El Boeing 747 perdió presión en la cabina por un fallo eléctrico

Qantas confirma su segundo incidente en menos de dos semanas

Un Boeing 747 de Qantas Airways tuvo que regresar ayer al aeropuerto de Sidney una hora después de haber iniciado el vuelo debido a un fallo eléctrico, según ha confirmado la aerolínea australiana. "Los informes de que el avión perdió presión en la cabina principal son correctos". Aún se investigan las acusas del incidente.

El vuelo de Qantas QF17 de Sydney a Buenos Aires despegó ayer a las 11:11 horas (hora local) y aterrizó a salvo, de vuelta al aeropuerto de Sydney, a las 13:22 horas.

"El capitán pidió un aterrizaje prioritario al servicio de control de tráfico aéreo del aeropuerto australiano, siguiendo el procedimiento estándar. Había 199 pasajeros, tres tripulantes de vuelo y 18 tripulantes de cabina de pasajeros a bordo. Los ingenieros están inspeccionando la aeronave para determinar la causa del problema”, ha informado la compañía en un comunicado.

Qantas también ha confirmado que “los informes de que el avión perdió presión en la cabina principal son correctos”, aunque asegura que el suministro de oxígeno a la cabina no se vio afectado. Varios ingenieros se encuentran inspeccionando la aeronave, después de que aterrizara sin dificultades en el aeropuerto de la ciudad australiana. Los pasajeros han desembarcado en el edificio de la terminal, sin problema alguno.

El incidente ha sido reportado a la Autoridad Europea de Seguridad de la Aviación Civil y la Oficina de Seguridad del Transporte Aéreo.

"Se trata de un problema técnico menor. Es todo lo que sabemos hasta ahora", ha apuntado un portavoz de la compañía, sin aportar más detalles acerca del que sería el segundo incidente del que informa Qantas en menos de un mes, después de que el pasado 4 de noviembre uno de sus A380 tuviera que aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Changi, en Singapur, tras perder en pleno vuelo parte de uno de sus cuatro motores Trent 900 de la Rolls-Royce.

No obstante, según informaciones de prensa, al parecer, el pasado viernes un Boeing 767 de la aerolínea australiana Qantas, que cubría la ruta Perth-Melbourne, tuvo que regresar al aeropuerto de Perth a causa de un problema en las vávulas d euno de sus motores, esta vez de la firma General Electric.
El vuelo sufrió un retraso de 80 minutos.

Y una semana antes, otros de sus Boeing 747 se vio forzado a regresar al aeropuerto de Singapur, donde logró aterrizar sin complicaciones, un día después del incidente del A380. Estos dos incidentes no han sido confirmados de forma oficial por la compañía australiana.

Cambios en los A380

La aerolínea aún mantiene en tierra sus seis A380 a los podría tener que cambiar los motores Rolls-Royce, según han adevrtido al diaruo británico Finnacial Times.

Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)
Noticias de transportes en twitter  
Noticias de Turismo en twitter

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.