Diario 5432 19.11.2018 | 10:09
Hosteltur: Noticias de turismo
Por Cristina del Amo, en Hoteles y Alojamientos

Principales carencias en los modelos de gestión financiera de las pymes hoteleras

25 mayo, 2015 (11:36:34)

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las pequeños y medianos establecimientos y cadenas hoteleras suelen acusar en la práctica, según explican desde DATISA, dos tipos de carencias. Por un lado, de concepto y, por otro, de dirección tecnológica

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las faltas relacionadas con lo que el fabricante de ERP define como conceptuales tienen que ver con una falta de posicionamiento interno del departamento financiero y de la propia gestión financiera dentro de la organización; con una carencia de enfoque financiero claro decantándose más por un enfoque de naturaleza administrativa, legal o fiscal; y con un aislamiento de la función financiera relacionado directamente con una falta de alineación de la propia dirección general con los objetivos financieros.

Entre las carencias que se señalan desde DATISA y que responden más a la dimensión tecnológica, se destacan igualmente tres puntos de interés. Por un lado, el desarrollador de software de gestión para pymes habla de un bajo nivel de implantación tecnológica en muchos establecimientos o pequeñas cadenas hoteleras que se traduce en sistemas infrautilizados o en la implantación de programas muy básicos con escaso o nulo valor añadido. Pablo Couso, consultor senior de DATISA encuentra el origen de esta carencia en la escasa formación e información que tienen los usuarios sobre el manejo y las potencialidades de los programas informáticos.

Por otro lado, el aislamiento de las herramientas financieras respecto a los programas de gestión de las operaciones comerciales es una situación demasiado frecuente; especialmente en aquellos sectores en los que por diferentes razones, históricamente controlan sus operaciones con software vertical.

Y, por último, desde DATISA se apunta a una ausencia generalizada de un proyecto tecnológico coherente en el que se definan claramente objetivos y etapas que faciliten la automatización de los procesos financieros y la integración con el resto de fuentes informáticas con las que cuenta la organización.

Cómo solventar el problema

Para avanzar en la resolución de los problemas conceptuales es estratégico buscar el reposicionamiento interno del área financiera para tratar de poner en valor realmente dentro de la propia organización la importancia que tiene su modelo de gestión financiera para el desempeño de su actividad y para su estabilidad y crecimiento futuro. Pablo Couso dice que teniendo en cuenta que muchas veces los problemas financieros tienen que ver con la gestión del circulante, es preciso alinear las operaciones con las finanzas otorgándoles la misma importancia conceptual dentro de la organización.

Por otra parte, para superar los problemas tecnológicos es necesario trabajar la permeabilidad del sistema. Es decir, aprovechar toda la información que manejan y almacenan, tanto los sistemas de gestión propios, como otras fuentes de información disponibles (información bancaria normalizada,…). Información que se ubica en ficheros tratables, y que se debería poder utilizar a todos los niveles. Por lo tanto, para superar las deficiencias de tipo tecnológico hay que buscar herramientas que faciliten la integración de los datos operativos en todas sus manifestaciones y siempre con dos objetivos claros: uno, buscar la calidad en la integración técnica, en tiempo real y dos, buscar la calidad en el análisis de los datos porque de poco o nada sirve la información si no se puede analizar.

La falta de automatización en los procesos financieros implica que se dedique demasiado tiempo a tareas administrativas y no tanto a otras que son estratégicas para desarrollar un entorno financiero adecuado. Esto deriva en una ausencia total de una política de finanzas operativas efectiva que permita establecer los mecanismos y procedimientos necesarios para sostener financieramente las operaciones. Pablo Couso, consultor senior de DATISA.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.