Diario 2116 22.09.2019 | 00:47
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Polémica por ingreso en Buenos Aires

Uber permite “eludir regulaciones innecesarias o de muy baja eficacia”

Informe del Instituto para el Desarrollo Social Argentino destaca mayores ingresos para choferes 18 abril, 2016

Los conductores que trabajan para Uber ganan más que en un taxi, afirma un estudio del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA) que recomienda al Estado que “en vez de poner trabas a la innovación, debería concentrarse en promover su incorporación, facilitar la transición y generar condiciones para que todos puedan aprovecharla”.

Como sucede en cada ciudad donde la plataforma de transporte Uber comienza a operar, las reacciones del gremio de los taxistas y de las autoridades no se hacen esperar. En Buenos Aires se interpuso un recurso judicial para detener la operación de la aplicación, pero el gobierno de la ciudad no tiene cómo ponerlo en práctica, mientras que la empresa estadounidense afirma que le ampara la Ley de Comercio y Servicio y que no ha sido prohibida ni bloqueada. Ver: Uber opera en Buenos Aires a pesar de orden judicial para que no lo haga

En este sentido, el informe de Idesa menciona que “la experiencia en otros países muestra que las resistencias de los taxistas son naturales pero difícilmente eviten usar una tecnología que permite brindar un servicio de más calidad a menor precio y, además, es fuente de muchas e interesantes oportunidades laborales”.

El Instituto para el Desarrollo Social Argentino es un centro de estudios independiente y sin fines de lucro, especializado en la temática del mercado laboral; el sistema educativo y de capacitación laboral; la seguridad social; el sistema de salud y la asistencia social. Las investigaciones están centradas en las políticas públicas vinculadas con el desarrollo social de la República Argentina y el resto de los países latinoamericanos.

Gráfico de remuneración. Fuente: Idesa. CLICK PARA AMPLIAR
Gráfico de remuneración. Fuente: Idesa. CLICK PARA AMPLIAR

El análisis de la experiencia del ingreso de la empresa en otras ciudades ayuda a mirar con objetividad este tema sensible y polémico, indica el informe, mencionando que, según un estudio realizado sobre los conductores que trabajan gracias a la app de Uber en varias ciudades de los EEUU aparece que:   

  • El 80% de los choferes asociados a UBER tiene otro empleo.
  • El 50% le dedica al trabajo conseguido en UBER menos de 15 horas semanales
  • La remuneración horaria promedio en UBER es un 50% superior a la de un taxista.

“Es probable que la reducción de costos más importante surja porque Uber permite eludir  regulaciones innecesarias o de muy baja eficacia”, indica el informe de Idesa. Es que “operar un taxi en la Ciudad de Buenos Aires implica cumplir con una serie de trámites burocráticos y pagar una licencia costosa que brinda el beneficio de disfrutar de un monopolio”.

Entonces, si el dueño de la licencia contrata a un chofer “se le aplican cargas sociales que reducen el ingreso del trabajador y aumenta los costos del servicio”.

En comparación, “el éxito de Uber se basa en establecer un mecanismo más eficiente de organización del transporte urbano, que elude regulaciones innecesarias y genera beneficios a los usuarios y a los trabajadores del sector”.

Los taxistas denuncian competencia desleal y sostienen que la empresa no abonó el costo de la licencia estatal para transportar pasajeros. También reclaman que no se cumple con la legislación laboral, no se pagan cargas sociales, ni se somete a las regulaciones y trámites que estipula la Ciudad de Buenos Aires para los taxis.  

“¿Cómo se explica que se pueda dar un mejor servicio, a precios más bajos y generando una remuneración más alta a quien lo provee? Parte, es un derivado de la eficiencia que permite el uso de la tecnología. Influye la fluidez para conectar oferta y demanda y posibilitar el pago electrónico. Otro punto clave son los controles de los usuarios sobre los choferes que, con Uber, son mucho más eficaces y baratos que los que hace el Estado sobre los taxistas. A esto se agrega la ventaja de que los choferes pueden, a través del aplicativo, registrar los pasajeros conflictivos, delictivos o riesgosos, controles que en el sistema tradicional no son posibles”, destaca el estudio.

El Idesa concluye que “las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires no deberían sumarse a las resistencias de los taxistas sino buscar alternativas para que ellos también se modernicen”.

Ver el informe completo en pdf adjunto


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.