Diario 5330 23.07.2018 | 14:18
Hosteltur: Noticias de turismo

Los ayuntamientos pueden delimitar zonas para nudistas

26 agosto, 2009
La polémica sobre el nudismo en las playas se reabrió el pasado 18 de julio cuando alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, prohibió esta práctica en las playas urbanas. El presidente de la Federación Española de Naturistas (FEN), Ismael Rodrigo, ha mostrado sus dudas sobre la capacidad de los ayuntamientos para legislar en las playas porque "las costas son competencia del Estado" y se opone a la creación de zonas exclusivas, ya que "generan guetos discriminatorios".
Sin embargo, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino ha manifestado a HOSTELTUR que delimitar playas para uso exclusivo de los nudistas es “competencia municipal”. Por lo tanto los ayuntamientos tienen la potestad de aplicar esta medida como ordenanza de civismo.
 
La persona que tome sol desnudo en las playas urbanas de Cádiz puede enfrentarse a una multa de entre 100 y 750 euros. Otros municipios españoles ya han dispuesto este tipo de sanciones.

Es el caso de Malgrat de Mar, en Barcelona, donde desde el año pasado existe una ordenanza de civismo que prohíbe el nudismo en sus playas. Fuentes del ayuntamiento han asegurado a este diario que hasta el momento no se ha impuesto ninguna multa.
 
Marcha atrás
 
También San Sebastián y Getxo intentaron en su día limitar o prohibir la práctica del nudismo en sus playas, pero los tribunales acabaron por permitir los desnudos.
 
En Vilanova i la Geltrú, un municipio costero situado a 45 Km al sur de Barcelona, el Ayuntamiento estudió la posibilidad de regular el nudismo en sus playas hace dos años. Sin embargo, el proyecto no llegó a cuajar. De este modo, se optó porque la tradición y las costumbres de los bañistas definieran las zonas nudistas y las textiles.
 
Así, el nudismo no está expresamente prohibido por lo que se podría practicar en cualquier playa de Vilanova i la Geltrú, sin que ello conllevara sanciones o detenciones por parte de la Policía. Tampoco hay ninguna señal que marque si se puede o no practicar el nudismo, o dónde.
 
De este modo, "el consenso marcado por la tradición", según explica un funcionario del ayuntamiento, ha limitado la práctica del nudismo a una zona algo más apartada, situada en la playa de Sant Gervasi.
 
En cambio, el municipio vecino de Sitges optó el año pasado por señalizar una pequeña playa donde tradicionalmente se había venido practicando el nudismo, Cala Balmins, con un cartel que avisaba “Playa familiar”, acompañado de unos iconos que pedían el uso del bañador para ducharse o ir al chiringuito. No obstante, y tras las protestas de los nudistas (que se pasearon desnudos por el resto de playas), finalmente el ayuntamiento tuvo que retirar los carteles.
 
No a los “guetos”
 
Por su parte, las asociaciones en defensa del nudismo y la desnudez piden que se deje de perseguir esta práctica y reclaman que no se creen zonas exclusivas para ellos en las playas españolas porque consideran que se convierten en "guetos" y les discrimina con respecto al resto de la población.
 
Rodrigo lamenta que en algunas localidades se "criminaliza el cuerpo humano" por el hecho de ir desnudo por la playa o por la calle y recuerda que ni el exhibicionismo ni las normas higiénicas son argumentos válidos para multar a aquellos que practican el nudismo. "Todos los recursos interpuestos en los tribunales por multas a nudistas se han ganado", asegura.
 
Los nudistas recuerdan que la Constitución "prohíbe las normas basadas en creencias morales" y que desde la reforma del Código Penal en 1995 el delito de "escándalo público" ya no está tipificado.
 
Rodrigo afirma que "el 50% de la población ha practicando el naturismo en alguna ocasión y un 4% lo hace de forma habitual", aunque ha reconocido que "las grandes ciudades tienen un ambiente agresivo en el que es necesario protegerse con ropa", pero el presidente de la Asociación por el Derecho a la Desnudez, Jacint Ribas, defiende la posibilidad de ir desnudo allí donde uno lo desee.
 
Playas Familiares
 
La organización Hazte Oír promueve la campaña Playas Familiares, que propone la creación de playas exclusivas para nudistas, para los que no lo son y otras mixtas alegando la protección a la intimidad, especialmente de los menores, argumenta su presidente, Ignacio Arsuaga.
 
Arsuaga asegura no estar en contra de los nudistas, para los que reclama espacios "alejados", y se siente respaldado por 150.000 familias adheridas a la campaña que reclaman el derecho a decidir cuándo, cómo y dónde sus hijos pueden contemplar a una persona completamente desnuda "por el bien de su educación".
 
Xavier Canalis /Noelia Cedrés (actualidad@hosteltur.com)

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.