Diario 5694 22.09.2019 | 06:39
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Los hoteleros están a favor de la iniciativa

La nueva clasificación hotelera de Baleares primará los servicios

28 octubre, 2010
El nuevo sistema de clasificación hotelera que está elaborando la Conselleria de Turismo de Baleares primará los servicios y la especialización frente a criterios arquitectónicos y urbanísticos. Los hoteleros de Mallorca se muestran a favor de este nuevo método.
La nueva clasificación, que el Gobierno regional prevé pueda entrar en vigor antes de que finalice el año, afectará a hoteles, hoteles apartamento y apartamentos turísticos. No obstante, los criterios serán distintos para los hoteles y los apartamentos. Funcionará a base de puntos, de manera que a cada establecimiento le corresponderá una categoría de 1 a 5 estrellas Gran Lujo en función de los que sume en los 350 criterios fijados. Éstos abarcarán cuestiones como el tamaño de las habitaciones o si dispone de spa o botones.

Dichos criterios, en un 31,6% corresponderán a las condiciones de las habitaciones, el mobiliario y los equipamientos; en un 27,2% a servicios de ocio y tiempo libre; en un 24% a las condiciones generales y espacios comunes; el 9,67% a los servicios de restaurante; el 4,65% a las instalaciones de congresos; y el 2,82% a sus medidas de reciclaje y sistemas de calidad. Hay unos criterios obligatorios, como que las habitaciones con baño sumen un mínimo de 14 metros cuadrados de superficie. Según ha explicado el director general de Desarrollo Turístico, Antoni Munar, la distribución supone que "obligatoriamente hay que tocar todos los parámetros para poder alcanzar una buena puntuación"

Cada instalación calculará su puntuación y realizará una declaración jurada de la categoría que le corresponde. Los establecimientos dispondrán de seis años para adaptarse al nuevo método. "Esa declaración jurada dice qué parámetros cumple y se publicitará obligatoriamente en su web para justificar qué es lo que se compromete a tener", ha explicado la consellera Joana Barceló. De esta forma, si un establecimiento quiere subir de categoría, podrá elegir en qué parámetros mejorar.

Así, las principales diferencias respecto al método que está en vigor desde los años 60, basado en criterios urbanísticos que fija la Administración, es que tendrá muy en cuenta los servicios, se basará en la autoevaluación de los propios establecimientos y se caracterizará por la transparencia y por primar la especialización. Barceló ha detallado que el sistema antiguo no promovía la inversión porque "en muchos casos los establecimientos partían de unos parámetros arquitectónicos que no podían resolver", mientras que ahora podrán decidir cómo mejorar.

La consellera afirma que los objetivos son ?incentivar que se puede mejorar, que eso permitirá subir los precios y que el destino puede reinventarse". No se trata solo de invertir en infraestructuras, "sino también de crear ocupación porque muchos de los servicios requieren más personal y personal cualificado".

El método se inspira en el sistema europeo Criteria, pero se adapta al marco de Baleares porque si bien el primero es aplicable preferiblemente a hoteles urbanos, en el caso de las islas los parámetros se adaptan más a los establecimientos vacacionales, mayoría en el archipiélago.

?La nueva clasificación nos va a ayudar a unificarnos con Europa. Es una clasificación basada en servicios y no en estándares físicos?, ha señalado Marilén Pol, presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca.
Avatar redactor Hosteltur Redacción España

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.