Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

El Gobierno catalán negocia con entidades privadas la cofinanciación de actividades promocionales

9 junio, 2005

La Generalitat de Cataluña está negociando con cajas de ahorro, empresas de infraestructuras e incluso con compañías de bebidas la "cofinanciación" de la promoción turística de la comunidad, según anunció ayer el consejero de Comercio, Turismo y Consumo, Josep Huguet. Huguet explicó que "la promoción del país se hace para generar negocio privado", por lo que "es lógico que los operadores participen cuando se promociona el conjunto de la marca". Este sistema mixto de financiación ya se emplea en los proyectos de internacionalización de empresas que impulsa del Consorcio para la Promoción Comercial de Cataluña (COPCA), organismo adscrito también al departamento de Huguet. En el caso del turismo, la participación económica del sector privado se articularía a través de la futura Agencia del Turismo de Cataluña. Al contrario que en el caso del consorcio Turisme de Cataluña, los sectores involucrados irían más allá de los hoteleros. La intención de Huguet es que el Observatorio del Turismo de Cataluña estudie los beneficios que reportan los visitantes a "sectores como el consumo de bebidas, el comercio urbano o las autopistas". A título de ejemplo, recordó que las concesionarias de autopistas recaudan un 30% más gracias al turismo. Precisamente, avanzó que se establecerá "una colaboración importante" con la empresa de infraestructuras de transporte Abertis. En cualquier caso, Huguet comentó que "se trataría de una cofinanciación hecha a medida", aplicada a aquellas acciones promocionales relacionadas con el segmento de mercado en que opera cada empresa o institución. Así, Caixa Catalunya podría cofinanciar "la presencia en ferias especializadas en turismo de naturaleza", ya que gestiona una red de parques naturales a través de su Fundación Territorio y Paisaje. En el caso de 'La Caixa', la Generalitat aspira a que contribuya a financiar la promoción cultural catalana, un segmento turístico que ha crecido un 50% entre 1998 y 2000. MODELO DE CiU "CRITICABLE" El conseller aseguró que "venimos de un modelo de recursos públicos gestionados de forma criticable" por la anterior Generalitat de CiU, aunque matizó que no se refería a una "gestión fraudulenta" de los fondos, en relación al 'Caso Turismo'. Según Huguet, "al no tener política" turística, los fondos se repartían "tanto a quienes tenían buenas ideas como de bombero, con un encaje cero en un modelo de país". En su intervención ante un auditorio empresarial, Huguet advirtió que "estamos atrapados entre los destinos maduros, que apuestan por la identidad" para seguir creciendo, "y entre los destinos emergentes que ofrecen sol y playa a precios baratos". Por ello, apostó por un "trinomio" de "calidad, identidad y especialización" de las diferentes marcas turísticas bajo el paraguas de la marca Cataluña, hasta ahora "mal posicionada" y "desconocida". Para Huguet, Cataluña tiene "una gran capacidad de crecimiento" turístico "fuera de temporada, como demuestra la ciudad de Barcelona", que atrae a la mayoría de los visitantes. PLANIFICACIÓN TERRITORIAL El consejero argumentó también la necesidad de "planificar el territorio" para evitar un "crecimiento anárquico" que "mate la gallina de los huevos de oro" del paisaje. "No podemos seguir un modelo a la californiana o a la madrileña de urbanizaciones difusas", aseguró. En esta línea, afirmó que "la mejor noticia para el turismo de los últimos 25 años" en Cataluña han sido las recientes aprobaciones del Plan Director Urbanístico del sistema costero, que preserva una gran franja del litoral, de los planes directores urbanísticos del Empordà y de Pirineo-Val d'Aran, así como la Ley del Paisaje. DESARROLLAR IMPUESTOS EXISTENTES Huguet se refirió finalmente a los problemas de financiación de los ayuntamientos, que castigan especialmente a los municipios turísticos. El consejero advirtió de que, "antes de crear nuevas figuras impositivas", como podría ser la ecotasa o la tasa de pernoctación, "hay que explorar al máximo las que ya tenemos". De esta forma propuso ceder a los municipios "parcelas de impuestos en función de su población flotante o de su capacidad de generar riqueza". Igualmente, considera que "el IBI tampoco se ha explorado" como instrumento recaudatorio, ya que "hay municipios de la costa", con abundantes segundas residencias y "un IBI inferior a los del interior, lo que no tiene ningún sentido". 

Más sobre Innovación