Hosteltur: Noticias de turismo
Por Comunicación FETAVE, en Distribución UMAV y AEMAV reclaman al Ayuntamiento de Madrid una línea urgente de colaboración institucional para poner en marcha un plan de apoyo real a este sector

El Ayuntamiento de Madrid ignora a las agencias de viajes

Censuran que hayan sido ignoradas en la elaboración del Plan Estratégico de Turismo 2020-2023 y desaprueban las últimas actuaciones de Destino Madrid y la nueva ordenanza de movilidad 17 septiembre, 2021 (09:49:45)

Las asociaciones de viajes de Madrid creen que la actuación del Ejecutivo presidido por Almeida, lejos de ayudar con acciones de apoyo efectivas, ningunea a las agencias e incluso toma decisiones contrarias a los intereses legítimos

El Proyecto Forward MAD, la iniciativa para impulsar Madrid como destino del turismo de lujo, arrincona al canal y directamente se olvida del conocimiento experto de los agentes de viajes

Madrid, 17 de septiembre de 2021.- La Unión Madrileña de Agencias de Viajes (UMAV) y Asociación Empresarial Madrileña de Agencias de Viaje (AEMAV), que en conjunto agrupan a la práctica totalidad de las agencias de viajes de Madrid, demandan al Ayuntamiento de la capital una línea urgente de colaboración institucional para poner en marcha un plan de apoyo a este sector.

Ambas entidades consideran que las medidas de apoyo son insuficientes, apenas circunscritas a la bonificación del 25% IBI e IAE, 50 % en casos especiales, y están muy alejadas de las necesidades reales del sector, con bajadas de más del 80% de facturación y con más del 40% de sus trabajadores todavía en ERTE. En este sentido recuerdan también los datos del Observatorio Regional publicados recientemente por BBVA Research (tercer trimestre de 2021), que indican que la capital se encuentra a nivel nacional en la cola de la recuperación del gasto de turistas tanto nacional como extranjero.

En opinión de estas entidades, “en esta calamitosa situación resulta indignante que se intente convencer que se hace algo cuando en realidad no se hace nada, y si hay que compararse con alguna ciudad, hágase con Santiago de Compostela, Bilbao, Logroño, Pamplona, o, incluso en la propia Comunidad de Madrid, con Boadilla o Aranjuez por no citar más casos que, en mayor o menor medida, han intentado apoyar a las agencias ya sea mediante alguna ayuda directa o la puesta en marcha de programas de bonos turísticos canjeables en agencias de viajes. En la ciudad de Madrid, hasta el momento seguimos a la espera”.

Además, lejos de apoyar a este canal con medidas efectivas y ayudas directas por parte del Ayuntamiento, estas asociaciones creen que la actuación del Ejecutivo de la capital y de sus responsables ningunea a las agencias y adopta decisiones contrarias a los intereses legítimos de las agencias y al papel estratégico que desempeñan para la ciudad de Madrid.

Así, critican, por ejemplo, la actuación de Destino Madrid, una entidad que está promoviendo actividades que entran en competencia con las agencias de viajes, copiando productos y rutas creadas para que puedan ser comercializadas en las oficinas de turismo de la capital a precios “low cost” inasumibles para cualquier agencia de viajes como consecuencia de su subvención con los impuestos.

Las entidades representativas del sector piensan igualmente que el Plan Estratégico de Turismo 2020-2023, lanzado por el Ayuntamiento de Madrid en mayo, ha ignorado en su elaboración y redacción a las agencias de viajes y a sus representantes, con lo que no han podido participar y aportar sus ideas, a pesar de ser verdaderas profesionales y expertas en turismo receptivo.

De igual forma, entienden que las agencias han sido olvidadas en el Proyecto Forward MAD, la iniciativa puesta en marcha por el Ayuntamiento de Madrid y Turespaña, por lo que, a pesar de su especialización, no podrán contribuir con su conocimiento experto a impulsar Madrid como destino del turismo de lujo.

UMAV y AEMAV también censuran la nueva ordenanza de movilidad de la ciudad de Madrid, que no permite la entrada de autobuses al centro de la capital, lo que supone un veto --a su juicio-- para que las agencias de viajes puedan organizar visitas panorámicas en autocar, así como traslados en estos de turistas y otros colectivos perjudicando a los hoteles situados en esa zona de Madrid y la calidad del servicio ofrecido a los visitantes alojados en ellos. En cambio, sí permite el paso a la concesión privada que realiza el servicio de bus turístico en la ciudad. En opinión de ambas agencias esto puede suponer un ataque a la libre competencia y reclama la intervención de la CNMC.