Diario 5451 11.12.2018 | 23:46
Hosteltur: Noticias de turismo
Por hosteltur-np-100, en Innovación

El Palacio de Congresos de Palma se hará en el Moll Vell o en las cercanías de Gesa

19 noviembre, 2003

El Palacio de Congresos de Palma se ubicará en el Moll Vell, en los aledaños del popular bar Varadero, o en los solares anexos a la sede de Gesa. Esta segunda opción parece tener más fuerza, por cuanto su impacto visual sería menor. Así lo confirmaron a este diario ayer fuentes del Govern balear y el Ayuntamiento de Palma, que no quisieron adelantar nada más sobre cuándo se ejecutará un proyecto por el que viene suspirando toda la clase empresarial de las islas. La administración balear no se ha decantado de momento por ninguna de las dos ubicaciones ni ha dicho nada sobre la financiación del proyecto. A este respecto, en la mañana de ayer, Rodrigo de Santos, concejal palmesano de Urbanismo, confirmó a los medios de comunicación que esta instalación estaría en la zona de la futura fachada marítima de Palma, cercana al centro histórico de la ciudad, sin especificar dónde, «para aprovechar el legado histórico de la capital balear como valor añadido para visitantes y congresistas», dijo. De Santos sólo se atrevió a concretar a la prensa que el lugar elegido estaría, por tanto, entre el Moll Vell y la actual sede central de la compañía Gesa-Endesa en el Polígono de Levante. «Es una infraestructura con un atractivo turístico que tiene que tenerse en cuenta a la hora de elegir su destino más favorable, que debe ser lo más próximo posible al centro de Palma», apuntó en rueda de prensa Rodrigo de Santos. El regidor compareció ante los medios acompañado del vicepresidente del Consell de Mallorca, Miquel Nadal, para explicar las repercusiones urbanísticas para la capital balear del futuro Plan Territorial que definirá el futuro urbanístico de Mallorca. En el se incluyen las principales infraestructuras viarias y urbanísticas, entre ellas, el Palacio de Congresos que el plan ubica en Palma, aunque dejando en el aire dónde, y haciendo la advertencia de que su ejecución queda pendiente de un estudio de su viabilidad «en función del análisis de la demanda y de la oferta complementaria de la isla», algo que desde todos los sectores económicos de Baleares se da por descontado, «y de la definición de su modelo de gestión y financiación». A la gran atracción que supondría para el venerado turismo de calidad, vendría a añadirse el hecho de que su apertura supondría, de hecho, la primera apuesta seria desde la Administración por romper la estacionalidad turística de Mallorca. La elección de la fachada marítima de Palma para la ubicación de Palacio de Congresos es una opción que estaba en la boca de todos los grandes empresarios turísticos de Mallorca. De hecho en la pasada World Travel Market de Londres, el presidente de Sol Meliá, Gabriel Escarrer, destacó que el Palacio de Congresos de Baleares debería estar en la Bahía de Palma, e incluso, recomendaba que fuese una instalación emblemática. Por ello Escarrer, se decantaba porque su diseño le fuese encargado a arquitectos de reconocido prestigio internacional, como Santiago Calatrava o Norman Foster. En estos momentos la Autoridad Portuaria de Baleares, presidida por Joan Verger, tiene sobre la mesa un plan de reordenación y ampliación de las instalaciones porturarias en un total de 57.000 metros cuadrados, tal y como adelantó este diario el pasado 2 de noviembre. Tras conocerse que el vetusto Moll Vell podría albergar la que va a ser la instalación estrella de la industria turística de Baleares, los técnicos de Autoridad Portuaria deberán estar a las expectativa. La idea inicial de la dirección del Puerto de Palma era la de ampliar hasta el 2005 la superficie del puerto en 57.800 metros cuadrados en la explanada sur de los muelles comerciales. Para ello se destinaría para el próximo año ocho millones de euros dentro de un total de 19,5 millones de euros previstos para esta reordenación. Todo el plan y el paquete de medidas que le acompañan ya han sido aprobados en el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Baleares y la actuación incluiría la ubicación de la estación marítima en los muelles comerciales. Esta última posibilidad supondría una inversión para el 2006 de 10,2 millones de euros . La ampliación del Puerto de Palma es, en estos momentos, una necesidad imperiosa, ya que los muelles comerciales de los puertos deben contar ahora con una fórmula mixta: las navieras tienen que dar al mismo tiempo servicios de mercancías y de pasajeros. Todo ello juega en contra del Moll Vell como ubicación del Palacio de Congresos. Dentro del plan de reforma se contempla la reordenación del Moll Vell con el fin de integrar esta parte olvidada y degradada de Palma en la ciudad. Por ahora sólo se ha utilizado de aparcamiento y parada del popular 'botellón', unos usos nada adecuados para el futuro. (I.R., diario El Mundo-El Día de Baleares, 19/11/03) 


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.