Diario 5454 14.12.2018 | 12:26
Hosteltur: Noticias de turismo

La nube volcánica se aleja y no llega a tocar Galicia

6 mayo, 2010
La nube de cenizas procedente del volcán islandés en erupción se ha alejado progresivamente del espacio aéreo británico, lo que ha permitido la apertura esta mañana de todos los aeropuertos del Reino Unido. Mientras que Irlanda lo hacía desde la madrugada. En España, el Ministerio de Defensa confirmó ayer que la nube de ceniza volcánica proveniente de Islandia no tocó Galicia.
Según el Servicio Nacional del Tráfico Aéreo de Reino Unido, los aeropuertos se abrían nuevamente al tráfico a partir de las 07:00 hora local (06:00 GMT).

Irlanda tomó igual medida esta madrugada, a partir de las 4:00 (las 5:00 horas en la España peninsular), después de que la Autoridad de Aviación Irlandesa (IAA, por sus siglas en inglés) restringiera todos los vuelos de llegada y salida del país debido al riesgo que representaba para los aviones la nueva nube de cenizas del volcán islandés que entró en erupción el mes pasado.

Las horas de reapertura oscilarán entre las 4:00 en Dublín y las 9:00 en el condado meridional de Kerry, indicó la nota. Los aviones que sobrevuelan el espacio aéreo irlandés en sus trayectos entre Estados Unidos y Europa continuarán operando normalmente, aclaró.

En España, bajo vigilancia continua

El Ministerio de Defensa confirmó ayer que la nube de ceniza volcánica proveniente de Islandia no tocó Galicia, según las muestras recogidas en la costa de Pontevedra por un avión del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA).

La aeronave realizó una aproximación en el mar con el objetivo de penetrar en la nube de ceniza. En la primera evaluación efectuada no se detectó ceniza, después de haber penetrado en el mar sin percibir la nube.
No obstante estos resultados negativos en cuanto a la presencia de partículas en suspensión, se realizarán posteriores análisis de laboratorio ante la posibilidad de que hubiera trazos de restos químicos.

Los vuelos continuarán realizándose a diario mientras haya posibles penetraciones de la nube en territorio español. El avión del INTA es un C-212, equipado con sondas para tomar muestras de ceniza y medir el tamaño de las partículas, su concentración -esto se puede hacer en vuelo- y su composición química para examinar después en el laboratorio.
El INTA considera que esta investigación es importante para cuantificar y cualificar el fenómeno, y de ahí poder sacar conclusiones de seguridad para la aviación civil o para el diseño de nuevos motores resistentes a las partículas de cenizas volcánicas.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.