Diario 5350 16.08.2018 | 02:28
Hosteltur: Noticias de turismo

Sol Meliá aprueba una ampliación de capital

2 junio, 2010
La Junta General de Accionistas que ayer celebró Sol Meliá aprobó, entre otros puntos, autorizar al Consejo de Administración de la compañía para acordar una ampliación de capital hasta un importe máximo 18,47 millones de euros por un plazo  de cinco años.
El Consejo podrá ejercitar dicha facultad, dentro del importe indicado, en una o varias veces, decidiendo en cada caso su oportunidad de conveniencia, así como la cuantía y condiciones que estime oportunos. La Junta también aprobó el reparto de un dividendo de 0,0343 euros por acción.

Durante la reunión, el presidente del grupo, Gabriel Escarrer Juliá, hizo balance de la gestión de la compañía el año pasado, “uno de los más críticos de la historia del turismo”. En un contexto que describió como “de pérdidas generalizadas entre los principales competidores”, destacó la evolución “moderadamente positiva” del grupo en su conjunto, que habría resistido en beneficios todo 2009 “gracias a su balance saneado y la eficacia de sus planes de contingencia frente a la crisis”. Además, como vectores estratégicos de crecimiento, destacó la revalorización de las marcas del grupo y el intenso proceso de diversificación y rejuvenecimiento de su portfolio. Igualmente, expuso la revalorización de la acción durante el ejercicio, que fue de un 38,5%.

Entre otras cuestiones, también se mostró orgulloso del exitoso plan de racionalización de costes, que logró un ahorro superior a los 80 millones de euros, sin afectar a la calidad en el servicio al cliente, cuyo nivel medio de satisfacción se mantuvo en torno al 80%.

Expansión, marcas y diversificación

En cuanto al modelo de negocio, Escarrer apuntó la vocación de la hotelera por la diversificación, geográfica, de mercados, de producto y marcas, y especialmente, por las fórmulas de gestión hotelera, recordando que en la actualidad el 30% del total de habitaciones son en propiedad, mientras que un 48% se explotan bajo contratos de management, un 5% en Franquicia, y el 17% restante en alquiler. Esta tendencia a la ampliación de fórmulas de explotación poco intensivas en capital permitiría a Sol Meliá, en palabras de su presidente, concentrarse en “aquello que hacemos mejor, gestionar hoteles”, al tiempo que se reduce el apalancamiento de la compañía.

Por otro lado, si en 2008, España representaba el origen del 43% de los resultados del grupo, en 2009 este porcentaje se redujo al 24%, mientras crecía paralelamente la aportación de otros destinos como Latinoamérica y el Caribe, y los clientes no españoles representaron ya dos tercios de la clientela total. “Esta diversificación geográfica de nuestra oferta hacia los mercados más dinámicos multiplica las posibilidades de crecimiento, y refuerza la fortaleza y notoriedad de nuestras marcas”, señaló

Sol Meliá incorporó 20 nuevos hoteles en 2009 y ahora prevé añadir uno nuevo cada cuatro semanas, aproximadamente. La tendencia incluye una creciente potenciación de las marcas de categoría superior, lujo y gran lujo, como Meliá, Innside, Gran Meliá, ME y Paradisus, y la incorporación de establecimientos nuevos, lo que redunda en un creciente rejuvenecimiento de la cartera.

La estrategia de la corporación seguirá siendo la de revalorizar todas sus marcas, reforzando su peso en aquellos mercados donde posee ventajas competitivas, y abriéndose a otros nuevos, como los recientemente incorporados de Austria, Colombia, Creta, Luxemburgo, Andorra, Cabo Verde o China.

Previsiones para 2010

En cuanto a las previsiones, Escarrer recordó las perspectivas mejoradas de la industria a nivel internacional y auguró una paulatina recuperación de las reservas y una incipiente estabilización de los precios.

Como conclusiones a sus accionistas, les trasladó su convicción de que Sol Meliá saldrá fortalecida de esta crisis, convicción que se sustenta en la mayor solvencia y fortaleza financiera, las eficiencias internas, la diversificación y en especial, en la superior cohesión en sus equipos, logro que ha favorecido una mejora del clima laboral entre sus empleados, a los que Gabriel Escarrer define como el “principal activo de la compañía”.

Para concluir, resumió su balance de los dos últimos ejercicios al indicar que “Sol Meliá supo acometer a tiempo la reestructuración de la compañía para resistir los efectos de una crisis global, y aprovechar las oportunidades que afloran en las presentes circunstancias del mercado”.

HOSTELTUR (hoteles@hosteltur.com)
http://twitter.com/hosteltur

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.