ÚLTIMA HORA, 9:35

Sol Meliá ganó 38 M € en 2009, un 25,6% menos

Sol Meliá acaba de presentar los resultados correspondientes al ejercicio 2009, durante el que ganó 38,1 millones de euros, lo que supone un descenso interanual del 25,6%. Los ingresos se situaron en los 1.148,7 millones, frente a los 1.279 millones ingresados en 2008. Respecto al EBITDA, cayó un 21,3%, hasta los 202,1 millones. La compañía afirma que con estos datos supera las expectativas del consenso de mercado. 

Desde el grupo aseguran que registraron "una clara evolución positiva" a partir del segundo trimestre, momento en que se localizó la fase más baja del ciclo, "con un especial repunte durante el cuarto trimestre". "La evolución positiva iniciada tras el segundo trimestre se consolida y la ralentización en las caídas de precios y ocupaciones alienta una previsible recuperación durante 2010", añaden.

Entre el segundo y el cuarto trimestre, los ingresos hoteleros de Sol Meliá pasaron de un -19% a un -12,8%, mientras que en el mismo plazo el descenso en ocupación pasó del 12,1% al 5,4%. Explican que esta tendencia fue especialmente notable en el negocio de Sol Meliá Vacation Club, cuyas ventas pasaron de caer un 23,3% a crecer un 37,3% al final del ejercicio.

En conjunto, este menor deterioro posibilitó que la caída del precio medio por habitación (RevPAR) se atenuara, pasando de -20,7% en el segundo trimestre al -12,6% en el cuarto respecto al mismo periodo de 2008. "En cómputo medio anual, el RevPAR de Sol Meliá descendió menos que la media de nuestros competidores, con un -16,7%", agregan.

Continuar con el plan de contingencia
 
La compañía ha señalado además que este año continuará aplicando su plan de contingencia frente a la crisis que lanzó en el segundo semestre de 2008,  y que "estará en la mejor disposición para aprovechar un previsible repunte de la economía internacional". Dicho plan se centra en cuatro ejes.
 
En el plano de los ingresos, diversas actuaciones, entre las que destaca “incrementar el valor añadido ofrecido al cliente a través de propuestas comerciales unificadas por marca, frente a la espiral de descuentos en la que caen otras compañías, que igualan el producto a la baja y detraen valor a la experiencia del cliente”, le han permitido la generación de unos ingresos ‘adicionales" de 54,7 millones.
 
En cuanto a la optimización de costes, implementó un programa de ahorros por importe de 80,5 millones de euros. “En ninguno de los casos, los ahorros afectaron a los estándares de calidad, como reflejan los índices de satisfacción de los clientes, que se mantuvieron estables entre 2008 y 2009”, apuntan.
 
Por lo que respecta a la gestión de riesgos, han trabajado especialmente “en la diversificación y control del riesgo y la exposición a insolvencias, lo que ha favorecido que la compañía no haya incrementado significativamente el periodo medio de cobro desde el pasado mes de septiembre, ni haya registrado impactos significativos como consecuencia de las dificultades de compañías del sector para atender sus pagos”.
 
Y el cuarto eje es el mantenimiento del cash-flow y el equilibrio financiero, en el marco del cual ha reducido su deuda y multiplicado sus fuentes de financiación, destacando la mejora del 58,1% en sus resultados financieros y el incremento de su liquidez. En este ámbito se enmarcan el lanzamiento de 200 millones de euros en bonos convertibles y el de 50 millones de dólares en acciones preferentes en Puerto Rico, el programa de fáctoring para Sol Meliá Vacation Club por importe de 30 millones de dólares, la operación de Renting del Hotel Meliá Madrid Princesa y la venta del Hotel Tryp Alondras, con las que Sol Meliá ingresó en conjunto unos 100 millones de euros, manteniendo en ambos casos la gestión, o los préstamos del ICO por 27 millones de euros. “Gracias a operaciones como éstas y a la drástica contención de la inversión en el ejercicio, la deuda neta se ha reducido en 2009 en 122,6 millones de euros, hasta 859,8 millones”, indican. Así, hoy sus niveles de liquidez ascienden a 578 millones de euros.
 
Plan de expansión
 
Esta disciplina financiera es la responsable de que para 2010 la compañía haya previsto únicamente 44 millones de euros de inversión, fundamentalmente en mantenimiento y optimización de hoteles, lo que afirman que no les impedirá seguir creciendo. Sol Meliá seguirá focalizando su expansión en fórmulas poco intensivas en capital.
 
Su objetivo es reforzar su presencia y negocio en los mercados con mayor dinamismo, “conteniendo al mismo tiempo una excesiva exposición al riesgo”, por lo que los hoteles en proceso de incorporación suman 7.767 nuevas habitaciones, el 88% de las cuales se encuentran  fuera de España.
 
2010,  un año de transición
 
Aunque quieren ser prudentes, las previsiones para el ejercicio actual son para Sol Meliá moderadamente mejores que 2009. “Por áreas geográficas, las ciudades españolas, uno de los segmentos más afectados por el descenso en los viajes corporativos, continuarán con la estabilización ya iniciada en los niveles de ocupación, que acusarán positivamente el impacto de la Presidencia Española de la UE, aunque la todavía evidente presión sobre los precios impide vislumbrar mejoras en el RevPAR para este segmento”, pronostican. Para los hoteles vacacionales españoles, la compañía  prevé una temporada ligeramente mejor que la pasada debido a una intensificación de los vínculos con partners estratégicos, sobre todo en costas peninsulares, Menorca y Mallorca. En Ibiza esperan una temporada similar a la de 2009, mientras “la evolución de Canarias, a expensas de los efectos que pueda producir el llamado ‘Plan Canarias" aprobado por el Gobierno,  aún resulta una incógnita”.
 
En Europa apuntan que capitales como Londres, Roma, París o, en menor medida, las ciudades alemanas, han experimentado ya una tendencia positiva que seguirá en 2010. Y por lo que respecta a Latinoamérica, estiman una evolución subyacente positiva impulsada por la recuperación del consumo en su principal mercado emisor, los Estados Unidos. Sol Meliá está monitorizando los efectos de los terremotos de Haití sobre sus propiedades en la República Dominicana, y en estos momentos la situación está volviendo a la normalidad, esperándose un retorno al crecimiento  a partir del mes de abril.  “Estos hoteles no resultaron afectados por los seísmos, pero sí se han sentido concernidos por la magnitud de la tragedia y su cercanía con la República Dominicana, y han querido así contribuir  estableciendo un donativo de 4 dólares por noche reservada en los hoteles del país centroamericano, que se destina al fondo Clinton-Bush para Haití”, resaltan.
 
En líneas generales, según Sol Meliá, el RevPAR, “tan afectado en los últimos años por la confluencia de alteraciones en la oferta y la demanda hotelera”, comenzará a reequilibrarse, “siquiera de modo incipiente”, durante 2010, “pues tras años de sobreoferta, la crisis estaría induciendo un ajuste progresivo de la oferta de habitaciones, junto a la gradual recuperación de la demanda que debe acompañar a la salida de la crisis”. Según sus datos, en España se estima que la oferta hotelera total del país crecerá tan sólo un 1% durante el próximo cuatrienio, y que además, de los nuevos hoteles previstos, tan sólo el 36% se encuentran actualmente en fase de construcción. Por otra parte, en Europa se estima un 3% de crecimiento para la oferta hotelera total, pero el 40% de la oferta nueva se encuadra en el segmento económico, fuera del segmento de mercado de Sol Meliá.
 
Araceli Guede (hoteles@hosteltur.com)
http://twitter.com/araceliguede
http://twitter.com/hosteltur

 


 
5780_gallery_020_gr.jpg5780_gallery_020_gr.jpg

5780_gallery_020_gr.jpg5780_gallery_020_gr.jpg

5780_gallery_020_gr.jpg5780_gallery_020_gr.jpg

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.