Diario 2173 10.12.2019 | 16:33
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Unos 200 trabajadores dicen que no dan abasto con la vigilancia frente a los maleantes

Los empleados del Louvre cierran el museo agobiados por los carteristas

La dirección muestra su "apoyo total" y asegura que avisó a las autoridades del problema 11 abril, 2013

"Importante. Por circunstancias excepcionales, el museo está actualmente cerrado. Pedimos disculpas a nuestros visitantes, y les mantendremos informado de la hora de reapertura". Con ese mensaje recibe la web del Museo del Louvre a quien teclee su dirección en Internet.

Afuera, cerradas hasta nuevo aviso las puertas de la pinacoteca más visitada del mundo —10 millones de visitantes al año— debido a la protesta de los agentes de seguridad, que dicen que no dan abasto ante el recrudecimiento, desde hace meses, de los robos perpetrados por carteristas.

Un millar de agentes trabaja en la pinacoteca, de los que la mitad está presente a diario.

Los empleados del Louvre cierran el museo agobiados por los carteristas

Unos 200 empleados del Louvre ha decidido ejercer su derecho a no permanecer en su puesto de trabajo, al tiempo que una delegación de los vigilantes fue recibida por la dirección. Los representantes manifestaron "su preocupación por el recrudecimiento de los robos y de las consecuencias que tiene en sus condiciones laborales" la proliferación de carteristas", explicó el museo en un comunicado.

Un empeoramiento que corrobora la empleada y sindicalista Sophie Aguirre: "Desde hace un año y medio son más violentos y actúan más organizados".

Uno de sus colegas relató el caso de una sala que tuvo que ser evacuada un domingo por los estragos causados por una pareja de rateros.

Después, el Ministerio de Cultura recibió a los representantes de los trabajadores e informó que la ministra, Aurélie Filippetti, va a hablar inmediatamente con su colega de Interior, Manuel Valls, "con el fin de poner en marcha un dispositivo de seguridad adaptado a esta situación inaceptable, y medios policiales adicionales en el exterior del museo".

La ministra Filippetti tratará también de "sensibilizar al Ministerio de Justicia respecto a las denuncias" presentadas tanto por los guardias del museo como por los visitantes, muchas de las cuales han quedado archivadas.

La dirección informó de que tiene al menos 150 quejas de particulares que se han visto afectados por este tipo de robos. El problema en uno de los museos más visitados en el mundo se profundizó en los últimos meses, cuando comenzó a alertar a los millones de visitantes que presten atención a sus efectos personales.

Los empleados del Louvre cierran el museo agobiados por los carteristas

Los carteristas están "cerca de las entradas, a la salida del metro Palais Royal- Museo del Louvre, y en el propio museo, están en todas partes y ni siquiera se esconden", explicó un empleado al diario Metro. Detalló que los ladrones "entran en las salas y roban de los bolsillos o los bolsos de los visitantes". A ello se añaden "insultos, escupitajos y amenazas" a los empleados.

La dirección señaló que muestra "su apoyo total" a los vigilantes, e insiste en que "ha avisado desde hace meses a los poderes públicos" que "tiende a agravarse" las circunstancias pese a las medidas que se han puesto en marcha. Así que hoy, La Gioconda no tienen quien la admire.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.