguraron que no era su intención recortar plazas aéreas hacia la isla, aunque "cualquier decisión dependería de los resultados de la presente temporada". Tanto Fisher como Baker recordaron que ambos turoperadores están muy interesados en vender el destino y en llenar aviones, y garantizaron que "si existía la demanda, habría aviones" para volar a Menorca. Sobre la cuestión delicada del transporte aéreo y la posibilidad de negociar la presencia de las low cost, el conseller insular de Turismo, Lázaro Criado aseguró en el turno de preguntas de los asistentes que el Consell firmaría acuerdos "únicamente si eran beneficiosos para la isla, con empresas que la valoren pero que no se sustraigan de su obligación de competir debido a la mala práctica de las subvenciones". Según Criado, el objetivo es conseguir que "poner un avión a Menorca sera una operación económicamente rentable", sin subvenciones ni déficits. Un potencial por descubrir A pesar de la preocupación existente en el sector, según el presidente de la Asociación Hotelera de Menorca (ASHOME), Joan Melis, "estamos convencidos del potencial que tiene la isla, sólo tenemos que ponerlo en valor y saber explicarlo". También se refirió al esfuerzo necesario de los hoteleros por modernizar sus establecimientos, ofrecer profesionalidad y comprometerse con el medio ambiente. Tanto TUI como Thomas Cook aseguraron que aquellos hoteleros que habían invertido en mejorar sus establecimientos "lo habían notado" de inmediato. Por parte de ASHOME y del conseller insular de Turismo, Lázaro Criado, se hizo un llamamiento al trabajo conjunto de todo el sector, más allá del hotelero, y a la necesidad de concienciar a la sociedad menorquina de que el turismo garantiza más de 12.000 puestos de trabajo. Esther Mascaró (actualidad@hosteltur.com) 
menorca dins.JPGmenorca dins.JPG

menorca dins.JPGmenorca dins.JPG

menorca fora.JPGmenorca fora.JPG

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.