Diario 5352 17.08.2018 | 22:41
Hosteltur: Noticias de turismo
ACTUALIZACIÓN 12:30 horas

British Airways entra en números rojos

6 noviembre, 2009
British Airways registró en el primer semestre de su ejercicio fiscal --hasta el 30 de septiembre-- unas pérdidas antes de impuestos de 292 millones de libras (325 millones de euros), frente a los beneficios de 52 millones de libras (58 millones de euros) que contabilizó en el mismo periodo de 2008, informó hoy la compañía en un comunicado.
Los ingresos descendieron un 13,7% hasta los 4.102 millones de libras (4.577 millones de euros), mientras que el beneficio operativo también se situó en cifras negativas con pérdidas por valor de 111 millones de libras (123 millones de euros).

Las pérdidas antes de impuestos ascendieron a 292 millones de libras (325 millones de euros), con respecto a los beneficios brutos de 52 millones de euros (58 millones de euros).

Los ingresos descendieron un 13,7% hasta los 4.102 millones de libras (4.577 millones de euros), mientras que el beneficio operativo también se situó en cifras negativas con pérdidas por valor de 111 millones de libras (123 millones de euros).

El consejero delegado de la compañía aérea británica, Willie Walsh, recordó que British Airways redujo este verano sus costes en 400 millones de libras (446 millones de euros) y que la plantilla se recortó en 1.900 trabajadores a través de medidas como las bajas voluntarias. "La liquidez de 4.000 millones de libras nos sitúa en una posición fuerte", recalcó el consejero delegado de British Airways.

Walsh agregó que la dirección de la compañía seguirá aplicando "cambios estructurales" en el segundo semestre de su ejercicio fiscal para "asegurar el futuro a largo plazo" de la aerolínea.

En este sentido, el consejero delegado indicó que durante la temporada de invierno la capacidad descenderá en un 6% y que la aerolínea seguirá con su plan de recorte de plantilla, que contará con unos 3.000 trabajadores menos para marzo de 2010.

En cuanto al déficit del fondo de pensiones de los trabajadores de la aerolínea, registró un incremento de la deuda entre marzo y septiembre. Concretamente, el fondo APS (Airways Pension Scheme) se vio recortado desde los 860 millones de libras (958 millones de euros) de marzo a 27 millones de libras (30 millones de euros) en septiembre, mientras que el fondo NAPS (New Airways Pension Scheme), registró un incremento de las pérdidas que pasaron de 1.167 millones de libras (1.300 millones de euros) a 2.660 millones de libras (2.964 millones de euros).

Buenas relaciones con Iberia

La aerolínea informó de que sigue centrada en el desarrollo del proceso de fusión con Iberia y que mantiene "buenas relaciones" con la nueva dirección de la compañía aérea española.

El consejero delegado de la compañía, que no añadió ulteriores detalles referentes al proceso de fusión con Iberia, confirmó, en una 'conference call' con analistas que las negociaciones continúan.

Asimismo, en lo referente a la solicitud de inmunidad antimonopolio solicitada conjuntamente con Iberia y American Airlines, British Airways señaló que sigue a la espera de una resolución de las autoridades europeas y estadounidenses.

"Somos muy optimistas", recalcó el consejero delegado de la compañía. Walsh consideró que las razones esgrimidas por las tres aerolíneas para obtener la inmunidad antimonopolio son "importantes", y confió en que tanto la Unión Europea como Estados Unidos den el visto bueno a la operación.


Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.