España será uno de los destinos más afectados por la crisis aunque no perderá liderazgo, según la OMT

Los destinos españoles se encontrarán entre los más castigados este año por la coyuntura económica desfavorable, a pesar de que España mantendrá su segunda posición mundial tanto en volumen de ingresos por turismo como de visitantes extranjeros, según el secretario general de la Organización Mundial del Turismo, Francesco Frangialli.

El secretario asegura que esto es así porque tampoco será un buen año para sus competidores más inmediatos ni para el turismo internacional, cuyo crecimiento cree que será este año inferior al 3%, la mitad que el año anterior. Frangialli confirma así que las optimistas previsiones de comienzos de año, cuando la subida interanual era del 5% en el balance de los cuatro primeros meses del año, han dejado paso a otra visión. Las perspectivas se invirtieron para el sector a partir del comienzo de las vacaciones de verano de los países del hemisferio norte, sobre todo en la cuenca mediterránea donde el poder adquisitivo de los consumidores ha ido disminuyendo. Frangialli considera que la región podría cerrar 2008 con una caída, o un crecimiento cero en el mejor de los casos, aunque aún habrá que esperar los resultados de septiembre, cuando destinos como Túnez se ha visto favorecidos por las grandes ofertas. Oportunidades y desventajas de España El secretario general de la OMT considera que, para mantener su liderazgo mundial, España debe reorientar su política de promoción hacia Rusia, los países del golfo Pérsico y Asia, apuntando a los diferentes segmentos de la demanda. Considera que las ventajas del país están en estos mercados y en el turismo de gran lujo, así como en el de categoría baja, sector para el cual contamos con una oferta más amplia que Francia o Italia. Entre las desventajas destaca la escasez de vuelos directos con Asia, Rusia y los países del golfo Pérsico, y el alejamiento geográfico de España de las principales puertas de entrada del turismo asiático en Europa, como por ejemplo Alemania, lo que dificulta la inclusión de Madrid, Barcelona o Palma de Mallorca en los circuitos de ocho días que suelen realizar esos turistas durante su corta estancia en nuestro continente. En conjunto, la OMT cree que este año será difícil para el turismo internacional y será difícil superar los 605.000 millones de euros generados en 2007, cuando se produjo un crecimiento del 5,6% respecto a 2006. HOSTELTUR (actualidad@hosteltur.com) 
OMT DENTRO.jpgOMT DENTRO.jpg

OMT DENTRO.jpgOMT DENTRO.jpg

omt FUERA.jpgomt FUERA.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.