Unas asociadas de Marsans piden la carta de libertad mientras otras mantienen la esperanza

Los más de 200 empresarios franquiciados por Viajes Marsans bajo la figura de "Asociadas Marsans" -que suman cerca de 300 oficinas- están afrontando la delicada situación de la matriz con la misma preocupación pero con diferente actitud. Mientras unos reclaman a Marsans la libertad y los avales, otros prefieren aguantar con la esperanza de que se produzca la ansiada compra.

Tal y como publicaba este diario el pasado lunes bajo el titular “Las asociadas de Marsans se desmarcan y aclaran que tienen su propia licencia IATA”, el agravamiento de la situación de Viajes Marsans, agudizada por la retirada de la licencia de IATA y su transcendencia al mercado, ha generado que lo único que le quedaba a la empresa, su marca, esté también tocada. Ante esto, las agencias franquiciadas de Marsans (las asociadas) están lanzando mensajes intentando desmarcarse de cara al mercado.
 
Cabe recordar que las asociadas funcionan bajo una "gestión jurídica, económica y financiera completamente independientes", y que cuentan con su propio título-licencia de agencia y su licencia de IATA, según se esfuerzan en trasladar al mercado estas franquiciadas de Marsans, así como que gestionan sus compras y ventas "de forma independiente, por lo que las relaciones y compromisos adquiridos con proveedores y clientes no están siendo afectados por la situación del grupo Marsans".
 
Según ha podido deducir este diario a partir de las conversaciones mantenidas con varios asociados de Marsans, existen actualmente dos corrientes dentro de este colectivo. Por un lado, hay franquiciados que están intentando conseguir la desvinculación de la matriz, dado el perjuicio en bajada de ventas que aseguran estar padeciendo por mantener la marca del grupo en la fachada. Piden la carta de libertad y la devolución de los avales que tienen depositados. Unas cantidades que llegan a los 60.000 euros, según cada agencia, si bien la media se sitúa entre los 20.000 y 30.000.
 
Estos asociados concentran su interés en desvincularse de la marca Marsans y poder seguir manteniendo la actividad de agencia de viajes, y están intentando coordinarse para conseguir la carta de libertad por parte del grupo que les permita, por una parte quitar la marca de la fachada y, por otra parte, conseguir la devolución de los avales que depositaron a la firma del contrato. De momento, y según han informado a este diario varios de los franquiciados, no han obtenido respuesta a los burofax enviados a Marsans. Tampoco ha contestado el departamento de ‘Asociadas Marsans" a las llamadas de este diario.
 
Lo que se temen estos asociados es que la matriz no acceda a sus peticiones y les obligue a cumplir el contrato suscrito, de una duración media de cinco años. En caso de que el franquiciado decidiera rescindirlo unilateralmente, tendría que afrontar una penalización que varía en función de los años de permanencia o la facturación obtenida, entre otros factores.
 
Asimismo, alguna asociada ha tirado por el camino de en medio y ha tapado en el rótulo de la fachada la marca Marsans, dejando visible sólo el nombre de la agencia, y ha pedido a las mayoristas las claves para poder seguir haciendo reservas en caso de que la situación de la matriz llegara a ser insostenible.
 
Otros se mantienen fieles a Marsans, pero se preparan
 
Por otro lado, otros asociados prefieren aguantar confiando en que se produzca la deseada compra de Viajes Marsans que garantice el futuro de la agencia decana del sector español. En este sentido, el director de la asociada Reserva y Viaja, Manuel Lara, Asegura a HOSTELTUR que no están acusando descensos en sus ventas porque “la gente ve el rótulo y distingue nuestro nombre”.
 
Asimismo, Lara asegura que en el departamento de Asociadas Marsans, de la sede central del grupo, “nos han asegurado que si, por desgracia Marsans cierra, nos liberarán inmediatamente los avales”.
 
Este asociado asistió ayer a una reunión en Madrid en la que se concentraron unas 100 asociadas de toda España para negociar con otras marcas, en previsión de que Marsans no saliera adelante. Incluso “no descartamos crear nuestro propio grupo de gestión, habida cuenta de la fuerza de venta que representamos”, señala Lara, que maneja cifras de facturación para las asociadas de “unos 800.000 euros de media por oficina”. 
 
José Manuel de la Rosa (josemanuel.delarosa@hosteltur.com
http://twitter.com/JMaDelarosa  
 
ASociada Marsans 5, Todo Caribe, dentro.jpgASociada Marsans 5, Todo Caribe, dentro.jpg

Comentarios 1

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Amor30/04/2010 17:04:00

No entiendo como puede haber asociados que todavia apoyen a VM, a pesar no que no les estan haciendo publicidad buena, si no todo lo contrario y de que teiene unas condiciones horribles...

Esto me recuerda a los comentarios de \"Asociado Marsans\" defendiendo Marsans y siendo asociado cuando daban los precios netos que el como franquicia seguro que no podia alcanzar, con lo que le levantaban las reservas sin lugar a dudas

00 Más comentarios del lector Responder

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.