Diario 1983 19.03.2019 | 15:49
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. FEHGRA hace hincapié en la pérdida de rentabilidad y competitividad del sector

La capacidad ociosa en hoteles de Argentina fue del 65% en 2018  

Hoy en el país hay más plazas informales que registradas 23 febrero, 2019

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) de Argentina publicó el jueves que en 2018 se habían registrado menos viajeros hospedados que el año anterior pero con más pernoctaciones, aunque de todos modos la ocupación en establecimientos hoteleros y parahoteleros apenas había llegado al 34,77%. Ante esos resultados oficiales la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) resaltó que hubo una “capacidad instalada ociosa del 65,23%” lo cual deja en evidencia la “disminución de la rentabilidad y la competitividad” de la actividad. Pidió al gobierno que se legisle contra la competencia no registrada y recibir beneficios como PYMES.

Las autoridades de FEHGRA sostuvieron que “desde los últimos años el sector sobrelleva la disminución de la rentabilidad y la competitividad, con la imposibilidad de pasar los costos fijos y reales a las tarifas”, haciendo hincapié en el “esfuerzo” de los empresarios, que pese a la situación económica siguen abriendo sus puertas los 365 días del año e intentan mantener el empleo. Hoy la Federación representa a 15.000 establecimientos hoteleros y 35.000 locales gastronómicos que juntos suman 500.000 puestos de trabajo.

Para ejemplificar la pérdida de rentabilidad, FEHGRA dio datos concretos: comparando enero de 2018 con igual mes de 2019, el índice de inflación fue 49.3%, y el sector hotelería y gastronomía subió sus precios en un 40,10%, según datos del INDEC, es decir, “perdió contra la inflación 9 puntos porcentuales, que impactan nuevamente en la rentabilidad”. Y suman también que el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE), arrojó que en noviembre 2018 -comparado con 2017- la actividad en hoteles y restaurantes cayó un 5.2%.

Los hoteleros sostuvieron que se están manejando “con cautela en la fijación de precios”, resistiendo la actual restricción del consumo, para poder seguir ofreciendo empleo genuido. A su vez, plantearon que, en el actual contexto, el esfuerzo del empresario también implica asumir los costos laborales, los incrementos de los servicios públicos, la fuerte presión impositiva y la falta de financiamiento.

Más allá de la devaluación que afectó el bolsillo de los argentinos y derivó en un freno en el consumo –comenzando por el ocio-, lo que también viene afectando al negocio hotelero es la competencia desleal. Según datos de FEHGRA en Argentina hay 432.562 plazas hoteleras registradas y 487.847 plazas informales. Por lo que están pidiendo “la sanción de la legislación adecuada para que todos los prestadores de alojamientos turísticos tengan idénticas obligaciones y derechos”.

El sector hotelero-gastronómico en Argentina está integrado en un 90% por establecimientos PYMES que, según FEHGRA, “siguen esforzándose, sin especulaciones, gestionando con calidad, y renovando la confianza en el país”, por lo que en las últimas semanas han vuelto a pedir apoyo por parte del Estado Nacional. Primero requiriendo que no se les incrementen las tasas por intereses resarcitorios y punitorios y luego solicitando recibir beneficios sobre cargas patronales como se anunció para el sector agrícola e industrial.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.