Diario 2091 18.08.2019 | 05:45
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Subasta de activos este miércoles

Tarifas aéreas suben 14% en Brasil tras quiebra de Avianca Brasil

Expertos reclaman "más inversiones y menos monopolio" en el sector aéreo brasileño 8 julio, 2019
  • La repentina disminución de la oferta aérea en Brasil ha impactado en los precios y servicios ofrecidos por las compañías, dice ANAC
  • Con la salida de Avianca "los precios suben y las 3 principales aerolíneas restantes pueden imponer las reglas que quieran", dice analista
  • Este miércoles 10 de julio será subastada una parte de los activos de Avianca Brasil que incluye slots y permisos de rutas

El precio promedio de los pasajes aéreos en Brasil aumentó 14% desde que Avianca cancelara miles de vuelos desde abril y suspendiera sus operaciones, según un sondeo realizado por portales de venta de pasajes por internet. Este miércoles 10 se realizará la subasta de una parte de sus activos, un proceso envuelto en la polémica y que ha provocado la salida de Azul de la asociación de aerolíneas ABEAR.

Con Avianca Brasil en proceso de quiebra desde diciembre, el sector de la aviación brasileña, uno de los mercados con mayor tráfico aéreo en el mundo pasó a contar con tan solo tres aerolíneas principales, una contracción en la competencia que ha provocado un aumento del precio de los pasajes.

El precio promedio de los tickets aéreos aumentó 14% desde que Avianca comenzara a desaparecer del mercado, según un sondeo realizado por portales de venta de pasajes por internet y consignado por EFE.

Avianca Brasil, antiguamente llamada OceanAir y que es una compañía independiente de Avianca Holdings S.A., se acogió a la ley de quiebras y acumula unas deudas por más de 1.000 millones de reales (260 millones de dólares), que le acarrearon varias demandas en los tribunales y la llevaron a realizar una subasta de parte de sus activos, prevista para el próximo miércoles.

"Con la salida de una competidora, en ese caso Avianca, los precios de los pasajes suben y las tres principales aerolíneas restantes pueden imponer las reglas que quieran", indicó a EFE el profesor del centro de estudios económicos Fundación Getúlio Vargas, Ulysses dos Reis. Ver: Azul y Gol se lanzan acusaciones en disputa por slots

Datos de la Agencia Nacional de Aviación Civil (Anac) muestran que, en los primeros cinco meses de 2019, Gol, Latam y Azul fueron responsables de más del 90% de los embarques en vuelos domésticos, mientras que Avianca respondió por un 8%, y las demás aerolíneas por menos del 2%.

Reis resaltó que el aumento de las tarifas "es solo la punta del iceberg", pues la falta de competencia perjudica el libre mercado y tiene "un efecto cascada en toda la economía del país".

La salida de Avianca Brasil del mercado provocó que la ruta entre Sao Paulo y Río de Janeiro, la cuarta con más movimiento del mundo, quedara concentrada en dos operadores, GOL y LATAM Brasil. Azul reclama su derecho a obtener los slots de Avianca Brasil que le permitan entrar en esta ruta pero sus competidoras rechazan esta posibilidad.

Pese al permiso de las autoridades brasileñas para la entrada de compañías extranjeras en el mercado de capitales local, como Air Europa, "poca cosa cambiará si no se producen más inversiones y la quiebra de los monopolios".

El superintendente de Acompañamiento de Servicios Aéreos del regulador aéreo Anac, Ricardo Bisinotto Catanant, explicó a Efe que la "salida abrupta" de Avianca Brasil ha provocado una repentina disminución de la oferta, que, consecuentemente, ha impactado en los precios y servicios ofrecidos por las compañías.

No obstante, Catanant evaluó que las políticas neoliberales puestas en marcha por el gobierno de Jair Bolsonaro podrían "incentivar" y "fomentar" la entrada de nuevas compañías en Brasil y, así, "ampliar la competencia" y regular el mercado.

Del avión al bus

"Air Europa fue la primera que solicitó entrar en el país y hay otros grupos interesados. Eso permite una mayor competencia y la entrada de otras empresas es anhelada por nosotros", dijo el superintendente.

Pero la subida en los precios de los billetes hizo que muchos brasileños migraran del aire hacia otros tipos de transporte, como el terrestre.

Según señaló a Efe la consejera de la Asociación Brasileña de las Empresas de Transporte Terrestre de Pasajeros (Abrati), Leticia Sampaio Kitagawa, el número de viajeros que sustituyó el medio aéreo por el terrestre aumentó un 12% entre enero y junio de 2019 y, en algunas rutas específicas, ese incremento fue de hasta un 16%.

Sin embargo, el avión sigue ganando al autobús: en 2018, 93,6 millones de pasajeros ocuparon los asientos de las aeronaves para desplazarse dentro del país, frente a los 50 millones de pasajeros que optaron por los autobuses en el mismo periodo. EFE


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.