Diario 5328 21.07.2018 | 06:31
Hosteltur: Noticias de turismo

El turismo urbano y la calidad, valores en alza

18 noviembre, 2008
La consultora inmobiliaria Cushman & Wakefield (C&W) ha publicado su último informe de mercado del sector hotelero español, en el que se revela que la tendencia se dirige hacia un turismo urbano y de calidad. Además, del estudio se puede extraer que en Madrid no hay sobreoferta hotelera, pero que en Barcelona existe una amplia oferta que se verá fuertemente incrementada en los próximos cinco años por un gran número de nuevos proyectos, llevando a la capital catalana a una probable sobreoferta.
El sector hotelero español se va enfocando hacia hoteles de 4 y 5 estrellas, ya que el 87% de los nuevos proyectos previstos es de este nivel. Así, el turismo español se posiciona como un turismo de altura y cada vez de más calidad, según el último estudio sobre el sector hotelero español de Cushman & Wakefield. Ocio y negocio El mercado de hoteles españoles se divide en dos categorías fundamentales: destinos de ocio, que incluyen las zonas costeras y las islas; y de negocios, localizado en las zonas urbanas. El turismo de ocio ocupa aproximadamente el 70% de la oferta hotelera actual, con un crecimiento moderando desde 2003 a 2006 de un 2,5% por año, sin embargo el mercado hotelero urbano y suburbano ha crecido una media del 6,5% por año en el mismo periodo. En lo referente a los destinos urbanos, el estudio revela que Madrid está centrado en un turismo de negocios y sus hoteles presentan una mayor ocupación entre semana que durante los fines de semana. Algunos de los aspectos más valorados para atraer turistas son: la seguridad de las calles y la limpieza, así como el trasporte urbano (metro y bus), además de un centro de compras. La ocupación hotelera ha crecido durante 2007 con respecto a 2006, situándose en el 68,7% frente al 68,5% del año anterior, igual que el precio medio diario, que ha pasado de 110 a 122 euros. No hay sobreoferta en Madrid, pero sí en Barcelona No existe sobreoferta en Madrid, por lo que el crecimiento se seguirá efectuando de manera sostenida. De cara a futuro, los expertos de C&W han detectado distintas oportunidades para fomentar el turismo en la ciudad: por un lado en el segmento de lujo, preferiblemente en colaboración con una marca internacional de renombre; por otro lado, pequeños hoteles de centro de la ciudad (hoteles boutique) que surgen de la reconversión de antiguos edificios, así como proyectos express ubicados en núcleos de gran confluencia de personas y mercancías. Por el contrario, en Barcelona existe una gran oferta hotelera por lo que no parece que se produzca un gran crecimiento en los próximos 5 años. La oportunidad en Barcelona se detecta en el desarrollo de hoteles express o de servicio limitado ubicado en parques industriales o de oficinas con excesos de edificabilidad. Distritos de la ciudad como Gran Vía y 22 son zonas interesantes para la apertura de dicho tipo de hoteles. En lo referente a Valencia, la ocupación hotelera descendió en 2007 y el precio medio diario se incrementa en un 14%, pasando de 75 a 85 euros. La capital valenciana ha experimentado un gran incremento en la oferta hotelera debido sobre todo a la celebración de dos grandes eventos en el último año como son la Copa América y la Formula 1. Debido a este crecimiento de los últimos años, Valencia está preparada para seguir asumiendo grandes eventos en la ciudad, sin seguir ampliando sus plazas hoteleras, según el estudio Hospitality España, elaborado por Cushman & Wakefield. En lo referente a los destinos de ocio, el estudio destaca que la oportunidad en Illes Balears se identifica en el desarrollo de hoteles urbanos medianos en la ciudad de Palma de Mallorca, además de ser un buen momento para adquisición de hoteles costeros con el objetivo de renovarlos y reposicionarlos hacia un turismo de calidad que podrían asumir las grandes marcas internacionales. En las Islas Canarias, C&W valora que en los próximos meses se producirá una revelación de las oportunidades a desarrollar para escalar parte de proyectos en las islas con la colaboración de reconocidas marcas internacionales y nacionales. Mientras que la principal oportunidad para la Costa del Sol es el reposicionamiento de algunos hoteles de 5 estrellas, en los que se busque la rentabilidad y la calidad. Esto debería ayudar a penetrar y diversificar el sector hotelero actual con una marca internacional reconocida. Por otro lado, el estudio de Cushman & Wakefield deja entrever que la Costa Blanca tiene un turismo vacacional orientado a las familias, pero la oferta de apartahoteles es escasa, debería ser mayor y de mejor calidad, según las necesidades del mercado que podría subsanar tanto una marca nacional como internacional. HOSTELTUR (hoteles@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.