Diario 5327 20.07.2018 | 05:11
Hosteltur: Noticias de turismo
El Gobierno privatizará el 49% de la nueva Aena

Barajas y El Prat tendrán gestión privada

2 diciembre, 2010

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer que los grandes aeropuertos como Barajas y el Prat tendrán gestión privada mediante un régimen concesional, dentro del paquete de medidas gubernamentales para liberalizar actividades productivas, entre las que también adelantó la privatización del 49% de la nueva operadora aeroportuaria, en lugar del 30% como se había anunciado hasta ahora, una transacción de la que espera obtener unos 9.000 millones de euros.

Dentro de la reforma del modelo aeroportuario que ayer adelantó Rodríguez Zapatero durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, el Consejo de Ministros aprobará mañana viernes un decreto ley sobre la modernización y liberalización de la gestión de los 47 aeropuertos que integran la red administrada por Aena.

Capitalización en Bolsa

El Ministerio de Fomento contempla la posibilidad de sacar a bolsa el 49% de capital privado que tendrá la futura Aena Aeropuertos, resultante de la disgregación de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena), al tiempo que considera la opción de buscar inversores institucionales.

Tras la privatización del 49% de Aena Aeropuertos, de acuerdo con el proyecto del Gobierno, los grandes aeropuertos como Madrid Barajas o Barcelona El Prat serán sacados a concurso público para su gestión privada en régimen de concesión.

Apenas el presidente hizo el anuncio, el Ministerio de Fomento recibió ayer más de media docena de llamadas de diversos organismos interesándose por la concesión de los dos aeropuertos principales, y tres o cuatro de ellas eran de grandes empresas.

Fuentes de Fomento indicaron que la valoración del 49% de Aena la hará el mercado, aunque calcula que con la privatización de esa participación, y una vez descontada la deuda de Aena, estimada en unos 12.000 millones, el Ejecutivo logrará ingresos por el orden de unos 9.000 millones de euros.

Una vez completada la privatización del 49%, se podrá dar entrada a la gestión privada en los grandes aeropuertos, mientras que el resto se podrán regir por gestión directa, como hasta ahora, o por sociedades filiales.

En los aeropuertos en los que haya interesados en la concesión privada, todas las tarifas de explotación serán establecidas por el gestor privado, excepto las de aterrizaje, pasajeros y seguridad que continuarán reguladas por Aena Aeropuertos.

Coordinación con las comunidades

El proyecto contempla asimismo la creación de Comités de Coordinación Aeroportuaria entre el Estado y las comunidades autónomas para coordinar las competencias, crear comités de desarrollo de rutas aéreas, garantizar la conexión con el aeropuerto, así como asumir las responsabilidades concernientes al impacto acústico, urbanístico y medioambiental.

Fomento quiere que la nueva sociedad esté creada antes del 28 de febrero de 2011 y espera haber completado el proceso de privatización en un año, con el objetivo de completar el nuevo modelo de gestión aeroportuaria antes de que acabe la legislatura.

Todos los trabajadores de Aena Aeropuertos mantendrán sus derechos laborales, aunque los sindicatos CCOO y UGT sostienen que la privatización parcial de la empresa estatal es una mala noticia para sus empleados.

Los controladores aéreos temen que la privatización del 49% de Aena lleve a la ruptura de la actual red aeroportuaria española integrada por 47 aeropuertos, ya que el 90% de ellos es deficitario. Según el plan del Ejecutivo, se privatizarán los aeropuertos más rentables de la red, Barajas o El Prat, que junto a algunos otros, pagan el resto deficitario con los beneficios que generan. A su juicio, el objetivo último de esta privatización parcial "es vender para pagar la deuda de Aena".

Los gestores lo estudiarán

Las empresas especializadas en gestión aeroportuaria han valorado positivamente y con particular interés el anuncio acerca de la apertura de los principales aeropuertos a la gestión privada en régimen de concesión.

El grupo de infraestructuras Abertis ha celebrado que el Gobierno haya optado por el modelo de concesión para el nuevo modelo de gestión de los aeropuertos de Barajas y El Prat y estudiará la propuesta cuando se acabe de concretar.

Ferrovial también "estudiará" la propuesta del Gobierno. "Es temprano, pero vamos a estudiarlo", confirmaron fuentes del mayor operador aeroportuario privado del mundo.

De la industria aérea, el presidente de Vueling, Josep Piqué, ha recordado que desde a aerolínea han "manifestado repetidamente que la gestión de los aeropuertos basada en criterios empresariales favorece su crecimiento en todos los aspectos, desde el volumen de pasajeros transportados al empleo que generan en las comunidades a las que sirven. Por tanto, esperamos que, de aprobarse, sea una decisión rápida que signifique un nuevo impulso para nuestro sector, para el turismo y, en general, para la competitividad de Catalunya y España".

Por su parte, la Cámara de Comercio de Barcelona ha considerado "positivo" el anuncio pero ha reclamado que, antes de ceder la gestión al sector privado con una concesión, se cree un consorcio que gestione el aeropuerto de El Prat con presencia de Estado, Generalita y Administración local.

El presidente de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Mallorca, Joan Gual de Torrella, mostró por su parte sus dudas de que esta fórmula sea la más adecuada para los aeropuertos españoles, inclinándose por una gestión prioritariamente individualizada, pública y con participación de agentes privados, de forma que sea la realidad local la que impere a la hora de gestionar esta infraestructura.

"Esta cuestión resulta particularmente importante en el caso del aeropuerto de Palma-Son Sant Joan, que con un modelo como el que propugna la Cámara de Comercio podría gestionarse en función de la estrategia de Baleares en cuanto a mercados y a su relación con las compañías aéreas, así como respondiendo a su hecho diferencial de la insularidad", acotó.

“Gato encerrado”

El virtual presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado que ve "gato encerrado" en la propuesta de privatizar en un 49% la gestión de los aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat. Criticó que el Estado se reserve el control de la gestión de la infraestructura, al gozar del 51%: "Esto es querer dar una sensación de que se ganará mucha autonomía cuando el Estado se reserva el control a través de la mayoría"

Añadió que no quieren que los aeropuertos catalanes “estén gestionados por el Gobierno a 600 kilómetros y de forma homogénea respecto a otros aeropuertos que no tienen nada que ver con los nuestros". Quieren una decisión consensuada con la Generalitat porque "no es una diputación provincial".

El presidente de ERC, Joan Puigcercós, ha considerado que para mejorar la gestión del Aeropuerto de El Prat lo más importante es que la empresa concesionaria sea diferente a la de Barajas, vaticinando que, si fuera la misma, sería un "desastre". Considera que lo esencial no está en si debe ser "pública o privada" sino en que debe estar en las manos de alguien que defienda los intereses de Cataluña, recordando que Aena se ha caracterizado por defender un modelo centralista en el que anteponía los intereses del aeropuerto de Madrid al de Barcelona, limitando la expansión internacional de El Prat.

El alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, ha destacado que la privatización parcial del Aeropuerto de El Prat es "una buena noticia", y supone un cambio estructural importante, pero ha indicado que en este cambio, debería haber presencia de las instituciones, entre ellas, del Ayuntamiento de Barcelona.

Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com)
Noticias de transportes en twitter
Noticias de Turismo en twitter

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.