¿Tienes que renovar tu estrategia de Revenue Management?

Un post de Patricia Diana Jens, en Innovación

20 de Octubre del 2017

0

La tecnología se mueve muy rápido. La tecnología analiza hoy enormes volúmenes de datos, ofrece información ordenada y adecuada y ofrece muchas más oportunidades que nunca antes. El omnipresente ecosistema del Internet de las Cosas encuentra nuevas maneras de conectar dispositivos personales con prácticamente todo lo posible, empujándonos a estar conectados de manera permanente. La innovación en machine-learning junto con los avances en el uso del móvil, la analítica prescriptiva y la inteligencia de negocio transparente ha puesto a los hoteleros en un óptimo punto de partida para romper viejas barreras y conseguir más beneficio.

Sin embargo, incluso con todos los avances realizados hasta la fecha, muchos hoteleros todavía basan su negocio en procesos manuales y tecnología limitada – con el consiguiente detrimento de su productividad y de sus beneficios.

¿Tu tecnología de Revenue Management hace que te estés quedando atrás? Revisa estas cinco señales:

1. Todavía estás cargando las tarifas en los canales

Los hoteleros tienen normalmente poco tiempo para decisiones estratégicas, ya que el día a día comporta un enorme volumen de trabajo; especialmente si se están cargando las tarifas de manera manual.

Los sistemas que necesitan mantenimiento diario y la implementación manual de recomendaciones de tarifa hacen que los usuarios sean menos ágiles para reaccionar a cambios en el mercado, utiliza tiempo y recursos y dificulta la productividad.

Las decisiones de precio y de inventario automatizadas, sin embargo, están optimizadas continuamente y se descargan en los sistemas de ventas integrados (channel managers, CRS, PMS, motor de reservas, etc.) Ello permite que el hotelero disponga de más tiempo en su día a día para lo que es importante: centrarse en oportunidades estratégicas.

2. Todavía gestionas manualmente tu inventario de habitaciones

Durante décadas, los hoteles han gestionado el inventario a través de controles manuales. Sin embargo, comparado con hace 10 años, la mayoría de los sistemas de Revenue no han mejorado la aplicación de estos controles.

Una tecnología avanzada, sin embargo, utiliza su analítica para implementar de manera automática estrategias de control de inventario que no sólo mejora los beneficios sino también la productividad, optimizando la demanda disponible en el mercado para cada día.

El control de inventario determina cuál es el negocio óptimo que se puede aceptar y maximiza los resultados de todas las noches de manera que las largas estancias prevalecen sobre las noches individuales aun con alta demanda. Los hoteleros pueden optimizar entonces la disponibilidad de las tarifas a través de los canales de voz, páginas web propias y OTAs.

3. Tu estructura de precios está limitada

El objetivo principal de una estrategia de Revenue Management es generar la mayor rentabilidad posible. El reto está en establecer precios para diferentes tipos de habitación, a través de diferentes canales de distribución, para cada día para diferentes tipos de clientes.

Cada tipo de habitación tiene una demanda diferente y la tecnología de Revenue Management tiene que ser capaz de analizar diferentes comportamientos de compra para determinar el precio ideal, los controles de inventario y las estrategias de overbooking para cada tipo de habitación.

4. Cruzas los dedos cuando cambias los precios

La analítica predictiva desarrollada hoy en día permite que los usuarios entiendan el impacto de sus decisiones incluso antes de que se implanten. Los cálculos de hipótesis en la tecnología automatizada de Revenue Management permiten que los hoteleros entiendan el resultado de un potencial cambio de precio o si el comportamiento del cliente es diferente de lo que se esperaba. Por lo tanto, cada decisión está fundamentada en toda la información disponible.

5. Realizas previsiones de demanda con los datos incorrectos

Para obtener los mejores resultados, los hoteleros necesitan los mejores inputs. Ello significa que la calidad de los datos tiene un impacto enorme en la realización de previsiones de demanda.

La tecnología de Revenue Management incorpora cada vez más fuentes de datos, pero los hoteleros tienen que ser conscientes de que no siempre “más cantidad de datos” equivale a un mejor resultado. Los datos que se incorporen a las previsiones y a las decisiones tienen que ser aquellos adecuados y estadísticamente significativos para mejorar los resultados.

En definitiva, la tecnología que utilizas para hacer Revenue Management tiene que permitirte ser cada día más ágil, más analítico, más preciso y tomar cada día mejores decisiones para poder incrementar el beneficio de manera continuada y sostenible.

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.