Argentina no se recuperará de la crisis turística hasta 2011

El secretario de Turismo argentino, Enrique Meyer ha manifestado que el número de visitantes que recibirá el país no regresará a los niveles previos a la crisis hasta 2011 y que este año se cerrará el ejercicio con una caída de entre el 8 y el 9%.


Meyer subrayó que este descenso es "similar a la media mundial" en una entrevista concedida a Efe en Londres, donde se celebrará hasta  mañana la World Travel Market -una de las citas para el sector más importantes del año- y en el que Argentina dispone de un expositor propio.

"Las caídas son rápidas, pero las recuperaciones son más lentas. Creo que el año que viene no volveremos a los niveles de 2008, pero sí en 2011", explicó.

El representante del Gobierno argentino destacó que desde octubre ya se observa un repunte en el número de turistas recibidos, especialmente de visitantes que proceden de otros puntos del continente, señal de que la situación está mejorando.

El expositor de Argentina en la cita londinense es uno de los más grandes de América Latina, y está lleno de referencias al Dakar -que comenzará en enero- así como al polo, el rugby y el golf, tres deportes que despiertan gran interés entre los británicos.

"Hemos pasado de 240 campos de golf a 300 entre 2003 y 2008, y algunos de ellos han sido diseñados por jugadores profesionales como Greg Norman", subrayó Meyer como ejemplo de la importancia que otorga su Gobierno al turismo deportivo.


Mucho más que tango

La apuesta argentina atiende también el llamado "turismo cultural", donde juega un papel principal Buenos Aires, así como el "ecoturismo", gracias a la variedad geográfica del país, que le permite albergar "desde la selva hasta la Patagonia".

"A mí me gusta más llamarlo 'turismo activo'. Es una apuesta nuestra desde siempre, y muestra de ello es que los 34 parques nacionales dependen de Turismo y no de Medio Ambiente, dado el interés que sabemos que tiene para quien nos visita", destacó Meyer.

Sobre los retos que quedan por afrontar, el dirigente argentino hizo especial hincapié en la mejora de la conexión aérea con el resto del mundo a través de vuelos directos a diferentes partes del país, y no sólo a la capital.

"Antes se dependía mucho de Buenos Aires para que el turista pudiera conocer otras zonas de Argentina. Pero todavía nos queda mucho por hacer en eso", admitió.

El secretario argentino estuvo acompañado por el gobernador de la provincia de Misiones, Maurice Closs, quien llegó la semana pasada a la capital británica con el objetivo de promocionar la región y recabar apoyos para que las cataratas de Iguazú se conviertan en una de las siete maravillas naturales del mundo, una decisión que tomarán los ciudadanos a través de internet.

"Al turista británico le interesa el turismo de naturaleza mucho más que al alemán y al español", destacó Closs.

El representante de Misiones también rechazó la posibilidad de que un incremento en el número de turistas pueda dañar el ecosistema de la zona argentina de las cataratas de Iguazú.

"Actualmente recibimos a unas 3.000 personas diarias, más o menos. Podría tener un perjuicio si diariamente acudieran 10.000 visitantes, como ocurre los viernes de Semana Santa, pero aún estamos muy lejos de eso", explicó.
 
argentina%20alasece.jpgargentina%20alasece.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.