La tasa de accidentes aéreos de 2009 es la segunda menor en la historia

Un vuelo de cada 1,4 millones sufrió un accidente en 2009, lo que supone que la tasa de accidentes aéreos descendió hasta el 0,71 el año pasado, el segundo menor dato de la historia del sector, sólo por encima de la tasa de 0,65 registrada en 2006, según el informe presentado por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA).

No obstante, el año pasado hubo 685 personas fallecidas en el total de 90 accidentes aéreos registrados -de aparatos fabricados en todo el mundo-, 183 más que en 2008, en el que hubo 109 accidentes.

El principal motivo de accidentes aéreos en 2009 se debió a fallos del piloto (el 30%de los casos), seguido de las salidas de pista (el 26%), que pueden obedecer tanto a fallos técnicos, a condiciones meteorológicas adversas como a errores de pilotaje. M ientras que uno de cada diez accidentes de 2009 ocurrió porque la superficie terrestre de la que despegaba o en la que aterrizaba el avión se encontraba deteriorada.

De los 90 accidentes registrados el año pasado, 17 ocurrieron en Europa, 10 en Latinoamérica, 14 en Norteamérica, 14 en África Subsahariana y 15 en la suma del norte de África y Oriente Medio.

Según la IATA, asociación que representa a 230 aerolíneas que suponen el 93% del tráfico aéreo programado, del total de vuelos que sufrieron accidentes el año pasado, en 18 hubo víctimas mortales, cinco menos que en 2008.

Los accidentes sufridos por aviones fabricados en Occidente se redujeron a 19 en 2009, mientras que el año anterior se contabilizaron 22, cuando ocurrió un accidente por cada 1,2 millones de vuelos de aparatos construidos en esta región.

La IATA destaca que con el porcentaje de accidentes de 2009, un pasajero que tomase un avión cada día tendría probabilidades de no sufrir accidentes durante 3.859 años.



 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.