Diario 5431 18.11.2018 | 21:33
Hosteltur: Noticias de turismo

Futura se declara insolvente y reducirá su plantilla a la mitad, mientras habla con inversores

9 septiembre, 2008
El plan de viabilidad de Futura contempla drásticas reducciones, ha reconocido su presidente. Mientras, Fomento le ha dado de plazo hasta el viernes para presentar este plan, así como garantías de la seguridad de sus operaciones, y le advierte de que podría perder su licencia de operador. La compañía, no obstante, ha hecho contacto con potenciales inversores.
El presidente del Grupo Futura, Román Pané, ha admitido ayer en la sede central de la compañía, en Palma de Mallorca, que las acciones inmediatas para lograr la viabilidad de la compañía suponen el recorte a la mitad de su plantilla, es decir, poco más de 600 de unos 1.200 y la "drástica reducción" de su flota en casi un 80% el próximo invierno, cuando operarán sólo cinco de los 22 aviones de explotación propia y en la temporada alta 2009 en casi un 40%, hasta 12 aparatos. La compañía presentó ayer en un juzgado de Madrid la solicitud de apertura de concurso de acreedores, declarándose insolvente, e intenta reiniciar lo antes posible sus operaciones, pero es muy poco probable que lo haga hoy, según han informado a HOSTELTUR fuentes cercanas a la empresa que ayer suspendió todos sus vuelos afectando a 8.000 pasajeros. Una decisión "unilateral", según ha informado Fomento, que le ha costado la apertura de un expediente informativo. Decisión "unilateral" El Ministerio de Fomento ha enviado al Grupo Futura una resolución de la Dirección General de Aviación Civil a través de la cual se le da a la compañía un plazo de cinco días hábiles, de acuerdo con la legislación vigente, para que informe de la situación económico-financiera de la compañía, presente un plan de reorganización financiera y otro de garantía de la seguridad en las operaciones. Entonces la DGAC decidirá si procede o no suspender o revocar la licencia de explotación de Futura. Esta decisión, si finalmente se llevara a cabo, se aplicaría en cumplimiento del Reglamento comunitario, con el objetivo principal de velar por la seguridad con que opera sus vuelos esta compañía. "Por tanto, mientras dure este procedimiento y dependiendo de cuál sea el sentido que Aviación Civil le dé a su resolución, la compañía aérea FUTURA sigue teniendo en vigor su licencia de explotación". Paralelamente, y dado que la compañía ha resuelto de forma unilateral suspender sus operaciones en el día de ayer, según afirma Fomento, Aviación Civil ha iniciado un expediente informativo a dicha compañía con objeto de comprobar el cumplimiento de sus obligaciones con los pasajeros que se vieron afectados por tal decisión. Señala que la compañía debe presentar asimismo un Plan de atención a los pasajeros que se pudieran ver afectados por la eventual suspensión de licencia. La cartera que dirige Magdalena Álvarez refiere que el director general de la compañía Futura comunicó formalmente a la DGAC, en una carta enviada por fax a las 19:16 horas del domingo 7 de septiembre, su decisión de presentar ayer lunes "una demanda solicitando la declaración judicial de concurso de acreedores" de la propia compañía y de su compañía subsidiaria Servicios Aéreos Integrales Flyant". La compañía también informaba a las autoridades de su decisión de suspender provisionalmente las operaciones durante 24 horas, con el fin de exponer al personal de la compañía los efectos de la presentación de dicho concurso. Y que, transcurrido ese tiempo, su intención es la de reanudar las operaciones de la compañía. Víctimas del combustible Por su parte, el presidente de Futura afirmó en Mallorca que decidieron suspender operaciones por un día para preparar el trámite de solicitud de un concurso de acreedores y notificar la situación a las autoridades. Aseguró que los 8.000 pasajeros que se vieron afectados ya han sido recolocados en vuelos de otras aerolíneas. Aludió a la "bestial y especulativa" subida del petróleo como causa principal de la crítica situación de la compañía. Pané ha confirmado que la compañía decidió la presentación de un concurso voluntario de acreedores. A partir de hoy comenzarán las reuniones con el Comité de Empresa y los distintos sindicatos para negociar las acciones contempladas en el Plan de Viabilidad, que afectará a por lo menos el 50% del personal de la empresa, así como a sus acreedores, especialmente los arrendadores de flota, si bien no ha querido cuantificar la deuda total o el déficit que en estos momentos tiene la compañía. Pané ha atribuido la precaria situación del Grupo Futura, que en sus 18 años ha sido una referencia para el sector en gestión, rentabilidad y seguridad de sus vuelos, a la caída de la demanda, la sobreoferta de capacidad, la desfavorable evolución de las divisas de algunos mercados pero, fundamentalmente, a la subida de los precios del petróleo que afecta de forma especial, según ha destacado, a las compañías chárter cuyos ingresos se concentran en los meses de junio, julio, agosto, cuando más altos han estado los precios del combustible, "lo cual ha destrozado nuestros resultados del verano". Esta situación les ha llevado a plantearse esa importante reducción de flota. Pané ha resaltado, por otra parte, que el recorte de la plantilla en cambio no tiene tanto que ver con la situación de la empresa derivada del coste del carburante cómo con la coyuntura que atraviesa el sector aéreo, el cual, a su juicio deberá hacer un esfuerzo muy importante para adaptarse a un entorno "que nunca volverá a ser lo que fue en el pasado". El presidente de Futura ha justificado la decisión de solicitar la apertura de un concurso de acreedores admitiendo que "no somos capaces de hacer frente a las deudas corrientes de la compañía. Consideran, por el contrario, que con el plan de viabilidad que se proponen, en unión probablemente de la enajenación de algunos de sus activos, la compañía podrá asumir los gastos de esta nueva operación más reducida. Señaló que las decisiones afectan a la chárter Futura International Airways y la de carga aérea Flyant. Igualmente Futura Gael, la operadora chárter para el mercado irlandés, tendrá su propio proceso, algo diferente de acuerdo con la legislación de ese país. Reducción para ser viable Futura tiene previsto mantener cinco aviones durante el invierno que aumentarán a entre 12 y 14 aparatos en la próxima temporada alta. Precisó que de los 1.211 empleados de la empresa, 800 son fijos y cerca de 600 trabajan en Balears. Así mismo, ha indicado que adicionalmente a la disminución de la plantilla, también deberá hacerse un "esfuerzo importante" en cuanto a los sueldos de los trabajadores y "lograr fórmulas imaginativas para hacer viable la empresa", en lo que están de acuerdo tanto la dirección como los empleados, según ha asegurado. "Ayer estábamos asustados, pero hoy, al menos, tenemos una ilusión y como compañía lucharemos por ella", ha puntualizado Pané. Potenciales inversores Horas más tarde, Román Pané ha revelado que la aerolínea turca Pegasus y la portuguesa con capital iraní Euro Atlantic están dispuestas a invertir en Futura, lo que "sacaría de la miseria" a la compañía de chárter, durante la conversación que mantuvo ayer en la tarde con más de 200 trabajadores de Futura, quienes se habían encerrado en la sede de la aerolínea, en Palma, a la espera de explicaciones por parte de la empresa. Aseguró que el próximo miércoles se reunirá con representantes de esas dos aerolíneas a fin de conocer su oferta de inversión en Futura. En esta línea, dijo que una "posible solución" a los problemas financieros es la venta de Flyant, compañía aérea perteneciente al grupo, que cuenta con tres aeronaves que realizan rutas por Europa y África. Por otra parte, Pané desveló que la aerolínea está intentando operar un vuelo de carga, lo cual es muy importante, ya que le convertiría en la primera compañía en volar con un concurso de acreedores. Sin embargo, advirtió de que si GE Comercial Aviation Services (GECAS), propietaria de 14 de los 22 aviones de Futura, decide retirarlos esta noche, será imposible que la compañía pueda presentar un Plan de Viabilidad a Aviación Civil el próximo viernes, lo que supondría su cierre inmediato. "Nos interesa volar para que Aviación Civil no nos quite la licencia", subrayó. El presidente de Futura admitió que hoy no volará ningún avión de la aerolínea chárter y aceptó todas las "responsabilidades del mundo" en caso de que se demuestre que ha habido una mala gestión en la compañía, tal y como le achacaron algunos de los 200 trabajadores que acudieron a la reunión, quienes calificaron de "nefasto" al director de Operaciones de la compañía. Tampoco pudo darles garantías de que este mes cobrarán su salario. Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Avatar fplanas fplanas hace 10 años
Creo que en este caso, en el que siempre se ha visto la buena gestión y disposición del equipo directivo, no se trata de ir a hundirla si no de apoyarla en estos complicados momentos. No hay que poner en peligro la seguridad, eso es lo primero y está más que claro, pero también es cierto que para todo el sector turístico español la disponiblidad de compañías aéreas españolas es muy importante. Imprescindible. Por no hablar del elevadísimo número de trabajadores que están viendo su puesto en peligro. Animo a todos y valentía a los responsables.

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.