Sol Meliá resiste en zona de beneficios "el peor trimestre turístico de los últimos 20 años"

Sol Meliá ha presentado hoy sus resultados correspondientes al primer trimestre de 2009, "periodo que según las estadísticas disponibles puede considerarse para el turismo español como el peor de los últimos 20 años", añade. Su cuenta de resultados acusa la debilidad de la demanda, "poco proclive a remontar a corto plazo si atendemos a las estimaciones de la Comisión Europea o el FMI", y contrasta además, "de manera importante", con el primer trimestre de 2008, periodo en el que la intensidad del impacto de la crisis sobre el sector turístico era todavía moderada.

En concreto, los ingresos de Sol Meliá entre enero y marzo ascendieron a 266,7 millones de euros, un 9,6% menos que en el mismo periodo del año anterior, mientras que el EBITDA descendió un 37,4%, pasando de 62,9 a 39,4 millones. A su vez, la comparativa muestra cómo el beneficio neto descendió un 97,5%, ofreciendo un resultado positivo de 0,5 millones.
 
“La caída de la actividad, más acusada en el segmento corporativo, y la reducción de la duración y el gasto medio de las estancias para el segmento vacacional han motivado igualmente, junto a la falta de visibilidad imputable a la generalización de las reservas de último minuto, un descenso del 14,2% en el RevPAR (ingreso medio por habitación disponible)”, explica la compañía.
 
Para el grupo, lo más positivo que muestra el periodo es la notable mejora en los resultados financieros,  que pese al endurecimiento en las condiciones de los mercados, se cifra en un 28,2% gracias a la bajada del Euribor. Igualmente, Sol Meliá reporta la firma de un préstamo sindicado por importe de 80 millones de euros, que sumado a un crédito hipotecario por 20 millones, la colocan en “una confortable situación de liquidez para afrontar sus compromisos de deuda para 2009 y 2010”. “Esto nos recuerdan la importancia de mantener nuestros niveles de solvencia y de caja en óptimas condiciones”, añade.

Plan de contingencia
 
Ante lo que califica como “debilidad e incertidumbre del entorno”, la corporación ha decidido desarrollar un Plan de Contingencia. Asegura que potenciando fortalezas internas “como la disciplina de costes o su solidez financiera”, dicho plan permitirá a la empresa fortalecerse competitivamente de cara a la salida de la crisis.
 
Los ejes de actuación en torno a los que gira esta medida son cuatro. En primer lugar, el incremento de los ingresos. En este sentido se han establecido objetivos relacionados con la eficiencia de ventas, la gestión de los mercados emisores y la consolidación de las relaciones tanto con el cliente directo como con los intermediarios comerciales clave. “Cabe destacar el doble foco de este programa, que distingue los ingresos por habitación de los otros ingresos”, matiza. En segundo lugar, la racionalización de costes. Y es que Sol Meliá prevé que las medidas implementadas a nivel de unidades de negocio y oficinas corporativas tengan un importante impacto en ahorros, que, tras los últimos recortes aprobados para los servicios corporativos, alcanzarán los 55,6 millones de euros. “Como corresponde a una compañía de servicios orientada al cliente, todas las iniciativas de racionalización de gasto aprobadas en este capítulo conllevan la exigente condición de no afectar a la experiencia del cliente en los establecimientos”, agrega. Señala haber conseguido “ahorros significativos” a través de la generación de eficiencias internas y la renegociación de contratos y compras, entre otras fórmulas.
 
El tercer eje es la gestión de riesgos. En esta línea trabaja en la adaptación del mapa de riesgos a la presente situación de los mercados. Explica que, aunque ninguna de las numerosas quiebras vividas en el sector de la distribución, turoperación o líneas aéreas ha impactado de manera apreciable sobre ella, la hotelera ha desarrollado un conjunto de acciones preventivas dirigidas a evitar la morosidad, mantener en márgenes aceptables el periodo medio de cobro, y activar las coberturas de seguros en general.
 
Por último, Sol Meliá considera prioritario salvaguardar el equilibrio de su balance y flujos de caja, por lo que ha desarrollado una batería de iniciativas relacionadas con la financiación y condiciones de la misma. Esto ha dado como resultado una mejora en la estructura de su deuda, en el esquema de amortización de la misma, y “una plena tranquilidad en cuanto a la liquidez para 2009 y 2010”. Por lo que se refiere a las inversiones, se mantendrá el objetivo de no sobrepasar los 90 millones de euros este año, cantidad primordialmente orientada al mantenimiento de los hoteles “en condiciones óptimas”. La cadena asegura que la inversión nueva por expansión o crecimiento del portafolio será inapreciable. Las futuras incorporaciones serán realizadas bajo fórmulas poco intensivas en capital, tales como los contratos de gestión, alquiler o franquicia.

Crecimiento
 
Con este Plan de Contingencia y gracias a sus “fortalezas”, la compañía está convencida de que conseguirá reforzarse competitivamente de cara a la salida de la crisis. Igualmente, quiere resaltar la continuidad y consistencia de su política de expansión, pues en los primeros meses de este ejercicio ha firmado ya la incorporación de seis hoteles, que suman 1.331 habitaciones, el 88% de las cuales lo hacen bajo un contrato de gestión y el 12% restante en régimen de alquiler. Sol Meliá se muestra especialmente orgullosa de haberse adjudicado la gestión del Hotel de la Reconquista, de Oviedo.
 
En conjunto, la empresa trabaja en la futura incorporación de 19 hoteles, seis de los cuales se prevé que lo hagan durante 2009, sumando 2.073 nuevas habitaciones a su cartera.
 
Pese a la escasa visibilidad en el entorno, Sol Meliá se siente positiva y respaldada por sus más de 34.000 empleados para combatir los efectos de una crisis que, como indica su vicepresidente y consejero delegado, Gabriel Escarrer Jaume, afrontan “con la confianza de haber gestionado bien hasta este momento, aunque plenamente conscientes  del reto que supone llegar al momento de la recuperación en condiciones para competir y aprovechar las oportunidades que surgen durante las crisis”.
 
Araceli Guede (hoteles@hosteltur.com)


 
MELIA.jpgMELIA.jpg

MELIA dentro.jpgMELIA dentro.jpg

MELIA.jpgMELIA.jpg

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Carlos13/05/2009 15:05:00

¡Será por cómo estafan a los clientes! Yo reclamé hace más de tres meses porque se cobraban precios diferentes según reservases el mismo dia por una página web u otra, ambas de solmeliá por supuesto, y aún espero una respuesta. Con esta práctica tan poco ética se le sacan unos buenos euros de más a todo aquel que crea que le están ofreciendo el mejor precio del momento, pero se equivoca, a sus espaldas se vende la misma habitación mucho más barata ..... y lo hace SolMeliá desde otra pagina web de SolMeliá. Asi que no se fíen. Hay que mirar siempre en la pagina web del pais de destino!!!

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.