Deberá pagar 43.800 euros

Pullmantur, condenada a indemnizar a los pasajeros del crucero Sky Wonder

Un juzgado ha condenado a la compañía Pullmantur Cruises a indemnizar con 43.800 euros en total a los pasajeros del crucero Sky Wonder efectuado entre las Islas Griegas y Turquía en verano de 2008 por no haber cumplido la totalidad de las prestaciones contratadas durante el viaje.

Así lo ha acordado el juzgado de primera instancia número 8 de Madrid en una sentencia en la que estima parcialmente una demanda de la Asociación de Afectados por el Sky Wonder, que representa a 146 de los 1.300 pasajeros que partieron de Estambul el 24 de agosto de 2008.

El juzgado fija una indemnización de 300 euros para cada uno de los 146 pasajeros, 100 euros por daño moral y 200 por vacaciones no disfrutadas.

Los demandantes alegaron que, debido a las grandes colas y poco personal, el embarque sufrió retraso, por lo que fue imposible realizar la primera de las excursiones previstas en Estambul.

Asimismo, sobre las nueve de la mañana del 29 de agosto hubo un corte de electricidad en el barco, por lo que, según explicaron, no funcionó el aire acondicionado, la luz -salvo la de emergencia- y el sistema de evacuación de inodoros.

En esas circunstancias, el barco zarpó por la tarde con retraso y a una velocidad "muy baja", por lo que cuando llegaron a Atenas a las 19:15 horas, en vez de a las 07:00 horas, del 30 de agosto, las excursiones fueron suspendidas.

En la noche del 30 de agosto de 2008 los pasajeros fueron llamados a recepción, donde se les ofreció una excursión al día siguiente gratis a Atenas, que según los demandantes, "resultó una carrera por el Partenón y por la ciudad con el autobús", lo que niega la compañía.

Los pasajeros presentaron una demanda contra Pullmantur al estimar que existieron notables diferencias entre las expectativas que dicho viaje les generó y las que finalmente les deparó.

Por su parte, la compañía alegó que la versión de los demandantes es incierta y que hasta la tarde del 29 de agosto los viajeros no tuvieron motivo de queja.

El juzgado de Madrid concluye que el hecho de que la organización intentara compensar dicha pérdida con una excursión gratuita a Atenas al día siguiente, día en que finalizaba el crucero, no resulta suficiente compensación porque era la prevista en el programa para aquella mañana de domingo.

"A dicha pérdida hay que añadir también otra consecuencia como fue la falta de normalidad durante aquellos tres últimos días de crucero a bordo del barco en el que, al menos durante unas horas, no fue posible comer caliente ni variado, como lo hacían hasta entonces, no se dispuso de luz en algunas partes del barco, ni tampoco de agua", añade el juzgado.


 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.