Diario 5407 21.10.2018 | 20:34
Hosteltur: Noticias de turismo

La Ruta de la Seda, producto estrella de la región que más crece del mundo

13 octubre, 2009
Asia Central está siendo la región que más crece del mundo, aún hoy a pesar de la crisis. Con una población de más de 55 millones de personas y una renta per cápita de 1.300 euros al año, está atrayendo inversiones internacionales por más de 3.000 millones de euros al año. La Ruta de la Seda es el producto turístico estrella que comparten 24 países de la región a lo largo de más de 12.000 kilómetos, desde el Mediterráneo al Mar de la China.
La OMT y la UNESCO están empujando desde 1998 el proyecto "Ruta de la Seda", que debe crear y organizar un auténtico producto turístico a lo largo de 12.000 kilómetros, recuperando partes del patrimonio de 24 países y ofreciendo al visitante la información necesaria sobre un territorio y una vía de contactos comerciales que ha funcionado desde hace 2.500 años.

En Astana, la capital de Kazajstán donde se ha celebrado la XVIII Asamblea General de la OMT, los países miembros del proyecto han confirmado su compromiso y han recordado al mundo la importancia de las invesiones internacionales para su desarrollo. Asia es la segunda región del mundo más visitada, tras Europa, con 148 millones de turistas en 2007 según datos de la organización, con un crecimiento del 10,4%. El objetivo es que parte de esos visitantes puedan, gracias a este proyecto, conocer otros países de la región que hasta ahora han sido ajenos al fenómeno turístico: Uzbekistan, Kysgyzstan o el mismo Kazajstán.

Un parque temático a lo largo de 12.000 kms

El proyecto de la Ruta de la Seda es el más ambicioso proyecto de turismo cultural del mundo en cuanto a países que incluye, kilómetros a cubrir y cantidad y dispersión de servicios que ofrecer a los turistas, desde centros de información a alojamientos, actividades y conocimieno del patrimonio arqueológico, artístico y etnológico a lo largo de la ruta.

Como se ha dicho estos días en Astana, el proyecto de la Ruta de la Seda debería ser una especie de parque temático descentralizado a lo largo de 12.000 kilómetros, con atracciones, eventos educacionales y espectaculares que muestren la historia y el legado de esa vía.

Esther Mascaró (redactorjefe@hosteltur.com) desde Astana, Kazajstán

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.