Diario 2321 05.07.2020 | 13:47
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Crisis por coronavirus

Brasil aportaría más de US$ 1.000 millones para salvar a Latam, Gol y Azul

El Bndes está negociando con las compañías una línea de crédito de hasta R$ 2.000 millones (casi US$ 380 millones) cada una 28 mayo, 2020
  • Latam Brasil, Gol y Azul están trabajando con el Gobierno en distintas vías de apoyo para evitar quiebras
  • Tres aerolíneas de Brasil negocian con el banco de fomento Bndes una línea de hasta R$ 2.000 millones (casi US$ 380 millones) cada una
  • Latam Brasil manifestó su interés en la propuesta del Bndes, pero descartó que se haya llegado a un acuerdo

Tras hacerse pública la decisión de Latam Airlines de acogerse al Capítulo 11 en EEUU y con el antecedente de la quiebra de Avianca Brasil, el Gobierno brasileño analiza un paquete de ayuda financiera para Latam Brasil, Gol y Azul, las tres principales compañías del país, sumidas en una severa crisis como consecuencia de la pandemia. Las tres negocian con el banco de fomento Bndes una línea especial de hasta R$ 2.000 millones (casi US$ 380 millones) cada una.

Según la Asociación Brasileña de Empresas Aéreas (Abear), el sector aéreo brasileño ha registrado una caída del 92% en el tráfico doméstico y del 100% en el internacional, como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

Así, las proyecciones que el sector hacía al comenzar el año, de un crecimiento de entre el 6% y el 9%, han quedado en el olvido, sin que se pueda precisar cuál será el impacto definitivo de la crisis.

A la fecha, Brasil es el segundo país del planeta en cantidad de casos positivos del COVID-19, con casi 400.000 contagiados y unos 25.000 fallecidos, y números lejos de estar en descenso.

Gol admitió la existencia de las negociaciones, pero aseguró que eso no implica aceptar los términos propuestos por el Bndes

En ese contexto, y aunque el Gobierno autorizó la puesta en marcha de vuelos de cabotaje bajo estrictos protocolos, sus principales compañías aéreas se encuentran en serias dificultades financieras.

Efectivamente, Latam Brasil, Gol y Azul están trabajando con el Gobierno en distintas vías de apoyo para evitar quiebras, tal como ya pasó con Avianca Brasil, o procesos de “reestructuración” como el que inició esta semana Latam Airlines en Estados Unidos.

Una de las alternativas en las que se trabaja es la constitución de una línea de crédito especial a través del banco estatal de fomento brasileño, el Bndes, que abrió una mesa de negociación con las tres empresas, la cual podría alcanzar los R$ 2.000 millones (casi US$ 380 millones) cada una

Según se informó, Latam Brasil manifestó su interés en la propuesta del Bndes, pero descartó que se haya llegado a un acuerdo, dado que continúan las negociaciones, en un momento delicado para su casa matriz.

Tal como lo contó HOSTELTUR, Latam Airlines se acogió a la ley de quiebras en Estados Unidos, pero no incluyó en el proceso a sus filiales de Argentina, Paraguay y Brasil, donde sigue en conversaciones con el banco de fomento.

El Gobierno brasileño busca evitar que Latam Brasil corra la misma suerte de Latam Airlines

“La empresa espera cerrar las negociaciones en breve y cree en soluciones que atiendan a todos, pero que respeten las características de cada compañía”, explicó LATAM Brasil en un comunicado enviado a la agencia EFE

Por su parte, Gol recalcó que la confirmación de las conversaciones con el banco de fomento "no representa la aceptación de los términos propuestos por el Bndes y por el sindicato de bancos, los cuales serán objeto de discusiones y negociaciones entre las partes”.

Azul, en tanto, prefirió no manifestarse al respecto, aunque precisó que "continúa en conversaciones y negociaciones sobre la propuesta del Gobierno".

En ese escenario, la agencia de calificación de riesgo Fitch resaltó recientemente la importancia de las negociaciones de las aerolíneas con el Bndes, en medio de la "incertidumbre elevada sobre la magnitud y la duración de la erosión de flujo de caja durante los próximos 12 meses".

Azul ya reinició sus vuelos de cabotaje, pero su situación financiera es compleja

"Esta entrada de efectivo es una consideración crediticia clave en este momento, y cualquier retraso importante o el no llegar a un acuerdo podría dar lugar a acciones de calificación adicionales", señaló Fitch.

Pese a ello, el presidente de Abear, Eduardo Sanovicz, aseguró que el sector entró en la crisis del coronavirus con una "buena musculatura", fortalecida tras la salida de Avianca Brasil, pero precisó que su recuperación dependerá de una conjunción de factores.

"Existen diferentes variables, como el tipo de cambio, el precio del queroseno, la estructura económica y cómo va a estar a disponibilidad de los pasajeros", aseguró.

Finalmente, el ministro de Infraestructura de Brasil, Tarcisio Gomes de Freitas, opinó que la línea de créditos en negociación podría ser una herramienta clave para aportar a la sostenibilidad de estos tres grandes jugadores aéreo. “Estoy seguro de que esa línea de crédito va a ser fundamental, un paso más en la ayuda gubernamental a las compañías de aviación”, concluyó el funcionario.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.