El parón de la demanda interna provocó la recesión de la economía española

El PIB español se contrajo un 1% entre octubre y diciembre en tasa intertrimestral, con lo que, como ya avanzó el Instituto Nacional de Estadística (INE) hace unos días, la economía española entró oficialmente en recesión en el cuarto trimestre de 2008 por primera vez en 15 años.

Se entiende por recesión cuando la economía registra dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo. En el tercer trimestre de 2008, el PIB español retrocedió un 0,3% en tasa intertrimestral, a lo que se ha sumado una nueva contracción, siete décimas mayor, en el cuarto trimestre.

De esta forma, España pasa a engrosar la lista de países que ya se encuentran en una situación de recesión, como es el caso de Estados Unidos, Italia, Portugal, Alemania, Holanda y Japón, entre otros. La zona euro también ha entrado en recesión, después registrar crecimientos negativos tanto en el segundo como en el tercer trimestre de 2008, siendo la primera vez que se encuentra en esta situación desde su creación, en 1999. La última vez que la economía española entró en recesión fue en el primer trimestre de 1993, cuando el PIB se contrajo un 1,1% en tasa intertrimestral, después de haber caído un 0,4% en el cuarto trimestre de 1992.

Además, según los datos de Contabilidad Nacional publicados por el INE, la economía española decreció en el cuarto trimestre un 0,7% en tasa interanual, frente el crecimiento positivo del 0,9% que experimentó en el tercer trimestre. Así, el organismo estadístico estima que el PIB creció en términos reales un 1,2% en el conjunto del año 2008, frente al 3,7% de 2007. En 2008, el empleo decreció un 0,6%, con la pérdida de 112.100 empleos.

Los datos son cada vez peores

La tasa negativa intertrimestral del periodo octubre-diciembre es superior a la registrada en el tercer trimestre (-0,3%) y contrasta con el crecimiento positivo que el PIB registró hace un año, cuando avanzó un 0,6%. En tasa interanual, el PIB cayó en el cuarto trimestre un 0,7%, mientras que en igual trimestre de 2007 registró un crecimiento positivo del 3,3%. La economía española no experimentaba una contracción de su tasa interanual desde el tercer trimestre de 1993, cuando retrocedió un 0,6%.

El INE atribuye la moderación en el ritmo de avance del PIB a la desaceleración de la demanda nacional, que redujo 2,8 puntos su aportación al crecimiento agregado, hasta 3 puntos negativos, dato que se vio parcialmente compensado por la mejora en 1,2 puntos de la contribución del sector exterior, que pasó de 1,1 puntos a sumar 2,3 puntos.

Los datos publicados por Estadística reflejan también las desfavorables consecuencias de la desaceleración económica sobre el mercado laboral. Así, el empleo, medido en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, registró en el cuarto trimestre un crecimiento negativo del 3,1%, acelerando su descenso respecto al trimestre anterior, lo que se tradujo a la destrucción de 602.000 empleos a tiempo completo en el último año. 
ECONOMIA DENTRO.JPGECONOMIA DENTRO.JPG

ECONOMIA FUERA.JPGECONOMIA FUERA.JPG

ECONOMIA FUERA.JPGECONOMIA FUERA.JPG

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.