Diario 5431 17.11.2018 | 12:16
Hosteltur: Noticias de turismo

Las principales cadenas internacionales, en contra de afrontar la crisis con una bajada generalizada de precios

3 febrero, 2009
Recortar los precios no es una estrategia saludable para el valor de las marcas. En esta idea coincidieron los presidentes de Starwood, Accor, InterContinental, Hilton, Jumeirah y NH durante su participación en el Americas Lodging Investment Summit (ALIS), congreso celebrado en San Diego (California).
"Bajamos las tarifas en periodos en los que la ocupación desciende, pero después volvemos a los ratios iniciales", apuntó Gerald Lawless, de Jumeirah Group. Por su parte, Gilles Christian Pélisson, de Accor, incidió en que como gestores, tienen la responsabilidad de no bajar los precios, "excepto en momentos insólitos en los que es necesario hacerlo por un periodo breve de tiempo".  

Y es que aportar valor se ha convertido en un factor clave y más en momentos difíciles. "Las compañías que no encuentren el camino para proporcionar valor al dinero de sus clientes sufrirán. Cuando los tiempos son duros, las empresas que han invertido lo harán bien", señaló Andrew Cosslett, de InterContinental. En línea similar, Christopher J. Nassetta, de Hilton, resaltó que "tanto en los segmentos de lujo como en las categorías estándar, el cliente busca productos que le aporten valor y auténticas experiencias". 

Confianza en la era Obama

Desafiante o impredecible fueron varios de los términos que se utilizaron para hablar del año que acabamos de empezar. No obstante, según recoge el portal hotelnewsnow.com, algunos de los participantes aportaron cierto rayo de esperanza al recordar la elección de Barack Obama como presidente estadounidense. "El cambio de Administración en EE UU es un signo de esperanza para el resto de nosotros", afirmó Pélisson, a lo que Cosslett añadió que "la acción del Gobierno es la única posibilidad de esperanza y trabajará si se le da tiempo". 

También Frits van Paasschen, de Starwood, quiso ver el lado positivo de la crisis. "Esta situación nos ha permitido preguntarnos cómo podemos mejorar nuestra compañía, cómo gestionarla mejor, cómo centrarnos en las necesidades de los clientes y cómo relacionarnos mejor con nuestros colaboradores", indicó.

Menos proyectos

Como apuntó Gabriele Burgio, presidente de NH, del congreso se concluye que el número de proyectos hoteleros va a disminuir. En el caso concreto de su cadena, resaltó que "en el sur de Europa muchas empresas son familiares y están endeudadas por lo que no podrán hacer frente a este difícil 2009". "Por eso NH ha centrado sus esfuerzos en comprar activos ya existentes y no tanto en construirlos", explicó. 

El presidente de Starwood avanzó que en su grupo no se firmarán más acuerdos a medio plazo y desde Accor apuntaron que "después de varios años de significativos crecimientos no pasa nada si ahora se pierde algún proyecto". Sin embargo, Cosslett no estuvo de acuerdo con esta opinión mayoritaria. "Junto a la reducción de costes y a la eficacia, las compañías necesitan invertir en el futuro, centrándose en las ventas y en el desarrollo", destacó. Para él, en tiempos difíciles no hay que detenerse sino equilibrar la actividad. Y eso puede suponer recortar por un lado e invertir por otro.

Araceli Guede (hoteles@hosteltur.com)


 


Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.