Diario 6008 25.09.2020 | 01:25
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

La FEHR advierte contra la "ITV" que Catalunya quiere aplicar a bares, restaurantes y hoteles cada cinco años

21 abril, 2009
Bares, restaurantes y hoteles tendrán que pasar una "ITV" de pago cada cinco años en Catalunya si finalmente se aprueba una ley que pasaría a considerar estas actividades como "de alto riesgo ambiental", según advierte la Federación Española de Hostelería (FEHR). "Además existe la posibilidad de que otras comunidades quieran calcar dicha ley", advierte su presidente, José Maria Rubio.
La FEHR, formada por 75 asociaciones de ámbito provincial, autonómico y nacional, está siguiendo de cerca la tramitación del proyecto de ley que substituirá a la polémica Ley de Licencia Ambiental, promulgada en 1998 y que desde entonces ha ocasionado numerosos quebraderos de cabeza al sector turístico catalán.

En este sentido, la FEHR "apoya plenamente las gestiones y alegaciones al proyecto de ley que está llevando a cabo la patronal catalana PIMEC (que agrupa a las pymes) y en particular su comisión de Turismo, presidida por Jaume Marimón", explica Rubio.

PIMEC Turismo considera que la nueva ley causará graves prejuicios a las pequeñas y medianas empresas del sector, que ya cumplen con las normativas en materia de prevención de riesgos, higiene, seguridad alimentaria, tratamiento de residuos, etc.

Para el presidente de la FEHR, "no tiene ningún sentido" que la futura ley ponga bares, restaurantes y hoteles "al mismo nivel que petroleras y químicas, al exigirles tener que pasar un control ambiental cada cinco años".

Tanto la antigua Ley de Licencia Ambiental (en situación de moratoria hasta 2014, debido a la confusión que originó) como el nuevo "Proyecto de ley de prevención y control ambiental de las actividades" emanan de una directiva europea que ya se aplica en varios países de la UE.

"Más cargas económicas y rigideces burocráticas"

Pero según afirma José Maria Rubio, "la nueva ley debería hacer cumplir lo que ya se aplica en otros lugares, en cambio pretende imponer más cargas económicas y rigides burocráticas al hostelero, que ya quiere hacer las cosas bien por su propia responsabilidad".

Además, la nueva ley daría a los ayuntamientos la potestad para aplicar sus propias tasas correspondendientes a los controles ambientales de cada cinco años. La FEHR apunta que esta situación distorsionaría la competencia y sería contraria a la unidad de mercado.

Por otra parte, el hecho de que la futura Ley de prevención y control ambiental pueda ser un instrumento de recaudación para los municipios es una particularidad que llama la atención de otras comunidades autónomas.
"Esta ley tal como está planteada ahora no tiene sentido y sería muy grave que otras comunidades intentaran implementarla", dice el presidente de la FEHR.

En suma, concluye Rubio, el proyecto de ley tal como está concebido "no es necesario ni están los tiempos para una mayor presión fiscal".

Xavier Canalis (actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.