Diario 2398 20.10.2020 | 17:58
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición Latam. Temporada de verano en Sudamérica

Uruguay anunciará en menos de 10 días si abre o no al turismo extranjero

Decisiones sobre apertura internacional son esperadas por los prestadores de todo el país 7 octubre, 2020

El gobierno de Uruguay no dilatará más allá de la semana que viene, sobre el viernes 16 de octubre, los anuncios sobre cómo será -o no-el turismo internacional en la próxima temporada de verano. El ministro de Turismo, Germán Cardoso, dijo que es necesario contemplar los "márgenes necesarios" para "viabilizar ciertos planes de turismo en los que estamos trabajando".

¿Temporada de cruceros de MSC? ¿Corredores seguros? ¿Cuarentenas con seguimiento en hoteles autorizados? ¿Estadías con circuitos "burbuja" en ciertos destinos?

Estas son algunas de las varias propuestas relacionadas a la actividad turística que están en la mesa del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) de la Presidencia de Uruguay.

Ministro Germán Cardoso en una entrevista vía Zoom con estudiantes de turismo
Ministro Germán Cardoso en una entrevista vía Zoom con estudiantes de turismo

Algunas de las alternativas a estudio sobre la reactivación del turismo internacional fueron hechas llegar por asociaciones sectoriales o empresas, buscando la viabilidad de su actividad tras ya siete meses de paralización.

Otras son elaboradas por el propio grupo de científicos, junto a las autoridades de Salud, Economía, Turismo y Transporte, además de la consulta con el propio presidente Luis Lacalle Pou.

La pregunta sobre "¿qué va a pasar con el turismo, con la temporada de verano?" se ha hecho una fija en cada aparición pública del presidente Luis Lacalle Pou

Y la respuesta ha sido que están siendo estudiadas diversas alternativas, que dependen de las condiciones sanitarias de Argentina y Brasil -suman hasta 85% de los turistas anuales-; que se está observando con atención lo que ha sucedido en Europa con la temporada de verano y lo que ocurre hoy a nivel de contagios; que la salud de los uruguayos es lo más importante.

Esas posibilidades que se encuentran a estudio incluyen la decisión (o no) de abrir las fronteras a turistas de la Unión Europea, que sería posible mediante los vuelos regulares ya restablecidos con Madrid. Hoy los pasajeros que pueden ingresar al país deben estar incluidos en alguna de las nueve categorías especiales autorizadas, ningunas de ellas para hacer turismo.

La decisión de abrir al turismo requeriría cambiar la declaración de emergencia sanitaria que está vigente desde marzo.

El sector empresarial, nucleado en la Cámara Uruguaya de Turismo, respalda propuestas de sus asociaciones y aguarda expectante la decisión del gobierno.

Autoridades públicas y privadas proponen y discuten alternativas
Autoridades públicas y privadas proponen y discuten alternativas

En todo caso, el turismo interno no compensará el cierre de fronteras, afirman, aún considerando un posible derrame al sector local de buena parte del gasto que los uruguayos no realizarán en el exterior: fue de US$ 1.200 millones en 2019.

En un Zoom con estudiantes de turismo, el ministro destacó que han sido exitosas las reaperturas a nivel local, destacando el proceso en los complejos termales.

"No ha habido un solo contagio en las termas, y en muchas ocasiones se completó el aforo en los parques públicos por lo que debieron cerrarse las puertas"

Un seguimiento semanal de la evolución de los destinos locales muestra corrientes turísticas fuertes en lugares no tradicionales como el departamento de Flores.

El subsecretario Remo Monzeglio había dicho la semana pasada a HOSTELTUR que "Uruguay está siendo mirado por todo el mundo porque es uno de los poquísimos países donde tenemos todo el turismo interno funcionando, somos ejemplo porque tenemos el turismo termal, que dio mucho trabajo llegar a la apertura".

Ver: El camino del medio que proponen en Uruguay

Monzeglio hizo referencia a los "nueve casos por los que se puede ingresar hoy a Uruguay" y apuntó que lo que se está discutiendo es la posibilidad de habilitar "una décima categoría, correspondiente a alguna modalidad de turismo donde personas con determinadas características y cumpliendo ciertas medidas puedan ir ingresando a nuestro país, antes del 15 de diciembre".

"Cualquier persona que ingrese hoy debe venir con un PCR negativo con máximo de 72 horas y hacer siete días de cuarentena que en estos momentos no es controlada, depende de cada uno", explicó.

Remo Monzeglio, subsecretario de Turismo
Remo Monzeglio, subsecretario de Turismo

"Lo que las gremiales están proponiendo es que esas personas que entren con PCR negativo y siete días de cuarentena sean totalmente controlados en los hoteles que están siendo homologados por el Ministerio de Turismo y el Ministerio de Salud".

Son distintas las opciones que se manejan, "sí estamos de acuerdo en que lo que rige hoy no será cambiado, lo que se puede hacer es agregar un componente respecto a la cuarentena controlada en un marco controlado".

"La realidad cambió, en Europa mismo, en lo que respecta a los viajes entre 'puntos sanos'. Ha habido un retroceso; acá no importa pensar de qué países va a venir la gente, y sí pensar que si alguien va a cruzar la frontera sean personas sanas, que nos den garantías y se cumpla esa cuarentena controlada".

Captar el "emisivo"

Juan Martínez, presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, dijo por su parte que "en un año se mueven en el país 800 millones de dólares por el turismo interno, y los uruguayos que viajan gastan en el exterior más de US$ 1.100 millones anuales, y estamos tratando de captar parte de ellos y que queden en el turismo interno".

"Puede ser una cifra importante", apuntó, "pero no es suficiente para la cobertura de todos los sectores de actividad ni para todos los destinos; el turismo interno no genera divisas, sí dinamiza la economía y logramos generar ejemplo, pero no son divisas para el Producto Bruto que es lo que se necesita".

"Muchos destinos, como Montevideo, dependen del turismo extranjero, el turismo de congresos y eventos empresariales que están sin actividad y es preocupante. Hay destinos y sectores que precisan la apertura de fronteras".

En Montevideo, particularmente, "mucha hotelería se está reconvirtiendo en oficinas, coworking, residencial de tercera edad", señaló.

Además de la reapertura, consideran que para los prestadores de todos los sectores es necesario "tener costos más baratos, tanto a nivel empresarial como que el Estado aporte, por ejemplo, el no cobro de IVA a los consumos turísticos y gastronómicos" para los turistas nacionales.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.