Diario 5761 09.12.2019 | 19:36
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Deja en tierra a miles de pasajeros

En quiebra y sin licencia de vuelo, Air Comet presenta un ERE para sus 640 trabajadores

23 diciembre, 2009

El Ministerio de Fomento retiró ayer la licencia de vuelo a Air Comet debido a la quiebra de la compañía, una situación que podría derivar en "problemas de seguridad" en su operativa. Según cálculos oficiales, el cese de actividad de la aerolínea afectará a cerca de 7.000 pasajeros, una cifra que el sector de las agencias de viajes estima en 70.000 y los consumidores en 100.000 billetes hasta abril. El Gobierno se hará cargo directamente de su traslado a partir de hoy, en el que invertirá 6,3 millones de euros. Los trabajadores serán sus primeros acreedores cuando se abra un concurso que puede arrastrar a otras empresas del Grupo Marsans.

La secretaria de Estado de Transportes, Concha Gutiérrez, ha explicado que el pasado 6 de noviembre Fomento abrió el expediente de retirada de licencia a Air Comet como medida cautelar, ante la eventualidad de que “la situación de insolvencia de la compañía pudiese afectar la seguridad” y que la orden de embargo de los 13 aviones de la compañía, dictada por un juez en Londres, precipitó la resolución de dicho expediente. Advirtió, no obstante, de que la seguridad "en todo momento ha estado garantizada mediante controles continuos" por parte de Aviación Civil.

Gutiérrez confirmó, por otra parte, que Air Comet "no ha presentado ningún plan para la atención de los pasajeros", vencido el plazo dado por Fomento para su consignación, por lo que el ministerio asume, a partir de ese momento, el dispositivo "de carácter humanitario" de traslado de los 7.000 pasajeros afectados, entre los que, según explicó, tendrán prioridad los viajeros que se encuentren en ruta, con el primer trayecto realizado, al tiempo que se estudiarán las situaciones de emergencia individuales.

Cooperación de otras aerolíneas

El Ministerio se ha puesto en contacto con las compañías que operan en rutas con Latinoamérica para reubicar a los pasajeros en otros vuelos, lo cual será a partir de hoy, ya que ayer no había "aviones disponibles". Igualmente podría comenzar a fletar aviones, Una acción que cobrarán a Air Comet. Los primeros en despegar serán dos vuelos a Lima y a Bogotá.

Este dispositivo lo mantendrían hasta el próximo 26 de diciembre, para trasladar así a todos los pasajeros afectados, la mayoría de origen Latinoamericano, a sus destinos para que puedan pasar la Navidad con sus familiares como tenían planificado.

Iberia ha ofrecido su "total disposición" para buscar vuelos alternativos, ya sea a través de conexiones directas, enlaces o vuelos especiales, para trasladar en los próximos días a unas 6.500 personas, el 90% de los afectados. Iberia anuncia que fletará cuatro vuelos especiales para transportar a 3.500 pasajeros entre Europa y Buenos Aires, Lima, Bogotá, Quito y Guayaquil. Además, podrá acomodar a cerca de 3.000 pasajeros en sus vuelos regulares diarios de que dispone entre España y Latinoamérica y a las tripulaciones de Air Comet que han quedado varadas en América Latina. Los primeros vuelos especiales salen hoy, 23 de diciembre, con destino a Buenos Aires, Lima y Bogotá, mientras que el cuarto vuelo especial despegará de Madrid en Navidad a las 10 de la mañana, con destino Quito y Guayaquil.

Air Europa manifestó a Fomento la disponibilidad de la aerolínea para trasladar a 700 pasajeros afectados, en los casos en que éstos ya se encuentren en su destino y no puedan regresar a su país.

La sección sindical SEPLA Iberia manifestó la decisión de los pilotos de colaborar con el traslado de los pasajeros afectados por Air Comet, ofreciéndose a volar en "horas libres o vacaciones".

La secretaria de Estado confirmó que Fomento tenía conocimiento de la oferta de venta sobre Air Comet presentada por el grupo Air Transport y aseguró haber recibido información al respecto, así como haber participado en la primera reunión celebrada y seguido el proceso de compra, que finalmente no prosperó, luego del embargo de los aviones por un tribunal británico.

La Dirección General de Aviación Civil ha habilitado tres números de teléfono (91 5978321, 91 5975075 y 91 5977231) para facilitar información a los pasajeros de Air Comet y se ha habilitado una oficina en la calle Ribera del Loira, 46, en Madrid.

Los trabajadores

Mientras tanto, el comité de empresa de Air Comet recibió la documentación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) por el 100% de la plantilla, 640 trabajadores. La aerolínea les anunció que prepara presentar un concurso voluntario de acreedores, dado que bajo las actuales circunstancias, tras la retirada por parte de Fomento de la licencia de explotación, le será imposible operar de nuevo.

En un encuentro al que asistieron el responsable de Recursos Humanos de la compañía y una abogada de la aerolínea, la compañía entregó a los representantes de los trabajadores un documento que recoge una indemnización mínima de 20 días por año trabajado, lo que los sindicatos consideran "una ciencia ficción cuando la compañía no tiene dinero". Calificando el ofrecimiento de “una tomadura de pelo", los trabajadores resaltan que la situación por la que atravesaba la empresa era conocida desde hacía mucho tiempo y "no se hizo nada". Agregaron que “no es normal que el Gobierno no hiciera nada y que hace quince días saliera el ministro de Fomento, José Blanco, abrazado a Díaz Ferrán, en una entrega de premios, mientras los trabajadores de Air Comet protestaban en la calle pasando frío".

Si bien los asesores legales de los sindicatos están revisando el documento, la plantilla de Air Comet mantiene sus reservas frente al ERE presentado por la compañía, ya que “no tiene ningún tipo de financiación ni remanente", estimando que su opción más probable es la de acudir a un concurso voluntario de acreedores. "Se trata de buscar una solución cuanto antes para que los trabajadores de Air Comet puedan cobrar cuanto antes el paro". Los trabajadores se convierten ahora "en los primeros acreedores y si la empresa no tiene activos para afrontar sus deudas, será el Grupo Marsans el que lo haga con sus propios activos, lo que arrastrará a sus otras empresas por los nexos financieros entre ellas", resaltó a HOSTELTUR una fuente del sector.

La compañía dijo a los trabajadores que intentará abonar antes de que finalice el año las nóminas de noviembre y octubre, que sólo la mitad del colectivo ya ha cobrado, y la nómina de noviembre, incluidos los pagarés pendientes ofrecidos por Air Comet. Sobre el resto de las nóminas atrasadas (incluidas diciembre y la paga extra de Navidad), que en algunos casos ascienden a ocho meses, Air Comet insistió en que "no tiene dinero", por lo que de cobrar algo, lo harán del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa). Luego, la compañía presentaba el ERE a los representantes del personal de tierra 'handling', unos 60 trabajadores.

Según fuentes sindicales, Air Comet reconoció que el grupo Air Transport se echó atrás en la compra de la compañía, una vez que una orden judicial inmovilizara la flota y no le fuera posible asumir la deuda de 25 millones de dólares (17,2 millones de euros) con el banco alemán Nord Bank.

Air Comet, perteneciente al grupo Marsans, tenía 13 aviones, incluidos cinco operativos que enlazaban Madrid con capitales latinoamericanas como La Habana, Quito, Guayaquil, Lima, Bogotá, La Paz y Buenos Aires, con una media de seis vuelos diarios. Se estima que el cierre de la empresa afecte a unos 1.500 pasajeros diarios durante las próximas semanas.

El Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU) por su parte, presentará ante la Audiencia Nacional una demanda contra la compañía Air Comet y sus propietarios, Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual, por presuntos delitos de estafa, apropiación indebida e insolvencia punible.

ACAV pone en duda la versión oficial

Las Asociación Catalana de Agencias de Viajes (ACAV) asegura que el número de afectados podría superar los 70.000, pues Fomento no ha contabilizado todos los billetes vendidos, afirma en un comunicado. Por otro lado, incluso en el caso de ser cierta la cifra oficial, cree que el dispositivo puesto en marcha por el Ministerio será claramente insuficiente.

ACAV añade que las agencias “están por la labor de reembolsar el importe de aquellos billetes no volados y no pagados todavía a Air Comet. El problema, asegura la asociación, es que este reembolso no se podrá hacer efectivo hasta que Air Comet o Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) lo autorice pues, en la mayoría de casos son tarifas no reembolsables”. Por ello la decisión de reembolso no está en manos de las agencias de viajes.

De obtenerse esta autorización, solo afectará a aquellos billetes que han sido vendidos a partir del 1 de diciembre, pues los anteriores ya han sido liquidados a la compañía. De este modo, en el caso de los billetes no volados pero que ya se pagaron a Air Comet, no se podrán reembolsar porque en este caso las agencias no disponen del dinero al haberlo abonado previamente a la aerolínea. En estas circunstancias las agencias no pueden realizar la devolución del importe y los afectados tendrán que dirigirse a la oficina habilitada por Aviación Civil.

ACAV califica la situación de “inaceptable y previsible”, ya que se repite un caso como el de Air Madrid. Es un punto en el que coincide claramente con la Unión Catalana de Agencias de Viajes Emisoras (UCAVE) que recuerda que ya advirtió de que esta situación se daría y le fue exigida una rectificación por parte de Air Comet, unos hechos de los que informó HOSTELTUR a mediados de noviembre.

UCAVE renueva la petición realizada a las autoridades en aquella ocasión para que establezcan garantías financieras con las compañías aéreas para estos casos. ACAV incide también en este aspecto y recuerda que la IATA está exigiendo avales a las agencias de viajes para que las aerolíneas queden cubiertas ante una posible insolvencia de las primeras, pero, por el contrario, no obliga a las aerolíneas que la integran a depositar garantías financieras. En consecuencia, afirma la asociación catalana, hoy IATA no puede garantizar el reembolso de los billetes que ya se han abonado a Air Comet –a través de IATA- y que aún no han sido utilizados por los clientes. También advierte de que la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) ya estaba avisada de la situación financiera por la que pasaba Air Comet hace muchos meses.





Avatar redactor Diana Ramón Vilarasau Redactora en Transportes

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.