La creatividad sola no es innovación

En la innovación entran en juego muchos factores, entre ellos la creatividad y el tener buenas ideas. No obstante, no depende sólo de estos elementos. La innovación implica un proceso y una sistemática, un cambio organizativo complejo. La nuevas tecnologías juegan también un importante papel en ello.

Son algunas de las conclusiones extraídas de la jornada "La innovación, clave para el turismo del siglo XXI", que se celebró ayer en Palma de Mallorca, organizada por la Sociedad Estatal de Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas (SEGITTUR) y el Instituto Tecnológico Hotelero (ITH). La innovación, que no debe depender del tamaño de la empresa, puede estar en cualquier parte. Así lo explicó José Guillermo Díaz Montañés, presidente del ITH, que destacó la capacidad de transformar el cambio en oportunidad y la importancia de involucrar a las personas como activos estratégicos claves en el proceso de innovación. Aurelio Vázquez, director general de Iberostar, y Antonio Díaz, director de Innovación Tecnológica de Sol Meliá Hoteles, se encargaron de ofrecer al auditorio dos exposiciones que se centraron en la forma de detección y gestión de la innovación. Aurelio Vázquez comenzó su disertación con franqueza "No soy un experto en innovación, mi empresa ha destacado más por su gestión que por su innovación, pero vengo armado con 40 diapositivas", aseguró. Mucho trabajo y 90 minutos de creatividad La inexperiencia afirmada por el propio ponente no se reflejó en su discurso, del que salió un práctico proceso para innovar. "El comité de innovación identifica las oportunidades dependiendo de las necesidades de la empresa, analiza el desafío, observa la realidad y justo después llega el momento para la creatividad, al que se le dedica una tormenta de ideas de sólo 90 minutos, después se realiza el prototipo y al final se genera el protocolo". Vázquez hizo especial hincapié en que la creatividad no es sinónimo de la innovación. "No hay que estar en un proceso constante de excitación hormonal, con 90 minutos de brainstorming vale". Antonio Díaz, por su parte, se centró en la mecanización del proceso de gestión del proyecto y ofreció a la galería la fórmula de la innovación. "capacidad de cambio=disconformidad con el presente+visión de futuro+ gestión de proyectos", explicó. El factor económico Antonio Viader, responsable de Innovación ParcBIT, y Noelia Escobar, responsable de consultoría I+D+I, Grupo SCA, dieron unas pinceladas de las ayudas existentes para la financiación de I+D+I para el sector hotelero y de cómo aprovecharlas. También Javier Bustamante, presidente de Segittur, se pronunció al respecto, recordando que el Plan Renove incluye la mejora de la comercialización para el sector hotelero. "Es una gran oportunidad, ya no hay excusas", afirmó. Incorporar el comentario del cliente Las empresas tienen que avanzar a la vez que cambian los hábitos del consumidor. Las nuevas herramientas que los usuarios incorporan a su vida diaria deben ser adaptadas a la actividad del hotelero. Actualmente, el consumidor, ése que Jaume Pons, director de Marketing y Proyectos del ITH, define como adprosumer (anuncia, produce y consume), tiene un gran poder gracias a la información que genera en las plataformas de internet. El empresario debe aprovechar ese contenido que existe en la web y responder en consecuencia. Pero mejor aún si incorpora en su web estos contenidos creando su propia red social. "El futuro está en hacer evolucionar tu web, que eso que se habla fuera se hable en tu propia casa", afirmó Jaume Pons a la vez que explicó ejemplos de comunidades que han sido creadas por los propios hoteleros y estrategias de posicionamiento en la red. Marco Alonso/Paula Pielfort Asquerino (hoteles@hosteltur.com) 
ith dentro.jpgith dentro.jpg

ith dentro.jpgith dentro.jpg

ith fuera.jpgith fuera.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.