Diario 5350 16.08.2018 | 06:19
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

Vueling, una primera señal de despegue

4 septiembre, 2007

No obstante, a la compañía le queda aún mucho por remontar, tras el gran desplome que ha tenido durante los últimos cuatro meses en los cuales ha bajado más de un 60%. La compañía ha señalado que el tercer trimestre mostrará una importante recuperación en sus cifras. La caída máxima hasta casi los 10 euros, una tercera parte de su valor de salida a bolsa el 1 de diciembre pasado, y los malos resultados de los dos primeros trimestres del año, con balance en número rojos y multiplicación de pérdidas en ambos, la han llevado a posponer por ocho meses la estrategia de crecimiento que venía desarrollando para concentrarse en la rentabilización de sus operaciones. En los tres años de vida de Vueling, no ha logrado todavía entrar en beneficios. Su tendencia ha sido hasta ahora que cuanto más crecen, más pierden. Este año, en el primer trimestre duplicó sus pérdidas por los costes de publicidad, combustible y leasing, pasando de -9,66 millones de euros en el mismo periodo de 2006 a más de -22 millones al 31 de marzo pasado. Paralelamente casi duplicó de igual manera el número de pasajeros de 578.699 a cerca de 1,08 millones que supone un crecimiento del 85,35%. El pasado 3 de agosto Vueling reportó pérdidas por 33,7 millones, cinco veces prácticamente las registradas en el mismo período del ejercicio anterior, en esta oportunidad, atribuidas a la caída de las tarifas por la presión competitiva y la guerra de precios que ésta siempre genera, aunada al alza en los precios del combustible. La compañía reportó un incremento en sus costes operativos de un 80%, mientras que los precios retrocedieron una media del 23,4% en el segundo trimestre. Esta situación tampoco pudo ser revertida por la mejora de 2,5 puntos porcentuales en los niveles de ocupación y el aumento de casi un 79% en el tráfico de pasajeros, hasta los 2,5 millones de viajeros. La compañía ha modificado a la baja sus previsiones para el año. Sin embargo, la compañía ha decidido escuchar las alertas lanzadas por el mercado y, salvo la apertura de su nueva base en Sevilla próximamente, ha anunciado que ha suspendido hasta nuevo aviso la adqusición de nuevos aviones y otras acciones de expansión que tenía previstas este año. Un giro que quizás le está permitiendo comenzar a recuperar altura. Diana Ramón Vilarasau (transportes@hosteltur.com) 

Más sobre Innovación