Los pilotos europeos se movilizan para lograr una normativa segura sobre la fatiga

Los asociaciones europeas de pilotos ECA y ETF lanzaron ayer un plan de acción con el objetivo de instar a las instituciones de la Unión Europea a realizar una "pronta revisión" de las normas comunitarias en materia de fatiga, en línea con los últimos avances científicos en este campo, recordando los "peligros potenciales" que podría tener una protección legal inadecuada contra los efectos de la fatiga en las tripulaciones aéreas.

En un comunicado conjunto, ambas asociaciones señalaron la necesidad de que la Comisión Europea (CE), la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), los países de la UE y el Parlamento Europeo tomen "las medidas oportunas para cumplir con los últimos descubrimientos de un reciente estudio científico que demuestra que la legislación europea en materia de fatiga de tripulaciones es potencialmente insegura".
  
El plan de acción, titulado 'Siete pasos hacia una normativa más segura en materia de fatiga de tripulaciones aéreas", basado en los últimos avances científicos', fue enviado al comisario de Transporte de la UE, Antonio Tajani, a la presidenta del Consejo de Transportes, Asa Torstensson, al presidente del comité de Transporte del Parlamento Europeo, Brian Simpson, y a las diferentes Autoridades de Aviación Civil.
  
Prioridad urgente

Entre otras cosas, los pilotos piden una declaración política por parte del comisario y del director ejecutivo de EASA en la que se "deje claro" que la normativa europea en materia de fatiga basada en pruebas científicas es una prioridad urgente y se insta a la EASA a que comience a redactar "de inmediato" nuevas normas de fatiga basadas en el Informe Moebus, actualizando así la legislación vigente con miras a la primavera de 2011 como fecha de entrada en vigor.
  
Además, ambas asociaciones destacaron la necesidad de que se impida a las compañías "seguir bloqueando" el avance en este tema, con el continuo cuestionamiento de todas las pruebas científicas. Igualmente instan a los países integrantes de la UE a comprometerse a adoptar "rápidamente" la futura propuesta de EASA, "basada en consideraciones científicas y no en consideraciones sociales ni económicas".
  
Por otro lado, los pilotos europeos instaron a los países europeos a cumplir con la nueva normativa OACI, que obligará a basar la normas nacionales de fatiga en pruebas científicas, y a que los Sistemas de Gestión del Riesgo de Fatiga (FRMS) sean obligatorios para las aerolíneas, fundamentado en lo dispuesto en las normas vinculantes de la UE, en el material de orientación y en las auditorias independientes.
  
Por último, las asociaciones piden el establecimiento de procedimientos europeos de base científica, estrictos y transparentes y que permitan a las compañías variar las normas de fatiga de forma segura, ciñéndose a lo estipulado por los FRMS y a la consulta de las tripulaciones aéreas.
 

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.