Las ciudades históricas, carentes de una visión estratégica turística de 360º

"En  los destinos patrimoniales, la planificación turística, la territorial/ urbanística y la cultural se han ignorado, cuando no enfrentado. Sin embargo son  tres pilares básicos para lograr que un destino sea competitivo y pueda poner en marcha estrategias de turismo sostenible", así lo asegura la geógrafa e Investigadora del Grupo "Turismo, Patrimonio y Desarrollo" del Departamento de Geografía Humana de la Universidad Complutense de Madrid, Libertad Trotiño.

Durante su ponencia “Ciudad histórica: Turismo, Patrimonio y Recuperación Urbana”, dictada en las VI Jornadas de Marketing de Ciudades, Trotiño asegura que algunas de las conexiones que deberían establecerse entre turismo y  destino patrimonial radican en, por ejemplo definir una estrategia urbana o territorial. Una especie de Plan Estratégico de Destino, donde se asigne al patrimonio y al turismo el papel que la sociedad local desea que realmente tenga, dotándose de herramientas adecuadas para garantizar su control.
 
Asimismo, la geógrafa recomienda apostar por lecturas más complejas que permitan poner en valor recursos ahora infrautilizados, abordar políticas activas de recuperación del patrimonio cultural, tanto de valor monumental como ambiental y paisajístico.
 
Otros de los muchos aspectos que destaca Trotiño serían evaluar la adecuación del patrimonio cultural para nuevos usos; acondicionar y gestionar el patrimonio cultural para que pueda dar respuesta a las demandas y necesidades culturales y turísticas; pensar en preparar bien los destinos patrimoniales para los ciudadanos,  más  allá de las específicas necesidades del turismo.
 
Estrategias turísticas en destinos patrimoniales
 
En su ponencia, la investigadora asegura que la estrategia debe contribuir a mejorar la coordinación institucional, a reforzar la participación ciudadana, potenciar la colaboración público-privada, a reorientar la promoción y el desarrollo turístico desde nuevos criterios de sostenibilidad, a aprovechar mejor las oportunidades y recursos existentes y a reducir o minimizar los riesgos de la degradación patrimonial, turística y medioambiental a medio y largo plazo.
 
En el caso de  destinos patrimoniales relevantes Trotiño sostiene que habría por apostar por renovadas estrategias turísticas. Basarse en las recomendaciones de los principales organismos internacionales sobre turismo y desarrollo sostenible en destinos patrimoniales, sería una de ellas.
 
Otra estrategia podría ser concebir el turismo como una actividad central e integrada en el conjunto de la vida económica, social y ambiental del destino. Así como integrar las  potencialidades turísticas en la ciudad o en el territorio donde se localiza el destino patrimonial, ya que las realidades son muy diferentes en un centro histórico, un conjunto arqueológico, un paisaje cultural o un conjunto monumental.
 
Asimismo, ve la necesidad de orientarse desde los intereses locales-regionales, centrándose en los principales desafíos del turismo en los próximos decenios y negociando  con los agentes turísticos exteriores. Y proponer  programas y actuaciones urgentes relacionadas con la adecuación del destino para la visita pública y la adecuación territorial y urbana de sus entornos.
 
“La estrategia debe concebirse como un proceso institucional y social de reflexión y concertación que sólo será viable en la medida que sea impulsada desde las instituciones, compartida por los agentes privados y asumida como propia por los agentes sociales”, concluyó.
 
Noelia Cedrés (actualidad@hosteltur.com)
 
santiago.jpgsantiago.jpg

ávila.jpgávila.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.