Diario 5405 18.10.2018 | 23:17
Hosteltur: Noticias de turismo

La CE acepta la fusión de Brussels con Lufthansa, que además se hará con el 100% de bmi

23 junio, 2009
La Comisión Europea (CE) ha aceptado la fusión entre la aerolínea alemana Lufthansa y la belga Brussels Airlines, luego de aprobar las correcciones propuestas por la primera compañía germana para evitar los riesgos sobre la libre competencia.
Simultáneamente, Lufthansa ha comunicado que a partir del 1 de julio se hará con el control de la aerolínea británica bmi, con una participación del 50% más una acción.

Protegiendo la competencia


Respecto a la fusión con Brussels, finalmente la CE ha comunicado a Lufthansa un dictamen favorable a la operación. El pasado mes de enero, la CE abrió una investigación para un examen más profundo acerca de sus efectos sobre la competencia en los mercados en los que ambas compañías operan, dado que, tras un análisis preliminar, se observó que su unión la reduciría significativamente, quedando en algunos casos una situación de monopolio, especialmente en varias rutas entre Bruselas y las ciudades alemanas de Frankfurt, Munich y Hamburgo, y entre la capital belga y la ciuda suiza de Zurich.

Por el pacto entre las dos empresas, los clientes de Lufthansa tenían acceso a 12 nuevos destinos, mientras que la red ofrecida a los clientes de Brussels Airlines se incrementa en 133 nuevos destinos

Sin embargo, la CE ha considerado que las correcciones propuestas por la compañía alemana ofrecen un mecanismo "eficiente y rápido" de administración de las franjas horarias que permitirá que nuevas compañías puedan operar en las rutas mencionadas. Además, de acuerdo con las condiciones acordadas, cualquier aerolínea que quiera volar entre estas ciudades obtendrá derechos adquiridos sobre las franjas horarias relevantes, una vez que haya operado en esa ruta durante un cierto periodo de tiempo, señaló el portavoz de Competencia de la CE, Jonathan Todd.

Las condiciones para que otras aerolíneas se hagan cargo de esas franjas horarias "son muy atractivas", afirmó Todd en unas declaraciones, en las que recalcó que "se han creado incentivos para operar en esas rutas y así los viajeros tendrán nuevas opciones".

Según el acuerdo anunciado en septiembre de 2008 por las dos aerolíneas, Lufthansa se haría con el 45% de Brussels Airlines por 65 millones de euros y se reservaba una opción de compra sobre el 55%, a ejecutar a partir de 2011, siempre que la compañía belga mantuviera sus derechos de vuelo, tal y como informó HOSTELTUR.

El grupo Lufthansa ya controla Swiss, Air Dolomiti, Eurowings y la aerolínea de bajo coste Germanwings. La integración de Brussels Airlines seguiría el modelo aplicado en la integración de Swiss, de manera que la belga continuará operando como una compañía independiente y mantendría su sede en Bruselas.

Lufthansa también posee en la compañía estadounidense JetBlue Airways una participación accionarial del 19%, que representa la primera inversión importante realizada por una operadora europea en una low cost estadounidense.
 
El 12% de los slots de Heathrow

Simultáneamente, Lufthansa informaba en Alemania que había llegado a un acuerdo extrajudicial con Sir Michael Bishop que le permitirá, a partir del 1 de julio próximo, hacerse con el control de la aerolínea británica bmi, en la que tendrá una participación del 50% más una acción a través del holding LHBD, de cuyo accionariado pose el 35%.

Lufthansa explicó que la compañía británica LHBD adquirirá la participación mencionada por un valor de 48 millones de libras (56,9 millones de euros), de modo que inicialmente la compañía seguirá estando en manos británicas. Sin embargo, una vez obtenga los derechos de tráfico, Lufthansa tiene previsto adquirir el 100% del holding británico LHBD.

Esta adquisición
forma parte del plan estratégico de la compañía germana de hacerse con por lo menos el 12% de los slots en Heathrow para poder competir en las rutas trasatlánticas entre Europa y Estados Unidos más rentables del mercado.

La aerolínea recordó que el pasado mes de octubre, el presidente de bmi, Michael Bishop, ejerció una opción de venta, establecida en un acuerdo firmado el 9 de noviembre de 1999, que suponía que Lufthansa comprara un 50% más una acción adicional del capital de la aerolínea británica. No obstante, por el compromiso alcanzado entre Bishop y la aerolínea, el presidente de bmi no obligará a Lufthansa a realizar dicha transacción y la compañía alemana pagará 175 millones de libras esterlinas (210 millones de euros) para la cancelación de la opción de venta.

Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)


Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.