Diario 5427 14.11.2018 | 03:25
Hosteltur: Noticias de turismo

Ryanair, en conversaciones para comprar 400 aviones

5 febrero, 2009
Ryanair, la primera low cost de Europa, está negociando con Boeing y Airbus la adquisición de 400 aeronaves para el corto radio, la mayor compra de aviones registrada, dentro de su objetivo de mantener el ritmo de crecimiento que ha venido experimentando. La aerolínea busca aprovechar cualquier disminución de los precios de los aviones, en caso de una caída mundial de la demanda de aparatos, derivada de la crisis mundial en el sector aéreo; según ha explicado el director general adjunto, Michael Cawley.
Ryanair tiene previsto seguir su expansión en medio de la caída de la demanda atrayendo pasajeros con tarifas bajas. La aerolínea con sede en Dublín opera actualmente una flota de 181 aviones Boeing 737-800 que el año pasado transportaron casi 58 millones de pasajeros, un 18% más que en 2007, y según Cawlay, podrían transportar 200 millones de clientes al año en el "muy largo plazo".

"Ahora somos lo suficientemente grandes para operar dos flotas. No vemos desventajas de costes que no se puedan superar ejecutando dos flotas", apuntó el director general adjunto, ha citado la agencia Bloomberg. El portavoz de Ryanair asegura que la compañía está creando rutas mientras sus rivales, que luchan con la caída del tráfico, están reduciendo la capacidad para recortar costes.

Ryanair está estudiando la posibilidad de ordenar más Boeing 737-800, el tipo de avión que opera actualmente, o Airbus A320 y A321.

Compras millonarias a pesar de las pérdidas

Esto, a pesar de que hace dos días presentó el resultado de su tercer trimestre fiscal con una pérdida de 101,5 millones de euros frente a los 35 millones de euros de beneficios reportados en el mismo lapso del ejercicio anterior, debido al incremento de los costes por el precio del combustible.

No obstante, para el conjunto del año, las previsiones de la compañía han mejorado, e inclusive, espera registrar en el cuarto trimestre unas pérdidas menores de lo previsto y alcanzar un beneficio después de impuestos situado entre los 50 y los 80 millones de euros, favorecido por el hecho de que el carburante no ha vuelto a subir, la depreciación de la libra esterlina y el impacto de la recesión en los consumidores, más sensibles a las bajas tarifas.

Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.